Mandril. Foto: Joel Sartore
Mandril. Foto: Joel Sartore
Cálao terrestre sureño. Foto: Joel Sartore
Cálao terrestre sureño. Foto: Joel Sartore

“Nuestra esperanza es que, al mirar a estos animales a los ojos, nos sintamos inspirados para protegerlos mientras aún estemos a tiempo”. Joel Sartore (Instagram)

Imágenes: PhotoArk: Retratos de animales antes de que desaparezcan.

Exposición Photo Ark. 5 de octubre al 5 de enero. Museo Nacional de Ciencias Naturales – Madrid.

Foto Ark y Google Earth: para conocer más sobre alguna de las asombrosas especies con esta historia interactiva de Google Earth Voyager (sólo con el navegador Chrome).

Pedro Berruguete – EzequíasPedro Berruguete: Ezequías, ca. 1490. Óleo sobre tabla, 94 x 65 cm. Paredes de Nava, Iglesia Museo Parroquial de Santa Eulalia.


Forma parte del banco del retablo mayor de la iglesia de Santa Eulalia de Paredes de Nava (Palencia) —la villa natal del pintor—, que se conserva in situ. Aunque el retablo —realizado hacia 1490— no está documentado, sí consta su autor —Pedro Berruguete—, en un documento posterior que publicó Miguel Ángel Zalama en 1988. Al cambiar la advocación de la iglesia a mediados del XVI y dedicarla a santa Eulalia, los parroquianos decidieron sustituir el antiguo retablo mayor de Pedro Berruguete por uno nuevo de escultura, que se encargó a Inocencio Berruguete, familiar de Pedro. Por fortuna para nosotros, al no tener los parroquianos los tres mil ducados que costaba, el obispo de Palencia, don Pedro de la Gasea, ordenó que se hiciera uno distinto, de mucho menor coste—contratado finalmente con Esteban Jordán el 15 de diciembre de 1559—, con la imagen de santa Eulalia, y que se incorporaran a él las tablas del antiguo retablo dedicado a la Virgen: en el banco, «los tableros de los profetas de pintura que son seis, que son de berruguete el viejo», y en el cuerpo, «a de llevar tres tableros a cada lado [de la calle central] de pintura que son así mismo de berruguete el viejo», como se llamaba a Pedro Berruguete en el siglo XVI para distinguirle de su hijo Alonso.

En un artículo publicado en 1964, Angulo se refería a que la presencia de verrugas alusivas a su apellido en las obras de Pedro Berruguete era como una especie de firma que permitía identificar su mano, igual que las hojas de roble de Van Dyck, pero lo cierto es que el pintor palentino no es el único que dota de verrugas a sus personajes en esa época, aunque, evidentemente, Ezequías las muestra en su rostro. Tanto por este hecho como por ser el único de los seis reyes-profetas del banco de Paredes, que no lleva cetro, se ha sugerido que podría tratarse del autorretrato del pintor. Como ya he señalado en otras ocasiones, es imposible que Berruguete se atreviera a poner su rostro —o el de alguien conocido por sus paisanos— sobre el altar mayor, encarnando un personaje de la historia sagrada, ya que esto le habría hecho dar directamente con sus huesos en las cárceles de la Inquisición. No obstante, nada impide que los rasgos de Ezequías estén tomados de alguien que conoció en sus múltiples viajes —tanto por Italia como por tierras castellanas—, de quien pudo hacer un dibujo para utilizarlo después, en un lugar donde no le conocieran, aunque no creo que esa fuera su forma habitual de trabajar. Prueba de ello son los frecuentes cambios que Berruguete introduce en sus composiciones desde la fase del dibujo subyacente, como sucede con el rostro de Ezequías, en el que efectúa algunos cambios, en particular los que afectan a la disposición de los ojos —dibujados en un primer momento más abajo y rectificados después—, hasta el punto de transformar por completo la expresión final. Seguir leyendo …

UNPACKED Refugee BaggageUNPACKED Refugee Baggage

El artista y arquitecto Mohamad Hafez, nacido en Siria y residente en New Haven (Connecticut) construye recreaciones en miniatura de casas, edificios y paisajes dejados por refugiados en el Medio Oriente y en otras partes del mundo. Los dioramas para su serie, UNPACKED: Refugee Baggage, están construidos en maletas para rendir homenaje a los difíciles viajes forzados por los estragos de la guerra. Hafez tarda varios meses en acabar una de estas instalaciones.

Los trabajos se combinan con grabaciones de audio de refugiados de Afganistán, Congo, Siria, Irak y Sudán. Las historias son grabadas por Admed Badr, un refugiado iraquí y estudiante de la Universidad Wesleyana, e iluminan las dificultades a las que se enfrentan quienes han tenido que abandonar sus hogares. Puedes escuchar las grabaciones en el sitio web de Hafez y Badr para el proyecto , y ver más dioramas en su Instagram.

Oriente lejano y misteriosoHong Kong. Actor de la Ópera de Beijing, un espectáculo que combina música, canto, danza, mimo y acrobacias. Tradicionalmente el reparto era solo masculino, pero hoy incluye también a mujeres.

Oriente lejano y misteriosoJapón. El Jardín Saihoji de Kioto está alfombrado por 120 variedades de musgo, un mundo mágico de tonos verdes realzado poel rojo de las hojas de arce.

Oriente lejano y misteriosoChina. Diversas especies vegetales coronan un tocón sumergido en las aguas del lago del Panda, en la Reserva Natural de Jiuzhaigou, un enclave montañoso de la provincia de Sichuan.

Oriente lejano y misteriosoJapón. Envuelto en la bruma, un puente al pasado conduce al Castillo de Matsumoto en la prefectura de Nagano, isla de Honshu. Esta es una de las fortalezas mejor conservadas de la época de los samurais (siglos XII-XIX)

Oriente lejano y misteriosoChina. Un lago cristalino resplandece entre la niebla en la Reserva Natural de Jiuzhaigou, en Sichuan. Una antigua leyenda cuenta que es uno de los pedazos caídos del espejo que un dios tibetano regaló a una diosa.

Oriente lejano y misteriosoIrán. En Bandar-abbas, una ciudad portuaria del sur del país donde Marco Polo describió gente de «piel negra», apareció esta mujer musulmana con el rostro oculto tras un elaborado hiyab lavando la ropa en un riachuelo.

Oriente lejano y misteriosoChina. Apretujados para resguardarse del frío, unos niños tajik, minoría islámica del oeste de China, ojean sus cuadernos a la puerta de la escuela de un pueblo del Pamir, en la región Autónoma Uigur de Xinjiang.

Fotografías de Michael Yamashita, el ‘Marco Polo’ de la fotogragía, que fue entrevistado por Jacinto Antón para El País el año pasado: Michael Yamashita: “El fotógrafo es la mosca en la pared”.

Podéis seguir su trabajo en su página web e Instagram.

Nota: el texto que acompaña a la fotografías ha sido tomado de la revista National Geographic (agosto 2017).

Bartolomé Bermejo Santo Domingo de Silos entronizado como obispoBartolomé Bermejo: Santo Domingo de Silos entronizado como obispo. 1474 – 1479. Óleo sobre tabla, 242 x 130 cm.


Es la tabla central del retablo mayor de la iglesia de Santo Domingo de Silos de Daroca, Zaragoza. De acuerdo con las instrucciones del contrato, el santo aparece vestido de pontifical, con mitra, báculo y libro, y no como el abad benedictino que en realidad fue.

Está sentado en un trono gótico de rica talla dorada con siete estatuas policromadas que representan las Virtudes. Estas son, de abajo arriba: Fortaleza, Justicia y Fe a la izquierda; Caridad en el remate; y Esperanza, Prudencia y Templanza a la derecha.

Según el mismo contrato, las vestimentas eclesiásticas del santo debían estar realizadas con oro en relieve. Al contravenir esta cláusula, Bartolomé Bermejo consiguió dotar a su figura de mayor fuerza y monumentalidad.

El marco es original y los largueros góticos son un depósito del Museo Arqueológico Nacional de Madrid (Texto extractado de: Pintura española del Románico al Renacimiento, Museo Nacional del Prado, 2010, p. 35).

El Museo del Prado presenta una muestra antológica (9 de octubre de 2018 al 27 de enero de 2019) que permite admirar por primera vez en toda su dimensión el virtuosismo técnico y el sugestivo universo visual de Bartolomé Bermejo, un maestro de origen cordobés que desarrolló su actividad profesional en los territorios de la Corona de Aragón.

Marismas del Odiel. Foto: Francisco Mingorance

El Paraje Natural Marismas del Odiel (Huelva), en la confluencia de las desembocaduras de los ríos Tinto y Odiel, es fruto del encuentro entre las aguas dulces y saladas que da lugar a una paleta de colores de tonos verdes y azules que solo es visible desde el cielo.

