Bañarse en el Ebro

09_04A comienzos del siglo XX, durante los meses de verano, las aguas del Ebro se convertían en improvisadas playas.. En 1928 se inauguran los baños públicos del Ebro, conocidos popularmente como Balneario del Ebro o baños de Las Cuevas. Diseñados por el arquitecto municipal Miguel Ángel Navarro estaban situados junto a la arboleda de Macanaz y permanecieron hasta 1965. En esta misma orilla del Ebro, junto al viejo puente del Ferrocarril, se hallaba la la playa de San Rafael, con un amplio solarium y algunas construcciones.

FUENTE: Centro de Historia de Zaragoza. Postal número 7 de la Serie de Postales editadas por el Centro de Historia de Zaragoza. Puede recogerse en el Centro, situado en la Plaza San Agustín, 2 de Zaragoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *