Carraclón, carracla y matraca

Carraclón

Instrumento idiófono compuesto por una caja de madera con dos mangos y una rueda dentada en contacto con una lengüeta, que al dar vueltas los mozos, resuenan como unos timbales destemplados produciendo un sonido seco y extraño de cierta intensidad percibiéndose a bastante distancia.

Carracla

Instrumento idiófono de madera, compuesto por un cuerpo rectangular con una lengüeta en el interior y una rueda dentada en un extremo provista de un mango que al girar acciona la mencionada lengüeta que produce un ruido seco y desapacible.

Matraca

Instrumento idiófono de madera compuesto por una tablilla con mango y por una o varias aldabas o mazos, que al agitarlo produce un sonido austero y brusco.


Notas:

  • Carraclones, carraclas y matracas tenían como función principal sustituir a las campanas en su lenguaje de toques y horas durante los días de Semana Santa.
  • El Carraclón y la Matraca que mostramos se conservan en buen estado y se encuentran en la sacristía-museo de la parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción en La Puebla de Alfindén.
  • Hay una antiquísima tradición, en la Iglesia Católica, por la cual las campanas enmudecen durante los días centrales de la Semana Santa, es decir desde el “Gloria” del Jueves Santo hasta el otro “Gloria” de la misa de Resurrección (antes era el Sábado por la mañana pero ahora es, con mayor precisión, en la noche de vela del sábado al Domingo de Pascua)”. “Esta tradición es universal en la Iglesia Católica, y exclusiva de ella, las otras iglesias cristianas, con liturgias muy complejas no dejan de tocar e incluso tocan más durante esos días santos. En cambio, por lo que sabemos hasta ahora, el uso de las matracas es exclusivo de España (Fuente: Los toques de campanas y de matracas en Semana Santa).