¿Supone la democracia una barrera contra el terrorismo?

Desafortunadamente la respuesta es NO. Distintos países europeos democráticos han sufrido, por ejemplo, el azote del terrorismo de cariz étnico-nacionalista. Organizaciones como ETA (Euskadi at Askatasuna o Euskadi y Libertad), el IRA (Irish Republican Army o Ejército Republicano Irlandés), el FLB (Front de Libération de la Bretagneo Frente de Liberación de Bretaña) o el FLNC (Fronte di Liberziones Nazionale di a Corisca o Frente de Liberación Nacional de Córcega) son un buen ejemplo de ello.
      Por otra parte, organizaciones terroristas de extrema izquierda como las Brigate Rosse (Brigadas Rojas) y la RAF (Rotee Armee Fraktion) alemana llevaron a cabo una campaña común a mediados de los ochenta contra instalaciones de la Alianza Atlántica que fue denominada ‘euroterrorismo’.
      Aún podemos añadir unos cuantos grupos más: el francés AD (Action Directe o Acción Directa), el belga (Cellules Communistes Combattantes o Células Comunistas Combatientes), el portugués FP25 (Forças Populares do 25 Abril o Fuerzas Populares del 25 de Abril), el griego EO17N (Epanastatiki Organosi 17 Noemuri u Organización Revolucionaria 17 de Noviembre) y el español GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre).
      De todo ello podemos deducir que difícilmente la democracia per se representa barrera alguna contra el terrorismo. Alentarla en los países -musulmanes o no- regidos por tiranos o apoyarla en aquellos otros donde se encuentra en formas incipientes es laudable pero no suficiente para detener al terrorismo «islamista».

8 comentarios


  1. Yo creo que no hay que promover la democracia porque reduzca el terrorismo sino porque es el sistema menos malo de governar para la mayoría de la gente de una sociedad. Hay que promover la democracia desde el punto de vista que todos (y cuando digo “todos” me refiero a todas las personas no sólo a aquellas que forman parte de la misma sociedad que yo) tenemos los mismos derechos fundamentales que yo creo que son universales (Esto es algo que algunos me pueden discutir pero no por ello dejo de pensar que esos mismos tienen los mismos derechos que yo, en caso contrario ya se convertirían en derechos universales selectivos, lo cual es pura contradicción) No se puede promover la democracia en aquellos lugares que se cosideran peligrosos para nosotros y dejar que existan dictaduras donde los dictadores favorecen nuestros intereses. Es la idea que se fomenta en el mundo menos desarrollado, si quieres que los países ricos te hagan casos tienes que convertirte en un problema para ellos si no es así simplemente te ignorarán.

    Y también pienso que la democracia per se no es ni buena ni mala es simplemente el gobierno de la mayoría, así que cómo es una democracia depende de lo que piense esa mayoría.

    Y creo que al final me he ido por los Cerros de Úbeda pero ya está escrito así que lo mando para quien le interese :)

    Responder

  2. Hola Jesús: tu razonamiento es coherente y estoy de acuerdo con promover la democracia con independencia del terrorismo o de otros factores. Sin embargo, no todas las culturas albergan los mismos deseos y algunas, incluso, aborrecen nuestro «estilo de vida» y nuestra democracia. De ello me ocuparé los próximos días.

    Responder

  3. Claro,es que es muy fácil decir que lo nuestro es democracia.Si de verdad lo fuese,probablemente podríamos llegar a más acuerdos con el tercer mundo.Pero,¿tienen los mismos derechos en nuestras democracias los negros y los blancos?¿las mujeres y los hombres?¿los ricos y los pobres?¿trata la justicia igual a todos los ciudadanos?
    Cuando nuestras democracias invaden un país,matan a mujeres y niños,humillan sus costumbres y sus religiones,¿deben esperar ser admiradas y deseadas?
    En cuanto a nuestro estilo de vida… solo mirando un poco nuestras televisiones,nuestras residencias para los ancianos que no queremos en casa,en fín,nuestra escala de valores… es lógico que nos aborrezcan los hindúes,los mahometanos, los budistas,los gitanos y todas las etnias y civilizaciones que aún no adoran la hipocresía.

    Responder

  4. Hola Octavio: nuestros sistemas democráticos no son, ni mucho menos, perfectos pero comparados con otros sitemas presentes, por ejemplo, en Oriente resultan muy superiores tanto en el ámbito social como en el moral. Se le atribuye a Leonardo da Vinci la frase siguiente: «La práctica siempre debe ser edificada sobre la buena teoría». Las sociedades occidentales cuantan con una buena teoría en cuya cúspide se encuentran los Derechos Universales del Hombre y, a partir de aquí, la práctica puede separarse poco o mucho de la teoría. Los países musulmanes, por contra, parten de una mala teoría: la sharía. A partir de ésta, mal se puede construir una sociedad más justa.

    Responder

  5. Bueno,Protestón,despachado el comentario con el cliché de demagógico (en filosofía existe un nombre para eso).
    Miguel,es cierto.Hay un autor árabe del que no recuerdo el nombre que dice que en las llamadas Cruzadas los occidentales aprendimos muchísimo de los mahometanos,porque teníamos mucho que aprender pero los mahometanos no aprendieron nada de los occidentales porque se sentían ,y lo eran,superiores culturalmente.
    Un poco lo que luego pasa a Europa con Estados Unidos.
    Sin embargo,lo que quiero decir es que para modernizar el pensamiento musulmán no puede ir Occidente en el plan que vá.El Eje del Mal está en la injusticia,en la prepotencia … en fín,no sigo,para no caer en la “demagogia de sofá”.

    Responder

  6. Entendámonos: nuestras sociedades no son perfectas, pero salvo que se las mire muy sectariamente son lo menos malo que hay, si las comparamos con las dictaduras de derechas, de izquierdas, medievales o religiosas que asolan el mundo. Además del consumismo desaforado, del imperialismo americano y de nuestras crisis de valores, nuestra sociedad es hija y madre de Roma, de Platón, de Descartes, de Mozart, de los Beatles, de Einstein y de la Madre Teresa. También permite que podamos estar aquí libre y tranquilamente intercambiando opiniones, independientemente de las que tengamos y con capacidad tecnológica para hacerlo.
    Parafraseando a Miguel, hemos contruído nuestras sociedades sobre una teoría correcta, o al menos no ha aparecido otra mejor, aunque no siempre la apliquemos como es debido. El problema del Islam es que tiene que dar el paso que en Europa costo siglos, sangre, sudor y lágrimas: separar la religión del estado y devolverla al ámbito de lo privado. Mientras eso no ocurra, es indiferente por completo lo que Occidente haga o deje de hacer. Son sus sociedades las que deben cambiar desde dentro, aunque mientras tanto lo paguemos los demás.
    Y en cuanto a EE.UU., quizás Bush no sea Abraham Lincoln y quizás Europa nos parezca superios moral o intelectualmente, pero ellos han contenido en solitario tanto al fascismo como al comunismo para que Europa sea lo que ahora es. Algún mérito tendrán entre sus muy ostensibles deméritos.

    Responder

  7. Es increible que digas que los yanquis pararon ellos solitos el fascismo. Solo con esa frase ya te desautorizas para todo lo que añadas. La falta de rigor hostórico puede deberse a desconocimiento o a manipulación. Colocar esa patraña como mérito pone a las claras tu posicionamiento ideológico. Mientras sigas poniendo como ejemplo moral a un país plagado de dirigentes inmorales tu código ético será inconfundible.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *