Las infantas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela

Alonso Sánchez Coello [1531/32-1588]: Las infantas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela, 1575.
Óleo sobre lienzo, 135 x 149 cm
Madrid, Museo Nacional del Prado, P-1138


Las dos hijas de Felipe II, Isabel Clara Eugenia (1566-1633) y Catalina Micaela (1567-1597), fueron retratadas desde muy niñas por Alonso Sánchez Coello en un tipo de efigie que prácticamente no se diferencia de las características generales del retrato cortesano, entre otras cosas, porque los usos de este tipo de imágenes traspasaba siempre el ámbito de lo privado. Constatar por medio del retrato pictórico el sano crecimiento de los miembros menores de la dinastía no era sólo una simple cuestión de amor familiar, pues los asuntos sucesorios y las políticas matrimoniales encontraron en el retrato uno de sus instrumentos más preciados. Todo indica que Felipe II mantuvo un grandísimo afecto por estas niñas, nacidas de su matrimonio con la francesa Isabel de Valois; pero además, con el paso del tiempo, las dos infantas ayudarían a fijar la influencia filipina en ámbitos tan delicados para España como los Países Bajos y el norte de Italia.

En este cuadro del Prado, de 1575, las infantas están representadas de pie, en un retrato doble que las sitúa en un interior indefinido, donde aparece tan sólo un bufete cubierto por un tapete verde. Dobles también son los otros dos retratos que se conservan en la actualidad de las niñas. El primero de ellos, en el monasterio madrileño de las Descalzas Reales, es una obra que debió de realizarse en 1568, el mismo año en que murió la reina; el otro data de 1571 (Londres, Buckingham Palace). En estos ejemplares, los personajes se disponen de manera parecida, como una yuxtaposición en un mismo plano de dos figuras aisladas que mantienen las convenciones fijadas para los retratos de adultos. El distanciamiento, el aspecto severo y la inexpresividad estatuaria, la riqueza de la indumentaria, repite aquí todo su significado. No estamos ante un doble retrato infantil, sino ante el retrato de las hijas del rey. El vínculo entre ambas figuras se establece de una forma muy sencilla: haciendo que ambas alarguen sus brazos hacia el punto central de la composición, precisamente una corona de flores. Esta disposición es muy parecida a la de la versión inglesa, realizada en 1571, aunque ahora se percibe una relación de dependencia de la más pequeña de las niñas con respecto a Isabel Clara Eugenia, quien mira abiertamente al espectador, frente a la huidiza Catalina Micaela. Recientemente, y a propósito de esta disposición, Lorne Campbell ha sugerido que Alonso Sánchez Coello pudo tener en cuenta el esquema compositivo del Retrato del matrimonio Arnolfini, entonces en la colección de Felipe II y ahora en la National Gallery de Londres.

Fuente texto: Catálogo exposición El retrato español. Del Greco a Picasso.

Lancia, la última ciudad que resistió a los romanos

Los indicios arqueológicos apuntan a que el solar de la antigua ciudad de Lancia estuvo ocupado por un pequeño núcleo en la Edad del Bronce, y en época prerromana fue un poblado astur que contaba con construcciones en adobe, empalizadas, hornos… donde también se localizaron cerámicas y monedas de la cultura íbera.

Tras la conquista de este oppidum (ciudad levantada sobre una colina) que ocupaba unas 30 hectáreas, y la posterior construcción sobre él de un asentamiento romano, el emperador César Augusto ya pudo decir que ninguna ciudad en la provincia más occidental del imperio se resistía a su poder.

Más información en La irreductible aldea gala estaba en León (El País).

Live Aid se celebró el 13 de julio de 1985 de forma simultánea en el antiguo Estadio de Wembley de Londres y en el Estadio John F. Kennedy de Filadelfia. Con la intención de recaudar fondos para Etiopía y Somalia se reunieron en aquel acto los artistas de pop y rock más importante de aquel momento. Además, se retransmitió por televisión a 72 países con una audiencia de 1.500 millones  de espectadores.

Hoy se vuelve a hablar de ello gracias a la película Bohemian Rhapsody, que narra la historia de Freddie Mercury y su banda (Queen) y cuyo final reproduce los veinte y tantos minutos de lo que fue la actuación más destacada de aquel concierto. Aunque la película ha sido muy criticada por su falta de rigor histórico, tiene la virtud de mostrar a las generaciones más jóvenes el virtuosismo de una gran banda de rock.

Y sin más preámbulos, ladies and gentlemen, Queen en directo, en el concierto original:

00:36 : Bohemian Rhapsody (fragmento) —- 02:52 : Radio Ga Ga — 06:53 : Ay Oh! — 07:40 : Hammer To Fall — 12:25 : Crazy Little Thing Called Love – 16:03 — We Will Rock You — 17:20 : We Are The Champions — 21:12 : Is This The World We Created…?

Hadis, de 36 años, lleva 10 años como minero a tiempo completo. Recientemente empezó a trabajar como cocinero en un restaurante turístico cercano, pero regresa periódicamente a la mina para obtener ingresos extra.
Hadis, de 36 años, lleva 10 años como minero a tiempo completo. Recientemente empezó a trabajar como cocinero en un restaurante turístico cercano, pero regresa periódicamente a la mina para obtener ingresos extra.

Cada día, los mineros emprenden un duro trayecto ascendente por las laderas de 2.000 metros del Ijen (Indonesia) en plena oscuridad antes de descender 900 metros en el interior del cráter, donde una red de tuberías de cerámica artificiales canaliza los gases responsables de precipitar el azufre elemental.

Envueltos en humos tóxicos y calor, excavan los bloques endurecidos y sacan cargamentos de entre 70 y 90 kilogramos del cráter dos veces al día, ganando una media de 4 euros por trayecto.

Leer la historia en Impresionantes fotografías de los hombres que trabajan en un volcán activo.

Waiting Room (Tatsuya Tanaka)
Waiting Room (Tatsuya Tanaka)

Un día, un diorama. Durante los últimos siete años, Tatsuya Tanakaha ha creado cada día un diorama con la simple combinación de objetos cotidianos, figuras de personas a escala y por supuesto mucha imaginación. Las patatas chips de corte arrugado se convierten en dunas de arena del desierto, los cuadernos en espiral delimitan a los nadadores listos para competir y los libros llenos de notas adhesivas crean una escena de rascacielos urbano: Miniature Calendar.

Tanaka publica periódicamente libros, calendarios y colecciones de tarjetas postales de sus fotografías favoritas, que muestra en su sitio web. También puedes unirte al más de un millón de seguidores de Tanaka en Instagram y Facebook.

Para la campaña publicitaria del MINI Countryman 2019, MINI USA invitó al dúo de artistas Nix + Gerber y al animador Kirsten Lepore con el fin de producir películas stop motion en el maletero del vehículo.

Nix + Gerber explora el espacio con su película Camping, mientras que Lepore se lanza a una aventura acuática con su obra Underwater.

Nix + Gerber utilizaron dos dioramas para sus modelos de la Tierra y la Luna, creando cada uno de los terrenos con espuma, alambre, tierra y rocas.

La historia de amor basada en el océano de Lepore se construyó completamente a partir de papel, con una superposición de plexiglás para brindar al conjunto ese brillo submarino.

Los cortometrajes exploran el eslogan del vehículo de 2019 “Created in a Countryman”, que examina qué tipos de vastos mundos podrían construirse en los confines del maletero de un MINI.

Pueden ver más animaciones de Lepore en Vimeo , y vea una amplia selección de dioramas en miniatura de Nix + Gerber en su sitio web .

Forged and Arched, el nuevo video del cineasta Jesse Beecher (Cambridge, Massachusetts), muestra el talento del herrero Seth Gould. En este documental de cinco minutos de duración, Beecher no solo destaca la destreza técnica de las complejas habilidades de diseño y construcción de Gould, sino que también transforma los sonidos percusivos del taller de metal en una banda sonora animada. Los golpes del martillo y el chisporroteo de las llamas amplifican la naturaleza de la forja de metales. Forged and Filed sigue el progreso de Gould mientras crea una caja de cerradura increíblemente detallada, dando forma a cada elemento completamente desde cero. No os perdáis el resultado final.

Gould se graduó en 2009 del Maine College of Art en Portland (Maine) con un título en orfebrería y joyería. Durante la última década ha mostrado ampliamente su trabajo y ha compartido sus conocimientos como artista visitante y conferencista en todo el país, más recientemente en la prestigiosa Escuela de Artesanía de Penland en Carolina del Norte. Puede ver más obras del cerrajero en su página web e Instagram.

Además de sus proyectos personales, Beecher trabaja como Director de Fotografía de Northern Light Productions, una compañía con sede en Boston que crea medios para instituciones culturales, y también ha producido trabajos para PBS, Netflix y Comedy Central. Puedes ver más proyectos de Beecher en su sitio web .

Doña Juana de AustriaAntonio Moro [ca. 1519-1576]: Doña Juana de Austria, ca. 1559.
Óleo sobre lienzo, 195 x 104 cm
Madrid, Museo Nacional del Prado, P-2112


Juana de Austria (1535-1573), hija de Carlos V y de Isabel de Portugal, fue princesa de Portugal por su matrimonio con su primo el príncipe don Juan Manuel, del cual nació don Sebastián, hijo póstumo del heredero portugués y rey entre 1568 y 1578. Al poco de nacer el niño, doña Juana abandonó Lisboa para siempre, dejando al pequeño príncipe al cuidado de sus suegros. Juana hubo de hacerse cargo de la regencia de España entre 1554 y 1559, por ausencia de su padre y de su hermano, y luego asumir los cuidados de sus sobrinos, primero del príncipe Carlos y más tarde de Isabel Clara Eugenia y de Catalina Micaela. Tuvo además un importante protagonismo en la vida política y religiosa española: estuvo muy vinculada con la orden jesuita y fundó el monasterio franciscano de las Descalzas Reales, un ámbito de recogimiento de las mujeres de la dinastía durante más de un siglo.

La princesa fue sin duda la mujer del período filipino más retratada, y lo fue por casi todos los más importantes pintores de la época; de hecho, esta efigie es sin duda la culminación de un decenio donde Cristóbal de Morales y Alonso Sánchez Coello, entre otros, habían plasmado toda la dignidad y gesto mayestático que caracterizó a la princesa, cuya presencia suscitaba toda la «gravedad, madurez, severidad y cordura» que podría esperarse de una «hija de quien era», como manifestó el padre Carrillo en 1616 (fols. 4 y 13). Pero fue Antonio Moro quien nos ha dejado el retrato más elocuente. La hermana de Felipe II es representada de manera muy sencilla, siguiendo las fórmulas que por esas fechas comienzan a fijarse en los retratos de la casa de los Austria. Aparece en imagen de cuerpo entero, en tamaño natural y ligeramente girada hacia la izquierda; viste de negro, manifestando su condición de viuda, y lleva el cabello recogido por una toca que ayuda a enmarcar, junto con la lechugilla alta, característica del período, el intenso rostro de Juana, que se dirige con expresión desafiante al espectador. La imagen de la princesa consigue marcar una distancia escénica lograda no sólo por su gesto y altivez, sino también gracias al sillón en el que se apoya. Es éste un elemento que comienza a emplearse por esas fechas y que pone de manifiesto la alta condición de la retratada y su papel como mujer de Estado, pues el frailero sugiere la cercanía del bufete, el lugar desde donde se administra el reino y se imparte justicia, una tarea en este caso delegada en ella por su padre el emperador, vinculación a la que hace referencia la pequeña figura de Hércules que cuelga de la manteleta que cubre los hombros de Juana. La sencillez de la representación se subraya por la austeridad espacial, un fondo impreciso que ayuda a resaltar la solidez de la figura de Juana, convirtiendo a la princesa en expresión misma de la majestad regia.

Fuente texto: Catálogo exposición El retrato español. Del Greco a Picasso.

Kukeri

Este proyecto documenta las prácticas antiguas, arcanas y paganas de Bulgaria que se remontan a miles de años. Realizada en las remotas regiones montañosas del país, la práctica anual de “Kukeri” se lleva a cabo a finales de enero.

Los rituales de otros mundos tienen la intención de ahuyentar a los espíritus malignos del invierno que de otra manera podrían traer mala fortuna o “loshotiya” a la comunidad. Se usan máscaras de madera talladas con las caras de bestias inquietantes y pesadas campanas que cuelgan alrededor de sus cinturas, creando una sinfonía ensordecedora mientras bailan y saltan en ritmos hipnóticos.

Pasé semanas viajando por las zonas rurales de Bulgaria explorando los pueblos y los campos de nieve para capturar retratos de los practicantes del ritual anual. He tenido la suerte de pasar mucho tiempo en las montañas búlgaras durante los últimos cuatro años y me he enamorado de las misteriosas tradiciones de estos pequeños pueblos, inmersos en su antiguo folclore en este rincón atemporal y un tanto olvidado de Europa.

Aron Klein