Miércoles, 11 de octubre de 2017

Placa conmemorativa justo encima de la claraboya que da a la cripta.

Con el fin de ayudar a la diezmada resistencia antinazi, a partir de mediados de 1941 empezaron a ser lanzados desde Gran Bretaña al Protectorado de Bohemia y Moravia paracaidistas checoslovacos. Su misión consistía en reanudar las comunicaciones por radio entre la resistencia antinazi en el país y en el extranjero, restablecer la red clandestina y eventualmente llevar a cabo operaciones de sabotaje en la retaguardia del enemigo nazi.

El grupo Anthropoid, integrado por Jozef Gabcík y Jan Kubis, fue encargado de eliminar al alto cargo nazi Reinhard Heydrich. Tras atentar contra Heydrich el 27 de mayo de 1942, Gabcík y Kubis se refugiaron en la iglesia ortodoxa de los santos Cirilo y Metodio, en Praga. Murieron en la cripta de esa iglesia junto a otros cinco compañeros.

Como se puede ver en la imagen, aún son visibles los agujeros producidos por lo disparos de los soldados de las SS alemanes.

Toda la historia en Los dos paracaidistas checoslovacos que asesinaron a Heydrich ‘el carnicero’, el sucesor de Hitler (artículo en formato PDF).