Historia blog Principal Arte Culturas

 
Indice
 
Capítulo anterior
 
II. Historia de Irán
II. Historia de Irán: de la prehistoria a la época meda
Introducción
Irán central, de Zandján a Isfahán
Irán occidental. Kurdistán y Luristán
Irán sudoccidental, Khuzistán
Sur de Irán, Fars
Irán sudoriental, Kermán, Beluchistán y Seistán
Irán nororiental y norte de Irán (Jurasán y Mazandarán)
Norte de Irán e Irán noroccidental (Gilán y Azerbadján)
II. Historia de Irán: de los aqueménidas al Islam
 
Capítulo siguiente

 

  II. Historia de Irán: de la prehistoria a la época meda  

Irán occidental. Kurdistán y Luristán

   
Página 1 Página 2
   
I: Tepe Guran, Sarab, Seh Ghabi
III: Tepe Giyan V
IV A: Tepe Giyan V B, Seh Ghabi (Godin Tepe X)
IV B: Tepe Giyan V C, Seh Ghabi (Godin Tepe IX), en Pusht-e Kuh: Parchinah y Hakalan
IV C: Tepe Giyan V D, Godin Tepe VI
IV D: Godin Tepe V
IV A-C: Godin Tepe IV; Tepe Giyan IV (2600-2000): IVA (2600-2400), IV B (2400-2300), IV C (2300-2000); Godin Tepe III; estilo Susa II y estilo Tepe Giyan IV en Luristán
VI: Tepe Giyan III (2000-1600), II (1600-1400), I A (1400-1300/1250), Godin Tepe III
VIII: Tepe Giyan I C

Tepe Guran se encuentra en la región central de los Zagros, al sur de Kermanshah, en el valle del río Hulailan. Aquí se han observado 18 estratos culturales consecutivos del Neolítico reciente. Las características generales son casas de barro con instalaciones interiores igualmente de barro, así como enseres toscos y sin decorar, junto a una gran diversidad de cerámicas de varios colores (8).

Luristán es una región montañosa situada en el centro de los montes Zagros, dividida en dos por la cadena montañosa de Kabir Kuh: Pish-e Kuh, más elevada y en la zona oriental, y Pusht-e Kuh, situada en la zona occidental («delante» y «detrás de la montaña», respectivamente) y habitada por los nómadas de las montañas. A partir de 1928, Luristán se hizo muy popular en Europa y los Estados Unidos debido a los numerosos «bronces de Luristán» (9) introducidos en el mercado de objetos de arte por ladrones de excavaciones. La datación de tales objetos robados se reveló insegura y difícil antes de que se llevaran a cabo excavaciones regulares en esta región.

Según las investigaciones realizadas entre 1969 y 1979 en la región de Pusht-e Kuh, en las necrópolis de Bani Surmah, Kallah Nisar y otros lugares, los «bronces de Luristán» más antiguos de la primera fase pueden datarse entre el 2600 y el 2400/2300. Según estos resultados arqueológicos (10), la segunda fase, caracterizada por bronces de formas diversas, se sitúa entre el 2400/2300 y el 2000 a. C; la tercera se encuentra en la Edad de Bronce reciente y media, hacia el 2000-1350/1300 y, finalmente, la fase cuarta en la Edad de Hierro I y la quinta en la Edad de Hierro II y III (11).

En Bani Surmah se descubrió una necrópolis con bóvedas falsas. Los sepulcros estaban cerrados con grandes bloques de piedra y las paredes revestidas con losas de piedra caliza. Son sepulcros colectivos con ricas ofrendas de armas, herramientas y joyas —cuando se trataba de mujeres—, que muestran una evidente similitud con las tumbas de los reyes de Ur y con el cementerio A de Kisch en la vecina Mesopotamia. En la necrópolis de Kallah Nisar, al noroeste de Bani Surmah, se encontró el grupo de bronces más antiguos y otros que pueden designarse como correspondientes a la segunda fase de los «bronces de Luristán».

En la necrópolis de Bard-i Bal, al sudeste de Ilam, se descubrieron setenta tumbas, quince de las cuales ya habían sido destrozadas por los ladrones de excavaciones. Estos «sepulcros» fueron datados entre 1100 y 750 a.C. y contienen bronces además de cerámica. Esta datación tan tardía en la Edad de Hierro II/III se explica por el hecho de que algunos de estos «bronces» eran de hierro. En Tepe Kalvali, al noroeste de Ilam, se abrieron 149 tumbas que contenían cerámica y objetos de bronce y de hierro de la primera mitad del siglo VII a. C.

Baba Jan, al sudoeste de Nehavend, en la parte oriental de Luristán, se compone de varias colinas, de las cuales se inspeccionaron el «East Mound» y el «Central Mound» (12). El lugar parece haber estado poblado desde el Neolítico reciente. Del período V, estrato 7 a-b, existe una cerámica tosca que pudo datarse como coetánea al período Uruk/Djemdet Nasr de Mesopotamia. Después del estrato 6 el asentamiento fue abandonado. El período IV, estratos 5-4, se encuentra entre finales del tercer y segundo milenios. Los períodos III A-I de la Edad de Hierro parecen haber sido los más significativos en este lugar: en el período III A, estrato 3, en el siglo IX a.C. se pobló de nuevo el lugar. En el siglo VIII a.C., estrato 2, sobre la colina este se edificó una fortificación con torres y un edificio más pequeño en la colina central. En la nave central de dicha fortaleza se encontraron pinturas murales y losas cuadradas de barro pintadas en rojo y blanco con diferentes motivos de cuadrados, las cuales, presumiblemente, se encontraban en un principio en el techo de la sala. También se halló una nave con columnas pintadas de rojo. Ambos edificios existieron sólo hasta inicios del siglo VII a.C., probablemente fueron incendiados (13) en una de las expediciones militares de Senaquerib (704-681) contra Elam y Ellipi (14). En el estrato 1, período III B-C, la fortaleza fue reedificada, aunque no concluida.
...continúa en la página siguiente

   
 
Indice
Página anterior Página siguiente
Arriba
Esta página existe gracias al mecenazgo del
Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén
 
 

Principal Contactar