Historia blog Principal Arte Culturas
 
Indice
 
Capítulo anterior
 
Indice Catálogo Piezas
Prehistoria
El arte aqueménida
Introducción
El período de Ciro el Grande (558-530 a.C.)
El período de Darío I (522-486 a.C.)
El período de Jerjes I (486-465 a.C.) y sus sucesores hasta Darío III (336-330 a.C.)
Galería de imágenes
El arte griego antes de la época parta
El arte en la época parta
El arte en el Imperio Sasánida
El arte al inicio de la época musulmana
Bibliografía
  III. Catálogo: el arte aqueménida  

Galería de imágenes

                       
Indice Figura 110 Figura 111 Figura 112 Figura 113 Figura 114 Figura 115 Figura 116 Figura 117 Figura 118 Figura 119 Figura 120
Figura 121 Figura 122 Figura 123 Figura 124 Figura 125 Figura 126 Figura 127 Figura 128 Figura 129 Figura 131 Figura 132
                       
130) Cabeza de vacuno egipcio con inscripción jeroglífica
130) Cabeza de vacuno egipcio con inscripción jeroglífica
Persépolis (Fars, sur de Irán)
26ª dinastía, 664-525 a.C.
Bronce; alt. 18,4 cm, long. 21,4 cm
Teherán, Museo Nacional, num. inv. 2338
Bibliografía: Korostovtsev 1947, 127-131

Esta insólita res de bronce fue hallada en 1942 en la zona de la Apadana (sala de audiencias) de Darío I en Persépolis. Procede sin duda de Egipto y podría haber llegado a Persia a raíz de la conquista de aquel país por los persas durante el reinado de Cambises, cuando, por lo visto, se saquearon templos y palacios. Sobre un zócalo rectangular se alza una cabeza de vacuno de modelado naturalista cuyo cuello se prolonga hasta finalizar en una boquilla redonda y abierta. Los ojos se han confeccionado con gran cuidado y el cuerpo del vaso aparece pulido. Faltan los cuernos que debían ser de otro material; de las dos prominentes orejas, la izquierda está rota hacia la mitad. En el centro de la parte delantera del zócalo, cuya base está ligeramente retranqueada, discurre una línea de inscripción vertical con el título de un rey: «Buen dios, señor de ambos países, Wah-b-re, querido por Ptah, que viva eternamente». Por consiguiente, el bronce puede fecharse en la época de la 26ª dinastía (664-525 a.C.) y se realizó mucho antes de la fundación de Persépolis por parte de Darío I (h. el 510 a.C.). La denominación Wah-ib-re se encuentra documentada, referida tanto a Psamético I (664-610 a.C.), el fundador de la 26ª dinastía, como también a uno de sus sucesores, Apries (589-570 a.C.). No es posible decidir de forma irrebatible a cuál de estos dos reyes debe atribuirse esta pieza de bronce.

La iconografía de la cabeza de vacuno no permite determinar si la representación reproduce un ejemplar macho o hembra. Sólo las palabras «querido por Ptah» permite suponer que este bronce reproduce una cabeza de toro, pues el toro de Apis está estrechamente relacionado con el dios Ptah y su templo en Menfis. La funcionalidad de esta pieza de bronce no queda clara. Puede haber tenido tanto un uso profano como un uso religioso y de culto. Debido a los dos pequeños agujeros redondos en los costados del zócalo, a unos 2,5 cm por encima del borde inferior, puede decirse con seguridad que este bronce originariamente estaba colocado sobre una barra o similar y que se hallaba fijado a dicho elemento mediante una espiga transversal. Resulta imposible deducir si se trataba de un elemento sobrepuesto a una barra o si quizás formaba parte de un mueble. La interpretación de Korostovtsev, que lo supone un estandarte militar, resulta en cualquier caso poco convincente (Ch. H.).

   
 
Indice
Página anterior Página siguiente
Arriba
Esta página existe gracias al mecenazgo del
Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén
 
 

Principal Contactar