Bitácoras y trabajo

Si hace un par de semanas Ramón Ananos publicaba una oferta de trabajo, ahora Fernando Polo recurre a la misma estrategia: ¿Quieres trabajar en LastInfoo? (Información detallada sobre el puesto aquí)

En cualquier proceso de selección, la fase de reclutamiento —conseguir a los candidatos adecuados para el puesto— es tan importante como la selección propiamente dicha. Como es lógico el número de currículos dependerá, en primer lugar, de la difusión de la oferta. En este terreno, la «blogosfera» es una herramienta perfecta pues sustituye no sólo al tradicional anuncio en la prensa escrita, sino también al antiquísimo método, aunque no por ello menos utilizado, del «boca a boca», pero elevados ambos a la enésima potencia.

¿Ser autor de una bitácora tendrá algún día un «valor añadido» para determinados puestos de trabajo en la Red? De momento, Fernando ha decidido que «poseer un Blog propio o estar familiarizado con ellos» es un «requisito deseable». ¿Se generalizara? Tiempo al tiempo.

6 comentarios


  1. Que buena idea. Sobre todo bitacoras especializadas (tecnologias de la informacion…) tienen un publico perfecto para ciertos trabajos que a lo mejor no esta pendiente de las ofertas de empleo pero son ‘tentados’ por el anuncio que ven en el blog. Una estupenda forma de ingresos extras para bitacoras con mucho trafico. Que tipos de empleos se anunciarian en almendron? se busca persona culta y bien informada para…

    Responder

  2. Para Octavio: ahora que lo mencionas, yo también lo practico. Siempre que recibo un mensaje, buceo en la Red intentando encontrar datos sobre la persona que me escribe. No hay maldad en ello, es sólo curiosidad.

    Responder

  3. Para Zag: nunca me he planteado la posibilidad de obtener ingresos y menos aún de contratar a alguien. En cualquier caso, sí tengo claro que de hacerlo —nunca se sabe—, las pruebas serían, entre otras, las siguientes: exámen de Historia, comentario de texto, y pruebas de comprensión lectora y de redacción. De esta forma, me aseguraría el poder aprender del «contratado».

    Responder

  4. Gracias, Miguel, por la reseña.

    No me importaría pasar tus pruebas de “recruiting”, pero creo que no daría el nivel.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *