Miércoles, 11 de octubre de 2023

Fotografía: Miguel Moliné. Localización: Casa Gorda en el Palacio Belvedere, Viena (Austria). Fecha: 02/10/2017. Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/9 - Velocidad de obturación: 1/125s - Sensibilidad ISO: 200.
Fotografía: Miguel Moliné. Localización: Casa Gorda en el Palacio Belvedere, Viena (Austria). Fecha: 02/10/2017. Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/9 - Velocidad de obturación: 1/125s - Sensibilidad ISO: 200.

Erwin Wurm creó la Casa Gorda en 2003 como una alegoría del consumismo y durante el año 2017 se expuso en el césped exterior enfrente de la entrada principal del Palacio «Belvedere Superior», uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura barroca vienesa del siglo XVIII. Ese mismo año, Wurm fue seleccionado como uno de los comisarios del pabellón nacional de Austria en la Bienal de Arte de Venecia.

La escultura, de siete metros de altura, tiene una forma similar a la de una casa suburbana convencional, con un tejado a dos aguas revestido de tejas, una puerta central y ventanas a ambos lados. Su peculiaridad radica en que sus paredes —poliestireno envuelto en una estructura metálica— están hinchadas. Podemos decir que está «gorda». La casa, como objeto de prestigio, parece más una bola de grasa que un estructura arquitectónica. El ansia por poseer objetos y coleccionar riqueza la ha engordado hasta hacerla irreconocible.

Erwin Wurm es uno de los artistas contemporáneos más famosos de Austria. Una de sus obras más conocidas son las llamadas «esculturas de un minuto» (One Minute Sculptures), que por cierto aparecieron en un vídeo musical de los Red Hot Chili Peppers.