Fotografía Personal

Por Canal Roya hasta el Ibón de Anayet. Mapa ruta
Mapa ruta

Situados en Canfranc-Estación, tomamos la N-330 en dirección a Candanchú y aproximadamente a unos tres kilómetros llegamos al aparcamiento donde dejaremos el coche. Cruzamos un pequeño puente e iniciamos nuestra caminata por un itinerario que no tiene pérdida pues basta con seguir las señales blancas y rojas del GR 11 (dirección Formigal).

Partimos de los 1.362 metros para alcanzar los 2.227 metros, altura a la que se encuentra el ibón (ver perfil). Aunque el desnivel total es de 865 metros, el sendero va ganando altura de forma muy gradual y solo al final nos encontraremos con una corta pero fuerte subida (ver MIDE).

La pista, en su inicio, se adentra en la canal entre un bosque de pinos silvestres y algunos abetos. Si nos volvemos al poco de iniciar el GR 11, podremos contemplar el pico del Águila y la Muralla de Borau. Tras pasar por la fuente del Cerezo (1.460 metros del altitud), iremos dejando atrás el bosque. Las vistas hacia el suroeste son magníficas.

A la media hora de marcha nos encontramos con un desvío. Antiguamente, la senda dejaba el río a la derecha pero corrimientos de tierra han cortado el camino y ahora discurre por la otra margen. Cruzamos por un pequeño puente.

Nos vamos adentrando en la canal hasta alcanzar el refugio (1 hora y 10 minutos). A las dos horas, tanto los árboles como la vegetación van desapareciendo y los pastos dominan el paisaje según avanzamos. Poco a poco la canal gira hacia el Sureste y en poco más de tres horas llegamos a La Rinconada. Una hora más tarde, tras una fuerte subida, llegamos al ibón.

El regreso se realiza por el mismo itinerario. Si tuviéramos dos coches, se podría continuar por el GR 11 hasta el corral de las Mulas (Formigal). Es una variante a tener en cuenta porque es mucho más corta que volver al punto inicial. La excursión la realizamos el 11 de Octubre de 2016.

Galería de imágenes

Seguir leyendo …

Itinerario Ibón de AcheritoEl Parque Natural de los Valles Occidentales ofrece al montañero variadas y hermosas rutas. Una de ellas es la que nos lleva al Ibón de Acherito.

Para acceder al punto de partida de la ruta, debemos llegar al pueblo de Hecho (comarca de la Jacetania) y seguir por la carretera que remonta todo el valle del Aragón Subordán. Pasado el refugio de la Selva de Oza, a poco más de dos kilómetros, la pista asfaltada se bifurca. Tomamos la de la izquierda (apta en verano para cualquier utilitario). Podemos optar por dejar el coche allí mismo o seguir justo hasta donde la pista gira al este (no más de un kilómetro).

Comenzamos la ruta a 1.230 metros para ascender a los 1.890 m. del ibón (660 m. de desnivel) y completar 4,15 Km en distancia horizontal. El primer tramo ─barranco de las Foyas─ es exigente, acumulándose bastante calor en los días veraniegos. Nos encontraremos con dos cruces, ambos perfectamente marcados, que nos llevan si así lo deseamos al Puerto del Palo.

El segundo tramo, al girar la senda hacia el oeste, se presenta más fácil ya que tanto la pendiente como el calor disminuyen considerablemente. A paso tranquilo y disfrutando del paisaje, cubrimos la ida en dos horas y media. La vuelta, que se realiza por el mismo camino, una hora y media.

Y sin más preámbulos, les dejo una galería de fotografías:

Seguir leyendo …

Información sobre el pueblo y las visitas guiadas en la Fundación Uncastillo y en la web del ayuntamiento.

Sirva de muestra las siguientes fotografías para comprobar que merece la pena la visita: Seguir leyendo …

Tal vez leyera por primera vez su nombre en clase de Latín o de Geografía, pero lo cierto es que quedó grabado en la memoria el nombre de Vratislavia. Algunos de mis acompañantes la conocía por Breslavia y casi nadie por el actual (Wroclaw). No es de extrañar la disparidad pues la ciudad pasó de un Imperio a otro en más de una ocasión. De hecho, el final de la II Guerra Mundial supuso un nuevo cambio de fronteras y pasó de ciudad alemana a polaca. No solo cambió su denominación sino también sus habitantes. Los alemanes que residían en la ciudad (unos 30.000) fueron expulsados y se repobló con polacos procedentes de Ucrania. Como tantas otras poblaciones, tuvo que ser casi totalmente reconstruida (el 75% de sus edificios habían quedado destruidos). Hoy en día cuenta con más de 600.000 habitantes y es la cuarta ciudad de Polonia.

Detalle panorama de la Batalla de Racławice
Detalle panorama de la Batalla de Racławice

Wroclaw, designada capital cultural europea en 2016, se declara abierta y europea y eso supone chocar de frente con el nuevo nacionalismo que sacude actualmente Polonia. Recuerdo perfectamente la conversación con uno de nuestros guías acerca del patriotismo. Les alertaba del peligro que suponía pasar del orgullo de pertenecer a una gran nación europea a buscar en el nacionalismo la respuesta a todos los males del mundo. Meses más tarde, el partido de extrema derecha y nacionalista Ley y Justicia ganaba las elecciones.

A pesar de todo, se trata de una ciudad hermosa, asentada sobre 12 islas y con más de 100 puentes que unen sus distintos barrios. No en vano es llamada la Venecia de Polonia. Canales, puentes, calles y plazas forman un conjunto armonioso digno de visitarse con tranquilidad y saboreando la historia de una ciudad alemana y comunista en el pasado, polaca en su actualidad. Uno de los acontecimientos más importantes de dicha historia lo constituye la Batalla de Racławice (1794) y no solo en lo que atañe a la ciudad sino a toda Polonia. Tal es así que ya en 1894 fue inaugurado un panorama monumental (15 x 120 m = 1710 m²) que representa dicha batalla. La pintura está dispuesta circularmente (360º), el espectador se sitúa en el centro y se va moviendo según avanza la narración del combate. Seguir leyendo …

Precisión, orden y planificación prusiana se dan la mano en este campo de concentración o, mejor dicho de exterminio pues ésta fue su función principal. Se equivoca quien espere encontrar un sitio lúgubre o tétrico. Nada más lejos de la realidad pues el campo se asienta sobre una gran planicie, cerca del río Sola y los rayos de sol iluminan los restos del horror y la muerte.

Auschwitz II (Birkenau): Vista general
Vista general
Barracones
Barracones
Letrinas
Letrinas

Vagones como el que se aprecia en la imagen transportaban a los judíos hasta el campo. Muchos de ellos ni siquiera sospecharon que aquellas escaleras les llevaban a la muerte.

Vagón
Vagón
Auschwitz II (Birkenau): Entrada cámara de gas
Entrada cámara de gas
Auschwitz II (Birkenau): camino a la muerte
Camino a la muerte
Auschwitz II (Birkenau): El edificio, hoy en ruinas, alojaba tanto la cámara de gas como los hornos crematorios.
El edificio, hoy en ruinas, alojaba tanto la cámara de gas como los hornos crematorios.
Auschwitz II (Birkenau): Barracones
Barracones

Ha bastado un cuarto de siglo para que en la ciudades polacas haya desaparecido casi por completo la estética soviética, y esa es sin duda la primera impresión que recibe el visitante al pisar tierra polaca. Su semejanza a cualquier urbe de Europa Occidental es notable y su incorporación a la Comunidad Europea solo ha acelerado ese acercamiento. No obstante, aún permanecen rasgos distintivos de la época comunista como el tranvía y los parques; ambos elementos formaban parte del ideario urbano de los soviets y les da un aspecto romántico.

Nuestro viaje comienza en Cracovia, antigua capital del Reino y considerada aún hoy en día por muchos polacos como el corazón de su tierra. Para fortuna de sus visitantes, los nazis se limitaron a saquearla pero la mayor parte de su legado arquitectónico y artístico se salvó de la destrucción, y su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1978.

Por desgracia, uno de los mayores activos culturales de la ciudad, la comunidad judía, prácticamente desapareció tras el genocidio cometido por los nazis. También aquí, al igual que en Varsovia, se alojó a miles de judíos en una pequeña zona de la ciudad (el gueto) mientras otros tantos eran expulsados de la ciudad a comunidades cercanas o llevados a campos de concentración. El gueto fue liquidado finalmente el 14 de marzo de 1943.  Casi resulta doloroso pasear por las mismas calles que se recrean de forma sublime en La lista de Schindler.

El sector turístico se encuentra en pleno auge y sus calles acogen unos ocho millones de visitantes al año. El recorrido por la ciudad comprende la ciudad medieval, la Plaza del Mercado, la Torre del Ayuntamiento, sus parques, la Barbacana, la fortaleza de Wawel, la Catedral gótica de San Wenceslao y San Estanislao, la Basílica del Corpus Cristi, el barrio judío de Kazimierz y sus dos sinagogas (la Vieja y la de Remu).

