¿Una nueva Edad Media?

CIU propone una financiación autonómica semejante a la vasca, es decir equiparse en privilegios. Maragall habla ya abiertamente de «Estado», los valencianos se arrogan el derecho sobre las aguas sobrantes de las cuencas excedentarias y, finalmente, el presidente del gobierno aragonés Marcelino Iglesias propone incluir en el nuevo estatuto una fórmula jurídica que permita «blindar» el río Ebro y evitar así «amenazas» como la «sufrida» con el derogado Plan Hidrológico Nacional. Anteriormente ya propuso eliminar las cabezas de los moros del escudo de Aragón y hacer cooficial el catalán en Aragón pero lo del blindaje se lleva la palma.

¿Y qué decir del déficit sanitario? Por lo pronto, el acuerdo adoptado es papel mojado en tanto en cuanto no se modifiquen varias normas, desde los Presupuestos Generales del Estado hasta una Ley Orgánica para aumentar la capacidad normativa de las CCAA en materia de impuestos, pasando por un Real Decreto sobre los fondos de cohesión y las normas relativas a las subidas de tributos para el alcohol y el tabaco. Finalmente, me gustaría saber cómo se realizará el reparto ya que, como escribe Soledad Gallego-Díaz, «lo increíble es que en España, o mejor dicho en sus 17 comunidades autónomas, los datos sobre la sanidad y la salud son “propiedad” de los políticos y que los ciudadanos y los expertos se las ven y se las desean para conseguir migajas de información». Lo dicho, volvemos a la Edad Media. Sólo nos falta establecer aranceles intercomunitarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *