Historia

Canal Imperial de Aragón
Localización: Puente Clavería, cerca de Castas (Zaragoza) - Fecha: 14/sep/2013 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/3.5 - Velocidad de obturación: 1/60s - Sensibilidad ISO: 400.

El Canal Imperial de Aragón es un canal de riego construido de 1776 a 1790 entre Fontellas (Navarra) y Fuentes de Ebro (Aragón) y su finalidad es permitir extender la superficie de regadío de la regiones que atraviesa. Tiene una longitud de aproximadamente 108 km y el número de tomas del Canal asignadas a Sindicatos o Comunidades de Regantes ronda las trescientas.

Aunque existen antecedentes del aprovechamiento del agua del Ebro que datan de antes de la Reconquista, su construcción solo tomó el impulso definitivo cuando en 1772 el Consejo de Castilla designó a Ramón Pignatelli y Moncayo como Protector del Canal Imperial. En la actualidad, la superficie regada gracias este canal es de 26.500 ha. En el sitio de la Confederación Hidrográfica del Ebro podéis leer una breve reseña histórica y en el sitio del Canal podéis encontrar bastante información, incluidas rutas, pueblos, etc.

Localización: Estación de Jaca (Huesca) - Fecha: 29/jul/2013 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/4 - Velocidad de obturación: 1/60s - Sensibilidad ISO: 200.
Localización: Estación de Jaca (Huesca) - Fecha: 29/jul/2013 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/4 - Velocidad de obturación: 1/60s - Sensibilidad ISO: 200.

Cuando la velocidad no importaba y el viajero tenía en su bolsillo abundantes perricas, se podía disfrutar de la gastronomía en los llamados Coches Prestigio mientras la locomotora avanzaba parsimoniosa sobre los raíles. Contemplar el paisaje a través de la ventanilla, deleitarse con el sabor de exquisitos bocados y conversar con el resto de comensales... todo un lujo.

Estos lujosos coches-restaurantes, cuyo interior podemos contemplar aquí, fueron construidos entre 1926 y 1930 y dieron servicio regular hasta los años ochenta. Después, fueron comprados por RENFE a la Compagnie Internationale des Wagons-Lits (CIWL) con la intención de formar con ellos trenes de época para uso turístico. En 1991 fueron restaurados y modernizados pero manteniendo la estética de los años veinte. Finalmente, en 1999, RENFE los cedió al Museo del Ferrocarril.

Spanish Village. LIFE magaz W. Eugene Smith Time & Life Pictures/Shutterstock
Spanish Village. LIFE magaz W. Eugene Smith Time & Life Pictures/Shutterstock

«La fotografía forma parte del Gene Smith’s Spanish Food Project, realizado por el fotógrafo W. Eugene Smith, su asistente Ted Castle y la intérprete Nina Peinado entre el 5 de mayo y el 7 de julio de 1950. La mitad del proyecto se realiza en Deleitosa, “un pueblo sin nombre” y casi sin contacto con el progreso, que tiene 2650 habitantes, el triple que ahora, y carece de teléfono, alcantarillado y agua corriente. Las intenciones de Smith son “capturar la acción de la vida, la vida del mundo, su lado cómico, sus tragedias, en otras palabras, la vida tal como es. Una imagen auténtica, inmediata y real”. Según Nina Peinado, “necesitaba ser muy objetivo, pero evidentemente no lo era. Estaba en contra. Absolutamente”.
En 1951 las fotos se publican en Life, con el título Spanish Village (Pueblo español). Uno de los directores de arte de la revista, Bernard Quint, se encarga de ordenar las fotografías. De los 45 carretes de Deleitosa, Smith escoge 113 fotos, que Quint reduce a 17, atendiendo más a la belleza y los significados emocionales que a la información y el comentario político. La recepción es extraordinaria, tanto de la crítica como del público. Spanish Village es considerada desde entonces una de las obras maestras de la fotografía documental humanista». —Texto de Horacio Fernández (en Museo Reina Sofía).

Normalmente, esta sección hace honor a su título y solo consta de una fotografía más el correspondiente texto explicativo. Esta vez, sin embargo van a encontrarse con varias imágenes del llamado Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña.

