¡Vacaciones!

vacacionesMañana me sumergiré el universo de las carreteras con el fin de disfrutar de unos cuantos días de vacaciones. Los viajes ahora son muy divertidos: lo de menos es el tráfico si tenemos en cuenta que debemos dedicar nuestra atención, no a la carretera, sino al velocímetro. Ya se sabe: radar por aquí, radar por allá. El resto de precauciones sobran. Lo importante es evitar la retirada de esos maravillosos puntos que nos permiten conducir (y la multa, claro).

Y así nos va. De muestra, un botón:

.- Trayecto Zaragoza – La Puebla de Alfindén: antes de salir de la ciudad una moto se ha saltado un semáforo en rojo delante de las narices de la policía municipal sin que éstos se dieran cuenta de nada. Si no es por una una mujer, a la que casi atropellan, aún seguirían allí mirando a las abutardas. Seguimos por la N-II: poca visibilidad debido a la nubosidad existente. ¿Cuántos coches circulaban con las luces encendidas? Practicamente ninguno. Hay más: me encuentro con un vehículo circulando a 50 Km/h en una vía donde la velocidad máxima permitida es 100 Km/h. Casi me lo trago.

.- Trayecto de vuelta: la visibilidad aún es más reducida que a la ida. A pesar de ello, uno de cada tres vehículos —me he molestado en contarlos— sin luces. Al llegar a la ciudad un conductor se salta una línea continúa en una rotonda e invade el carril por donde circulaba. Afortunadamente, le había visto las intenciones y he evitado el golpe a costa de un brusco frenazo.

.- Nota: la duración del trayecto no ha superado los veinte minutos.

Ninguna de las conductas narradas ha sido objeto de sanción pero todas ellas son potencialmente mucho más peligrosas que, por ejemplo, circular a 70 Km/h en una vía de tres carriles en cada sentido y completamente desierta a las 7,30 de la mañana de un domingo. Sin embargo, esta infracción supone la retirada de seis puntos del permiso de conducir.

Lo tengo claro: mañana circularé por autopista. Curiosamente, el tipo de vía más rápida y donde se producen muchísimos menos accidentes. ¿Será que la velocidad por sí sola no explica el alto número de accidentes? ¿Será que no respetar los semáforos, circular sin las luces puestas con reducida visibilidad, saltarse las líneas continúas, no respetar la distancia de seguridad, circular a una velocidad inadecuada en relación al estado de la carretera y el tráfico, … sí son, entra otras, las auténticas causas de aquéllos? ¿Y dónde está la policía y la Guardia Civil? Instalando radares, supongo. Es el último grito en métodos recaudatorios. Si al menos lo invirtieran en mejorar las carreteras…

Que ustedes lo pasen bien. Y cuidado en la carretera; perdón, con los radares.

6 comentarios


  1. Este blog ha sido recomendado en la sección “Tejiendo Redes” del programa Área de Aragón de Punto Radio Aragón.
    Puede escucharnos de 19 a 20 de lunes a viernes en el 89,7 de Zaragoza y el 99,6 de Terual y visitarnos en http://areadearagon.blogspot.com
    Si quieres recomendar otros blogs, dínoslo y, sinos gustan, lo diremos en antena.
    También, hemos puesto un link a tu blog.
    Un saludo.

    Responder

  2. Explicación de lunes: ha llovido mucho y la gente venga de pisar el acelerador y venga de pisarlo como si no “llovería”. Y todo, por culpa del taimado ZP.

    Responder

  3. O justo por lo contrario, Manfrío. El domingo volvía yo a Zaragoza desde Valencia y me topé por la nacional con un individuo que no pasaba de 60 km/h ni cuesta abajo. Estas personas más que de prudencia habría que acusarles de inseguridad y retirarles el carné pues suponen un peligro mucho mayor que el conduce a 180 km/h ya que son causa de caravanas, atascos… impaciencias y cabreos que son los que provocan, al final, los accidentes.

    Yo lo del carné por puntos lo veo una medida muy acertada para quitar de la circulación a reincidentes pero no para evitar los accidentes. Para eso la única solución es gastarse el dinero en desdoblar la nacionales y otras medidas más impopulares como, por ejemplo, prohibir el tráfico de camiones durante las operaciónes salida/llegada. Pero, claro, es mucho más fácil tirarse el moco copiando sólo las medidas recaudatorias de otros paises de la UE como si estas, y no la calidad de sus vías circulatorias, fueran las responsables de sus bajas tasas de accidentes.

    La culpa no la tiene Zapatero pero la solución, desde luego, tampoco. Y si no tiene la solución, ¿para qué lo queremos?

    Salud!

    Responder

  4. Es que nos deberíamos instalar el sistema que nos indique la mejor y más segura rutas, es decir el Gracias Por Saberlo, que muchos llaman GPS, aunque en Catalunya todas las vías siguen estando colapsadas en fechas vacacionales, y el aparatito en cuestión, aún siendo novedoso ya no resulta útil.

    Saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *