Miércoles, 13 de febrero de 2019

Correfocs en Badalona. Foto: José Manuel García
Correfocs en Badalona. Foto: José Manuel García

Encontramos en el siglo XII las primeras anotaciones sobre el llamado Ball de Diables, una tradición que ha evolucionado hacia otras manifestaciones donde aparecen no solo diablos sino también dragones, y todo ello aderezado con fuegos artificiales. Son los llamados correfocs.

Dicen los barceloneses que ese espectáculo nació durante las Fiestas de La Mercè de 1978 de una forma totalmente espontánea. Varias agrupaciones culturales pretendieron organizar un baile de diablos clásico acompañado de fuegos artificiales, pero el público decidió participar dotando a esa vieja tradición de un sentido nuevo. El caso es que el correfoc se ha convertido en una tradición mediterránea muy popular.