Martes, 26 de marzo de 2019

El Greco. Retrato de un pintorDomenikos Theotokopoulos, El Greco [1541-1614]: Retrato de un pintor (Jorge Manuel Theotocopuli), ca. 1603.
Óleo sobre lienzo, 74 x 51,5 cm.
Sevilla, Museo de Bellas Artes, E-97-P

El Retrato de un pintor del Museo de Bellas Artes de Sevilla fue publicado por primera vez en el catálogo de la Galería Española de Luis Felipe, en donde ingresó procedente de la colección del restaurador y marchante Serafín García de la Huerta. Entonces se le tenía por autorretrato del Greco y como tal fue considerado durante todo el siglo XIX. Ya en 1900 Sanpere rechazó, a partir de la firma, que pudiera ser un autorretrato («no se comprende —escribía— que él mismo diga de su retrato Domenikos Theotokopoulos hizo») y expresó su convicción de que se trataba de un retrato de Jorge Manuel. Las bases de la argumentación de Sanpere eran muy débiles, ya que descansaban en el parecido que creía encontrar entre los rasgos del retratado y los de la Dama del armiño, a la que consideraba la esposa del Greco. Sin embargo, y a pesar de que Cossío la ignoró, catalogando el cuadro como Retrato de un pintor, la identificación propuesta por Sanpere fue recogida inmediatamente por otros autores y acabó por generalizarse.

Hoy la identificación, aunque no absolutamente segura, parece firmemente establecida a partir de tres datos: primero, la fecha del lienzo, que es con toda seguridad posterior a junio de 1600 (fecha en que Felipe III autorizó la utilización de «lechuguillas de a ochava [octava de vara] y con almidón») y que puede fijarse, por motivos estilísticos, entre 1600 y 1605; segundo, la concordancia entre la edad del retratado y la de Jorge Manuel por esos años, y tercero, el parecido de este pintor con uno de los caballeros incluidos en el lienzo de La Virgen de la Caridad de Illescas, en el que sabemos que El Greco retrató a su hijo (en uno de los documentos a que dio lugar el pleito de Dominico con el Hospital de la Caridad, Antonio Suárez, representante de éste, presentó como una de las «imperfecciones y descuidos» del retablo el hecho de que en dicho cuadro el pintor «retrató a su sobrino [apelativo utilizado para designar a los hijos bastardos] Jorge Manuel con muy grandes lechuguillas»). Seguir leyendo …