Tras el incendio en 1675 que arrasó casi por completo el Real Monasterio de San Juan de la Peña, se inició la construcción de un nuevo monasterio en el Llano de San Indalencio, una pradera muy cercana al viejo monasterio. Estuvo ocupado hasta el año 1835 y llegó al siglo XXI en estado de ruina. Fue restaurado gracias al interés del Gobierno de Aragón por el lugar y hoy en día se ha convertido en un espacio rehabilitado que recibe numerosas visitas.

En su interior, una estructura de cristal por la que se puede caminar permite ver bajo nuestros pies las diferentes dependencias de lo que fue el Monasterio: cocina, botica, refectorio, despensa, ... todas ellas ambientadas con figuras de frailes a tamaño natural así como los correspondientes utensilios. Además, paneles informativos, pantallas táctiles e imágenes en 3D permiten descubrir la vida cotidiana de los monjes. Por último, en un edificio anexo, podemos visitar la reconstrucción de las otras dependencias como la panadería o la herrería.

Por su parte, el Centro de Interpretación del Reino de Aragón es un espacio interactivo integrado en la iglesia barroca de este nuevo monasterio. A través de grandes pantallas móviles adaptadas a la arquitectura del templo, un espectacular audiovisual nos narra las claves del origen del Reino y la Corona de Aragón, con sorprendentes efectos de luces, sonido, maquetas, plataforma móvil de asientos... La narración, de 45 minutos de duración, nos adentra en la historia y las raíces de Aragón desde sus orígenes y relata cómo San Juan de la Peña fue un emplazamiento clave para el destino de esta tierra.

Don Francisco de Arobe
Don Francisco de Arobe

El Smithsonian Institution es un centro de educación e investigación que posee además un complejo de museos asociado. Está administrado y financiado por el Gobierno de los Estados Unidos.

Uno de ellos es el Museo Nacional de Arte y Cultura Afroamericana, y es noticia porque acaba de lanzar una nueva iniciativa digital que brinda una experiencia que incluye una presentación multimedia de las narrativas históricas, colecciones y recursos educativos del mencionado museo: Searchable Museum.

El espacio físico del museo se ha transformado en una experiencia en línea que combina activos de colecciones digitales existentes y de nueva creación, exhibiciones digitalizadas, componentes multimedia, como modelos 3D, videos y podcasts de audio, y tecnologías de vanguardia para ofrecer una tecnología virtual innovadora. El sitio también responde a los intereses de los usuarios, ofreciendo oportunidades para investigar temas específicos a través de enlaces a contenido en línea relacionado y recursos educativos, lo que permitirá compartir nuevos artefactos de las colecciones del museo por primera vez.

La primera exposición digital del proyecto ya está disponible. Se trata de la exposición Esclavitud y libertad, un apartado fundamental de las Galerías de Historia David M. Rubenstein del museo, completamente reinventada para el espacio digital.

Está accesible en www.SearchableMuseum.com. El sitio web es gratuito y no requiere registro.

Les monuments aux morts (Pau, Francia)
Localización: Les monuments aux morts (Pau, Francia) - Fecha: 11/10/2007 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/9 - Velocidad de obturación: 1/125s - Sensibilidad ISO: 200.

Si hay algo que une a todos los franceses es su historia. Por ello, recordar a sus muertos les llena de orgullo. En algunos casos, como el presente, tal honor llega a los españoles que combatieron junto a ellos:

Aux combattants Républicains Espagnols morts pour la France, avec l’hommage rendu par de Charles de Gaulle, à Toulouse le 7 Septembre 1944 : «En vous je salue vos braves compatriotes pour votre courage pour le sang verse la liberte et pour la France»

Más información en Les monuments aux morts.

Desde tiempos de los romanos, los numerosos ríos aragoneses han justificado infinidad de obras hidráulicas de singular envergadura, que han determinado la vida de valles y comarcas hasta nuestros días. La noche de este martes, ‘El legado invisible’ se zambulle en la presa romana de Muel, el Monasterio de Rueda, los aljibes de Teruel, el Canal Imperial y la Expo del agua de Zaragoza para atravesar sus muros y las curiosidades que los envuelven.

La primera parada de Nacho Navarro será el Monasterio de Rueda. El origen de su nombre está en la gran rueda hidráulica, o noria, que eleva el agua desde el Ebro para distribuirla por todo el recinto y regar sus huertas. Un lugar que, por su grado de conservación, parece haberse detenido en el tiempo.

