¡12.393.787!

¡12.393.787! Ese es el número de ciudadanos que han faltado a la cita con las urnas. Algo más de la mitad del los que han votado (22.000.927) han decidido abstenerse en la elección de sus representantes municipales y ningún político parece preocuparse por ello. Entre otras funciones, las elecciones cumplen un papel legitimador, revisten al gobernante de autoridad moral para llevar a cabo sus propuestas. Sin embargo, millones de ciudadanos —repita conmigo: millones…— ponen en entredicho dicha autoridad al ausentarse de un acto tan simbólico como el de la elecciones. Aunque la participación política de los ciudadanos no acaba en las elecciones, solo éstas contribuyen a plasmar en su pleno sentido la llamada democracia representativa. Que una parte muy importante del cuerpo electoral las rechace puede deberse a múltiples razones, tal vez difíciles de diagnosticar, pero ello no es óbice para no estudiar el fenómeno abstencionista, y tomar las medidas oportunas. La técnica del avestruz no les servirá a los políticos durante mucho tiempo más: al final su poder devendrá en ilegítimo, legal pero ilegítimo.

Datos elecciones municipales: /www.elecciones.mir.es/locales2007/

Artículos de opinión en la Revista de Prensa.

4 comentarios


  1. supongo que los concejales de aquel partido que cuestionaba la legitimidad de un referéndum por el índice de abstención correran a ocupar sus sillas y cobrar el sueldo sin tener ninguna duda de su legitimidad.

    otros temas para la reflexión:
    1. descalabro de Ciutadan’s
    2. aumento de partidos xenófobos
    3. partidos que sacan 0 votos en poblaciones en las que presentan lista.

    Responder

  2. Yo propongo un par de medidas:

    · El diezmo político. Si en unas votaciones el procentaje de participación no alcanza un mínimo acordado, el 51%, por ejemplo, los políticos gobernantes hasta la fecha serán diezmados. Aleatoriamente uno de cada vez será retirado de la vida política de un modo u otro. Aunque a mí me gustaría uno con cartarsis colectiva y eso. Un circo romano no estaría nada mal.

    · El pesaje del corazón. Terminada la carrera pública todo político será juzgado poniendo en una balanza sus “buenas y malas obras” (a decidir qué entendemos por cada una de ellas). En caso de ganar las “buenas” se le asignará una pensión vitalicia y el reconocimiento de haber servido al bien común. En caso contrario… ¿la crucifixión es pasarse?

    Salud!

    Responder

  3. Joder, amigo Konde. Ni se te ocurra proponerme de juez en el “pesaje del corazón”. Me da miedo descubrir quien valorará lo bueno y lo malo, sobre todo atendiendo a los resultados electorales en municipios con ediles inculpados en temas de corrupción.

    No, no, por favor. Jesusito, que nos dejen como estamos…. :-(

    Responder

  4. Hola buenos amigos TODOS:

    Ciertamente preocupante el resultado electoral en cuanto a su participación y más en Catalunya, donde se dió el mayor índice de abstención.

    En la prensa diaria no paro de leer que los políticos “deberían reflexionar” sobre ello, aunque desgraciadamente no leo ninguna reflexión de los tales políticos sobre el particular, otro que no sea su propio interés “economico (principal)-político”.

    El Amigo Vitruvi hace una entrada de merecida reflexión:

    1.- Ciutadans.-
    Ciutadans nació de un “laboratorio de ides” en una universidad de Catalunya al amparo de la inquina creada por un partido de ámbito español contra CATALUNYA aprovechando el tema de l´Estatut. Creo que hice una entrada sobre este partido pronosticando que era facil crecer y dificil mantenerse y lo más fácil despeñarse. En este Bloq estará archivada.

    2.- Aumento de los partidos Xenofobos.-
    Sólo han aumentado en dos poblaciones: El vendrell y Vic, y ello es consecuencia directa, no ya del aumento de la inmigración, sino de su no debida y “obligada” regulación. Miren Vds., el inventor de la democracia actual (Crecia) y uno de los fundadores de la UE (Italia), baluarte de los Derechos y Principios ciudadanos, han rechazado la ·descarga” de 26 subsaharianos, habiéndose tenido que recibir estos por el Estado Espanyol, con su “descarga” en Tarragona. con ello quiero decir que hay CUESTIONES MAYORES ( inmigración) que no se quieren asumir.

    3.- Partidos que sacan 0 votos.-

    Amigo Vitruvi, para mí la cuestión mayor es la siguiente: La democracia del Estado Español lleva implícito el sufragio universal, pero no contempla, por su inmadurez el princio de “ELEGANCIA”, que es aquel que dispone el gobernar al partido más votado, aunque sea en minoría. Así funciona Merkel en Alemania e Ibaretxe en Euzkadi. En este País (Catalunya) se dan situaciones sibrrealistas, como que la Diputación de Girona esté presidida por la tercera fuerza política en obtención de votos, con el consentimiento de la segunda (PSC).

    Y todo ello nos lleva a la siguiente conclusión: ¿ Para que hemos de ir a votar, si ganando no sumamos y al final gobiernan los partidos “minoritarios” ?

    Para mi la cuestión es MAYOR, y habiendo incluso pactos poselectorales, para mi “contra natura” el elctor queda desencantado.

    hay en marcha una reforma de la vigente ley electoral en la que se deberían incluir ciertos “detalles” como:

    1.- Que gobierne, sea el que sea, el partido más votado.
    2.- Listas abiertas
    3.- Exigencia del “carnet de votante” como está establecido en Francia y EEUU
    4.- Sistema electoral a “dos vueltas” ( Francia ) en función de los posibles pactos poselectorales que se puedan producir, proponiendo el primer electo los pactos que sugiera proponer para su posterior refrendo por los ciudadanos, puesto que si no siempre vamos a remolque, y ese remolque por desgracia nos dura 4 años de penitencia y desencanto.

    Un abrazo a todos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *