Martes, 18 de Abril de 2017

Cada otoño, justo ante de que llegue el frío invierno, millones de mariposas monarca (Danaus plexippus) recorren casi 5.000 kilómetros para viajar desde diversos lugares de EEUU llegar a las cálidas tierra de California y México. Se trata sin duda de una gran travesía cuya clave se encuentra en los genes de la mencionada mariposa. Lo más curioso de esta migración se encuentra en que no todas las generaciones realizan el viaje sino solo las nacidas a finales de verano o principio de otoño. Para cuando comience la siguiente migración, varias generaciones habrán nacido, vivido y muerto y de hecho serán los tataranietos de los viajeros del año pasado los que vuelen miles de kilómetros.

[Enlace alternativo al vídeo en este servidor]