Después, el programa saltará en el tiempo hasta el siglo 15 AC para visitar la presa de Muel, en la provincia de Zaragoza, es de los restos más relevantes de la arquitectura civil hidráulica de la Hispania romana. Allí, una ermita, construida sobre los sillares del embalse, preside el conjunto de la obra. ‘El legado invisible’ también viajará hasta Teruel para descender hasta los aljibes que el rey Pedro IV ordenó construir. Así solucionaría el problema del abastecimiento de agua en la ciudad. Símbolo de la hidráulica de la capital turolense es el Acueducto de Los Arcos, una de las más grandes obras de ingeniería españolas del siglo XVI.

Ya en Zaragoza, Nacho Navarro recorrerá el Canal Imperial, un ambicioso proyecto pensado para el regadío, la industria y el transporte de mercancías y pasajeros. Los espectadores podrán ver la muralla de Grisen, las esclusas de Casablanca, y los depósitos de Pignatelli y, finalmente, Valdegurriana.

La Expo del Agua supuso un gran impulso para toda la región. ‘El Legado Invisible’ culminará en la cima de uno de sus lugares más representativos, la Torre del Agua. Con su característica forma de gota y sus 76 metros de altura, es uno de los edificios más altos de Zaragoza.

«El legado invisible» recorre en este capítulo las huellas que los reyes de Aragón han dejado en el patrimonio. El Palacio Arzobispal de Zaragoza, la Sala de la Campana, la Torre de La Zuda de Huesca, San Lorenzo o Agüero son algunos de los enclaves que Nacho Navarro recorre este lunes con el escáner del programa.

En el Palacio Episcopal de Zaragoza, mostrarán distintos espacios que fueron testigo de señaladas ocasiones para la corona. Los dormitorios con alumbramientos, como el de Isabel de Portugal; el Salón del Trono, con coronaciones como la de la reina Sibila; o la curiosa logia que el obispo construyó para Felipe II, con unas particulares pinturas renacentistas.

La enigmática ermita de Santiago en Agüero deja constancia del poder real. El edificio, de gran envergadura, fue, según apuntan algunas teorías, un encargo de Ramón Berenguer IV para el retiro de su suegro, Ramiro II El Monje. El santuario está rodeado de misterios sin resolver, desde la intención de su construcción hasta el motivo por el que quedó inacabada.

Un recorrido por la Huesca monumental es clave para entender episodios de la realeza tan característicos como la batalla de Alcoraz, que dio lugar a la conocida frase "como Pedro por su casa", haciendo alusión al momento en el que Pedro I atraviesa la muralla de la capital oscense. En la antigua universidad, en su día Palacio de los Reyes de Aragón, 'El Legado Invisible' se hace eco de la leyenda de la campana, cruento suceso con Ramiro II El Monje de protagonista y la referencia a las nupcias de Doña Petronila y Ramón Berenguer IV en la capilla del Palacio, acontecimiento que aseguró la continuidad de la estirpe y del Reino de Aragón.

Por último, la Real Basílica de San Lorenzo muestra las reliquias del santo, que llegaron hasta su ciudad natal gracias al empeño de Felipe II. Así, dos de ellas viajaron de Roma al templo oscense con peculiar forma de parrilla, símbolo del patrón de la localidad. Sin olvidar que la que hoy conocemos como Real Basílica de San Lorenzo, se construyó sobre una iglesia anterior en cuya edificación intervino la mano del rey Jaime II de Aragón.

Alguno de los conjuntos monumentales más bellos y mejor conservados de España y, por qué no, del mundo, se encuentran en Aragón. Palacios, plazas mayores, monasterios… Un viaje por sus empedrados transporta al espectador a otra época. Un recorrido por los mejores edificios civiles y religiosos de los siglos V al XV.

Aragón es tierra de leyenda y su milenaria historia está salpicada de mitos, héroes, y brujas. La omnipresente figura de la Santa Inquisición contribuyó a ello. Ilustres como Bécquer o Goya fijaron su talento en sus historias. Un sinfín de aquelarres, tradiciones y hasta documentos hablan de terribles torturas en mazmorras para curar posesiones malignas y dejan huellas de las brujas por todo Aragón.