El sistema de sedimentación fluvial funciona como un estuario donde los cauces de ambos ríos depositan gran cantidad de materiales cargados de nutrientes en la desembocadura. Este ecosistema se ha convertido en el lugar preferido de las numerosas especies de aves que pueblan este extraordinario paisaje natural, entre las que se encuentran somormujos, cormoranes, flamencos, diversas especies de gaviotas, y aves limícolas, como archibebes, zarapitos y cigüeñuelas.

Esta área, catalogada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), ha sido incluida en el listado de humedales de importancia internacional (Convenio de Ramsar) y convertida en uno de los rincones de vida salvaje más excepcionales del país.


Fotografía de Francisco Mingorance. No dejéis de visitar su página porque tiene fotografías realmente espectaculares.

Una joven fotógrafa rusa, Elena Anosova, visita un poblado aislado de Siberia que sus antepasados fundaron hace más de tres siglos (Katangsky District, Irkutsky region. Rusia, 2016). Estas son algunas de las imágenes captadas bajo el blanco manto de la nieve:

Anosova Out Of The WayLos caballos en el asentamiento viven semisalvajes. A mediados de primavera y en otoño regresan o son traídos a la protección del poblado. Cuando el calor impide el uso de motonieves para cazar, serán estos animales los que transportarán las piezas cobradas. Esta yegua preñada fue bautizada con el nombre de Tuchka (Nubecilla).

Anosova Out Of The WayEl morro de alce es un manjar reservado para los días de fiesta. Es típico descongelarlo encima de la mesa. Una vez listo, lo desollan para luego hervirlo con especias.

Anosova Out Of The WayLos perros, que viven a la intemperie durante todo el año, encuentran refugio en un viejo sofá. Llevan un registro genealógico de cada uno de ellos y hay lista de esperar para conseguir alguno de estos canes tan magníficos.

Anosova Out Of The WayValentina, madre de cuatro hijos, abraza a su benjamina, Varvara de 10 meses, que juguetea con una piel de zorro. La familia es interétnica: la madre es rusa y el padre mitad Tungus.

Anosova Out Of The WayA pesar del frío reinante, es muy común que los cazadores se froten la cara y el cuerpo con la nieve. Es signo de vitalidad.

Además de la página de la fotógrafa, donde podéis ver más fotografías suyas, podéis seguirla en Instagram.

Paul Gauguin(1848-1903), Nevermore, 1897, The Samuel Courtauld Trust, The Courtauld Gallery, London
Paul Gauguin (1848-1903): Nevermore, 1897. The Samuel Courtauld Trust, The Courtauld Gallery, London

Las dos figuras del fondo y el “pájaro del diablo que está vigilando”, como Gauguin lo llamó, parecen estar conspirando contra la mujer reclinada. Ella yace despierta, quizás consciente de ser observada. El título evoca El Cuervo de Edgar Allan Poe, en el que un poeta, enloquecido por la pérdida de su amor, escucha a un cuervo repitiendo interminablemente ‘Nunca más’. Aquí, Gauguin sugiere la pérdida de la inocencia. Estaba profundamente decepcionado por Tahití, donde se había mudado desde París, con la esperanza de encontrar un paraíso primitivo y virgen. En cambio, encontró una sociedad arruinada por la corrupción y el colonialismo.

La nebulosa Carina en todo su esplendor

Carina, una de las nebulosas más grandes y brillantes del cielo nocturno, ha sido captada en todo su esplendor por el telescopio VISTA de ESO desde el Observatorio Paranal, en Chile. Observando su emisión en luz infrarroja, VISTA ha podido ver el interior de la nebulosa, atravesando el gas caliente y el polvo oscuro que la envuelven, para mostrarnos miríadas de estrellas, tanto recién nacidas como en sus últimas fases de vida.

Toda la información en el sitio del Observatorio Europeo Austral, incluyendo la imagen original de la que se muestra aquí de forma parcial.

Barker of Bath: Lansdown Fair, near Bath. Victoria and Albert Museum
Barker of Bath: Lansdown Fair, near Bath. Victoria and Albert Museum

Thomas Barker (Pontypool, 1767; Bath, 11 Dec. 1847) fue un pintor y litógrafo británico que se especializó en paisajes y pintura de género. Nació en Gales pero es conocido por el sobrenombre de ‘Barker of Bath’ por haber trabajado durante la mayor parte de su vida en la ciudad de Bath. Su obra estuvo muy influenciada por Thomas Gainsborough, uno de los artistas más famosos de los que vivieron en esa misma ciudad. Aunque tuvo cierto éxito en vida, su popularidad fue disminuyendo con el pasar de los años y acabó muriendo en la pobreza.

Más información sobre la obra que se muestra en el V&A. En Art UK podéis ver 139 de sus obras.