Historia blog Principal Arte Culturas
 
Indice
 
Capítulo anterior
 
Indice Catálogo Piezas
Prehistoria
El arte aqueménida
Introducción
El período de Ciro el Grande (558-530 a.C.)
El período de Darío I (522-486 a.C.)
El período de Jerjes I (486-465 a.C.) y sus sucesores hasta Darío III (336-330 a.C.)
Galería de imágenes
El arte griego antes de la época parta
El arte en la época parta
El arte en el Imperio Sasánida
El arte al inicio de la época musulmana
Bibliografía
  III. Catálogo: el arte aqueménida  

Galería de imágenes

                       
Indice Figura 110 Figura 112 Figura 113 Figura 114 Figura 115 Figura 116 Figura 117 Figura 118 Figura 119 Figura 120
Figura 121 Figura 122 Figura 123 Figura 124 Figura 125 Figura 126 Figura 127 Figura 128 Figura 129 Figura 130 Figura 131 Figura 132
                       
111) Relieve mural: un etíope portando un colmillo de elefante
Persépolis (Fars, Sur de Irán)
S. VI-V a.C.
Piedra caliza; alt. 27,3 cm, anch. 36,8 cm, gr. 18 cm
Teherán, Museo Nacional, núm. inv. 2005 (núm. hallazgo 5)
Bibliografía: Sami 1958, placa no numerada
111) Relieve mural: un etíope portando un colmillo de elefante
111) Relieve mural: un etíope portando un colmillo de elefante

Este relieve es un fragmento del revestimiento del muro del ala oeste de la escalera norte (lado oeste de la escalinata de la Apadana) en Persépolis. Muestra la cabeza y el tronco de un portador de obsequios de la delegación de los etíopes. Su cabello rizado pegado a la cabeza refuerza su aspecto negroide. La cara finamente tallada muestra una perilla y unas patillas muy cortas. La vestimenta de este portador de obsequios va unida por una horquilla en el hombro, formando pliegues por delante y por detrás. El etíope lleva como obsequio para el rey aqueménida un colmillo de elefante sobre el hombro derecho. El marfil era muy apreciado como tributo. La vigésimo tercera y última delegación proviene de Etiopía (Schmidt 1953, 90), una región conquistada bajo el reinado de Cambises (Walser 1966, 100-102).

Las representaciones en la parte este de las escaleras de la Apadana, que se conservan casi completas in situ, nos permiten reconstruir mediante simetría especular la parte oeste, de cuyo principio, abajo a la derecha, proviene este fragmento. Allí el séquito de los portadores de tributos se compone de tres etíopes de baja estatura conducidos por un medo: el segundo hombre de la delegación lleva un recipiente con tapa; el tercero, un colmillo de elefante (considerablemente más largo y fino que el que lleva el etíope del fragmento; si esto se debe a la inexactitud de la representación o si en el relieve de la parte oeste se hace referencia a una raza de elefantes más pequeños, es algo que está por resolver) y sostiene una cuerda que está atada a la brida del animal que le sigue (imagen superior derecha). Si comparamos el animal aquí representado con el pequeño resto que queda en el fragmento que nos ocupa (sólo la parte anterior de la cabeza y un trozo de la rienda), este último se trataría de un ungulado con un cuello extraordinariamente largo (okapi: Schmidt 1953, 90, n. 162; jirafa: Walser 1966, 101 y sig.; ñu: Koch 1992, 114).

En Herodoto III, 97, no se menciona a los etíopes como un pueblo sujeto a tributo por parte de los persas, sin embargo, las tribus etíopes llevaban cada tres años un regalo a los persas en forma de oro sin acuñar, ébano y colmillos de elefante. Esta mención de Herodoto fue considerada como testimonio de que la representación de los pueblos de Persépolis no reflejaba un «inventario de tributos», sino una «felicitación de año nuevo» con regalos para el gran rey persa (Walser 1966, 101).

De los relieves de la vigésimo tercera y última delegación del ala oeste de la escalera norte (Schmidt 1953, il. 49 A) sólo se ha conservado in situ la parte inferior. En la fachada oeste y en la escalera este del palacio H de Artajerjes I también se representaron delegaciones de portadores de tributos, de los cuales, sin embargo, se han conservado e identificado tan sólo algunos pocos fragmentos, por lo que la pertenencia de este fragmento a la escalera norte de la Apadana es bastante probable, aunque no del todo segura. (E. B.)

   
 
Indice
Página anterior Página siguiente
Arriba
Esta página existe gracias al mecenazgo del
Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén
 
 

Principal Contactar