Akashinga: las guardianas «valientes»

Petronella Chigumbura, una integrante de las Akashinga -unidad de lucha contra la caza furtiva formada únicamente por mujeres-, realiza unas prácticas de reconocimiento del terreno en Zimbabue.
Petronella Chigumbura, una integrante de las Akashinga -unidad de lucha contra la caza furtiva formada únicamente por mujeres-, realiza unas prácticas de reconocimiento del terreno en Zimbabue.

Las Akashinga (las «valientes» en lengua shoma) son un cuerpo de seguridad formado únicamente por mujeres cuya función es proteger a la fauna salvaje de los cazadores furtivos. La Fundación Internacional contra la Caza Furtiva creó está unidad no solo con la intención de proteger a los animales sino también para dar una oportunidad a las mujeres.

Buscaron madres solteras desempleadas, esposas abandonadas, sobrevivientes de abuso sexual y físico, esposas de cazadores furtivos en prisión, viudas y huérfanas. Su fundador, Damien Mander, un australiano exmilitar de las fuerzas especiales que lleva más de diez años entrenando guardias en Zimbabue, llegó a la conclusión de que en muchos aspectos las mujeres eran más adecuadas para el puesto de guardianas.

¿Quién mejor para proteger animales explotados, razonaba Mander, que mujeres víctimas de la explotación? Brent Stirton retrató su duro entrenamiento y vida en Akashinga: The brave ones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *