Civilizaciones (Continuación)

El calendario sagrado maya se llama Tzolk’in en el idioma maya yucateco y Chol Q’ij en el idioma maya quiché.
El calendario sagrado maya se llama Tzolk’in en el idioma maya yucateco y Chol Q’ij en el idioma maya quiché.

A través de observaciones sistemáticas realizadas durante miles de años, los mayas desarrollaron calendarios complejos y precisos que siguen marcando los ciclos agrícolas y ceremoniales en la actualidad. En el Smithsonian Museo Nacional del Indígena Americano tenemos a nuestra disposición una página en español dedicada a la la exploración del sistema del calendario maya y sus ciclos complejos.

La Tumba 1 del Señor de Sipán parcialmente reconstruida. Foto por Sue Cunningham
La Tumba 1 del Señor de Sipán parcialmente reconstruida. Foto por Sue Cunningham

Acaba de cerrar sus puertas en el Met Museum una exposición sobre las artes suntuarias de las civilizaciones Inca, Azteca y de sus predecesores. La muestra recorre el surgimiento y florecimiento del trabajo del oro en la antigua América, desde su aparición temprana en los Andes hasta su posterior desarrollo hacia el Norte, en América Central y en México. También tienen su hueco otros materiales como el jade, las conchas de mar y las plumas, a menudo más preciados que el oro.

La traigo a colación por dos motivos: los textos explicativos están en español y la página web muestra las 300 obras que han sido prestadas por 52 museos de 12 países. Podéis verlas en la sección Galerías de la Exposición.

Restos óseos de guerreros caídos hallados en el sitio arqueológico de Alken Enge, al este de la península de Jutlandia. © MADS DALEGAARD / MEDIEAFDELINGEN, MOESGAARD
Restos óseos de guerreros caídos hallados en el sitio arqueológico de Alken Enge, al este de la península de Jutlandia. © MADS DALEGAARD / MEDIEAFDELINGEN, MOESGAARD

Nuevas excavaciones arqueológicas en Alken Enge (Jutlandia, Dinamarca) han revelado una concentración de restos humanos en un área de 75 hectáreas. Se han descubierto un mínimo de 82 personas y, según la distribución, se cree que habría unos 380 individuos, exclusivamente hombres y predominantemente adultos.

La evidencia cronológica de radiocarbono de los huesos humanos indica que pertenecen a un único y gran hecho en el siglo I d.C. Los huesos muestran una alta frecuencia de traumas no cicatrizados provenientes de armas de bordes afilados lo que, junto con los hallazgos de equipo militar, sugiere que el hallazgo es de carácter militar.

El análisis de los cadáveres en el yacimiento danés apunta a que los cadáveres quedaron tirados sobre la tierra y fueron devorados por perros, zorros y lobos. Después. alguien volvió al lugar de la matanza, desmembró los restos y eliminó toda la carne que les quedaba. Hicieron paquetes con los huesos y los tiraron a un lago en cuyo fondo han quedado depositados hasta ahora. Los hallazgos se interpretan como los restos de un ritual.

La fecha coloca los hallazgos en el contexto de la región germánica en el pico de la expansión romana hacia el norte y proporciona la evidencia arqueológica directa más temprana de conflicto a gran escala entre las poblaciones germánicas y una demostración de prácticas posteriores a la batalla hasta ahora no conocidas.

Para más información, el artículo publicado en la revista PNAS de la Academia Nacional de Ciencias de EE UU: Direct evidence of a large Northern European Roman period martial event and post-battle corpse manipulation.

Villa romana La Olmeda

En 1968, Javier Cortes, un ingeniero agrónomo aficionado a la arqueología, descubrió en su propia finca palentina los restos de una monumental villa rural romana de época bajoimperial (s. IV d.C.), con salas, corredores, pórticos y decorada con magníficos mosaicos: La Olmeda. En 1980 donó la villa y el terreno a la Diputación de Palencia y a partir de esa fecha se ha ido levantando un complejo histórico realmente magnífico. Tenéis toda la información en la página web de la Villa, incluyendo visitas virtuales y recursos didácticos.

Cada seis años se celebra el Onbashira, un festival cuyo propósito es renovar simbólicamente los edificios del  Gran Santuario Suwa (Nagano, Japón). Como podéis ver en las imágenes, se trata de lanzarse colina abajo montados en un gigantescos troncos que posteriormente son «plantados» en las cuatro esquinas del mencionado santuario. Tenéis más información en la Wikipedia (más datos en inglés que en español).

La sentencia ya es firme: Victorino Alonso, el polémico empresario minero, tendrá que pagar la multa de 25,5 millones de euros que un juzgado de Huesca le impuso en noviembre de 2016. La Audiencia de Huesca acaba de confirmar que Alonso cometió un delito contra el patrimonio histórico cuando dio la orden de destruir la Cueva de Chaves, un yacimiento neolítico situado en un paraje de Casbas (Huesca) para instalar comederos y abrevaderos de cabras en su finca de caza.


Situada en plena Sierra de Guara, orientada al sureste, clima benigno, agua a un paso, caza abundante… ¿Qué antepasado nuestro no hubiera querido vivir en la cueva de Chaves? Sus excavaciones arqueológicas habían revelado información decisiva sobre la prehistoria de la Península Ibérica y ya eran un referente a nivel europeo. En 1974 la cueva y todo el término municipal de Bastaras son comprados por FIMBAS S.A., que lo adquiere con fines cinegéticos. Desde entonces se suceden actuaciones con serios daños medioambientales, paisajísticos y sociales. La gota que colma el vaso de la indignación general es la noticia, en marzo de 2009, de la destrucción del yacimiento neolítico. ¿Quién lo hizo? ¿Por qué? ¿Quiénes son los responsables? Este documental intenta responder estas preguntas y busca alternativas para la gestión de este espacio.

Premio al Mejor Documental en el Festival de Cine de Zaragoza 2009, finalista Festival Internacional de Cine Arqueológico del Bidasoa 2010, sección Oficial SCIFE 2010

Teatro de Éfeso
Teatro de Éfeso

Como uno de los centros más importantes de la era antigua, Éfeso estuvo habitada aproximadamente durante 9.000 años a la largo de la era helenística, el período romano, la época bizantina, el Período de los Principados y la era otomana y siempre ha sido una importante ciudad portuaria y centro de cultura y comercio.

Inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2105, la zona comprende: túmulo de Çukrici, colina de Ayasuluk (fortaleza Selçuk, basílica de San Juan, mezquita Isa Bey, templo de Artemisa), la antigua ciudad de Éfeso y la casa de la Virgen María.

Enlaces:

[Enlace alternativo al vídeo en este servidor]

Aproximación facial de Elba dibujada por la colaboradora del proyecto Marga Sanín.
Aproximación facial de Elba dibujada por la colaboradora del proyecto Marga Sanín.

9300 años. Esa es la edad de la mujer que representa la imagen de la izquierda. Si hoy visitáramos cualquier pueblo de montaña de la Galicia interior y nos la cruzáramos, no la distinguiríamos de las mujeres actuales.

Viajaba con tres uros, uno de ellos gigantesco, por el sendero que aún existe entre Serra do Courel y Serra de Ancares. Es muy posible que el camino estuviera cubierto de nieve y eso hizo que no se percatará de la cavidad que se había formado y por donde cayó junto a los animales.

Era una mujer joven con signos de estrés nutricional y huellas de traumatismos cráneo encefálicos previos a su muerte, lo que habla de la dureza de la vida en las montañas gallegas.

En el Cuaderno nº 39 del Laboratorio Xeolóxico de Laxe se presentan los datos morfológicos y cronológicos de la cueva donde se encontró a Elba así como el estudio genético, isotópico y forénsico de sus restos. Allí mismo podéis descargar el Cuaderno en formato PDF (enlace alternativo).

La tumba de Jesucristo

Plinio (Nat. Hist. V, 15)  la calificó como longe claríssima urbium Orientis, la más famosa de Oriente y es una de esas ciudades eternas que forman parte de la Historia de la Humanidad. Jerusalén, sagrada para el judaísmo y el cristianismo, es también profundamente venerada por el Islam. En dos ocasiones quedó destruida y despoblada, para renacer tras breve lapso de tiempo las dos veces, siempre como crisol de razas y pueblos. En la fiesta de la Resurrección de Cristo se dan cita en la Iglesia del Santo Sepulcro, gentes de los más apartados rincones del planeta. En su interior se encuentra la tumba de Jesucristo que por fin ha sido restaurada tras años de deterioro continúo [Seguir leyendo en El País].

En la siguiente visita virtual se puede apreciar todavía la estructura de hierro colocada por los británicos en los años treinta del pasado siglo para evitar que se viniese abajo, tras quedar seriamente dañado por un terremoto: Virtual tour – Basilica of the Holy Sepulchre.

Y en National Geographic podemos leer un completo reportaje con imágenes y vídeos inéditos de la tumba.

Aunque la cueva de El Sidrón fue descubierta en 1994 y los estudios datan ya del 2000, se ha vuelto a hablar de ella gracias al estudio publicado en la revista Nature sobre la dieta de los neandertales y el uso de medicianas. Resulta que nuestros antepasados ya conocían los medicamentos: en el sarro de la dentadura de un individuo se han encontrado restos de ADN de hongo Penicillium, un antibiótico natural, y álamo, un árbol cuya corteza, raíces y hojas contienen ácido salicílico, el ingrediente activo de la aspirina.

La Universidad de Oviedo ha subido un video explicando los resultados de los estudios. Podéis leer y ver más al respecto en la nota de prensa publicada por el CSIC (La alimentación de los neandertales de El Sidrón: setas, piñones y musgo) y en el siguiente video:

[Enlace alternativo es este servidor]