Jueves, 27 de junio de 2019

Crear nuestro plugin personalEn no pocas ocasiones, los usuarios de WordPress encontramos «porciones de código» que bien resuelven un problema, bien añaden alguna funcionalidad a nuestro sitio. Solemos añadir estas utilidades en el archivo «functions.php» del tema activo, pero eso tiene un serio inconveniente, a saber, que en caso de actualización o si cambiamos de plantilla, perderemos los cambios.

La solución más sencilla para evitar dichos problemas es crear nuestro propio «plugin» personal y añadir en él nuestros códigos. Veamos:

En primer lugar, crearemos un archivo que llamaremos funciones.php (en realidad, lo podéis llamar como queráis). Lo editamos y en la primera línea ponemos la etiqueta de apertura que indica a PHP dónde comienza el código: <?php

Nota: Si un fichero contiene solamente código de PHP, es preferible omitir la etiqueta de cierre de PHP al final del mismo. Así se previene la adición de espacios en blanco o nuevas líneas accidentales después de la etiqueta de cierre, lo cual causaría efectos no deseados debido a que PHP comenzará la salida del búfer cuando no había intención por parte del programador de enviar ninguna salida en ese punto del script.

Seguir leyendo …