La fortaleza de Wawel

Cracovia. La fortaleza de Wawel
Muralla
Cracovia. La fortaleza de Wawel
Plaza interior
Cracovia. La fortaleza de Wawel
Restos iglesia románica
Cracovia. La fortaleza de Wawel
Detalle decoración
Cracovia. La fortaleza de Wawel
Detalle Catedral

Collegium Maius

Cracovia. Collegium MaiusCracovia. Collegium Maiuscracovia_009

Plaza del Mercado y Basílica de Santa María

Cracovia. Tras la estatua de Adam Mickiewicz, la Basílica de Santa María
Estatua de Adam Mickiewicz y Basílica de Santa María
Cracovia. Retablo de Wit Stwosz
Retablo de Wit Stwosz (Basílica de Santa María)
Cracovia. Basílica de Santa María
Cúpulas de la Basílica de Santa María
Cracovia. Mercado
Mercado propiamente dicho en la Plaza.
Cracvia. Detalle arcadas en la Plaza del Mercado
Detalle arcadas en la Plaza del Mercado
Centro de turistas
La estatua atrae a decenas de turistas

El mundo judío (barrio de Kazimierz)

Cracovia. Barrio de Kazimierz. Sinagoga Vieja
Sinagoga Vieja
Cracovia. Barrio de Kazimierz. Sinagoga de Remu
Sinagoga de Remuh
Cracovia. Barrio de Kazimierz. Mural que recuerda el Holocausto
Mural que recuerda el Holocausto
Cracovia: en la Plaza de los Héroes se reunían los judíos del gueto para recuento o traslado. Allí los nazis pasaban lista y los clasificaban. Las sillas de hierro actuales representan el horror de aquella época
En la Plaza de los Héroes se reunían los judíos del gueto para recuento o traslado. Allí los nazis pasaban lista y los clasificaban. Las sillas de hierro actuales representan el horror de aquella época
Cracovia: Muro de las Lamentaciones en el cementerio judio de la Sinagoga Remuh
Muro de las Lamentaciones en el cementerio judio de la Sinagoga Remuh

Un paseo por el Vístula

Cracovia. VístulaCracovia. VístulaCracovia. Vístula

Otras imágenes

Cracovia
Alguno queda…
Cracovia
También aquí…
Cracovia. Barbacana
Barbacana

Al primer acercamiento de las iglesias serrablesas, se añadió hace poco la de san Bartolomé de Gavin y hoy le toca el turno a la Iglesia de Santa Eulalia (Orós Bajo):

Consta de nave única, presbiterio atrofiado, que se manifiesta al exterior mediante prominentes contrafuertes, ábside semicircular y torre y sacristía adosadas al costado norte de la nave.

La nave cubre con techumbre de madera, el presbiterio con arco de medio punto y el ábside con bóveda de horno que arranca de imposta.

En el muro meridional se abre una sencilla portada de medio punto cobijada por un atrio de mampostería añadido en época moderna.

Se decora el ábside con siete arcos ciegos que apean, a través de impostas biseladas, en seis lesenas mediales y dos marginales, elevadas sobre un zócalo liso. La arcada central cobija un ventanal en triple arco y doble derrame.

Iglesia de Santa Eulalia (Orós bajo)Iglesia de Santa Eulalia (Orós bajo)Iglesia de Santa Eulalia (Orós bajo)Iglesia de Santa Eulalia (Orós bajo)Iglesia de Santa Eulalia (Orós bajo)

Fuente texto: Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Mapa Ibón de Truchas - Lacs D'AyousSe trata de una de las excursiones de “alta montaña” (a 2.000 metros de altitud) más bonitas y fáciles que se puedan realizar en el Pirineo. La ruta parte del Ibón de Truchas, pasa por el ibón de Escalar y el lac Bersau, y finaliza en el lac Gentau (los lagos franceses forman parte de lo que se conoce con el nombre de los Lacs d’Ayous) . La vuelta se realiza por el mismo itinerario.

Dado que el punto de partida es la estación de Astún y que debemos coger el telesilla al ibón de Truchas, es conveniente comprobar antes las fechas de apertura y horarios de aquél (les dejo un folleto informativo de este pasado verano). La excursión, por tanto, la realizaremos en la segunda quincena de julio o en agosto. No obstante, conviene llevar ropa de abrigo.

De 9:30 a 17:30 (horario del telesilla) hay tiempo de sobra para ir y volver, comer en el refugio de Ayous e incluso mojarse los pies en alguno de los lagos junto a los que pasaremos.

Antes de pasar a la descripción fotográfica, os dejo un archivo para ver el relieve en Google Earth. En Wikiloc también tenemos la descripción de la ruta (donde mejor se ve es en el tipo de mapa OpenCycle Map) aunque se queda en el lac Bersau.

Y sin más preámbulos la descripción de la ruta (pie de foto explicativo en cada imagen ampliada):

Ibón de Truchas
Ibón de Truchas
Valle de Aragón
Valle de Aragón
Cabecera Valle de Aragón y el Aspe al fondo.
Cabecera Valle de Aragón y el Aspe al fondo.
Una vez llegados al Ibón de Escalar, lo bordeamos por la derecha
Ibón de Escalar
Ibón de Escalar visto subiendo al collado de los Mojes
Ibón de Escalar
Plaa de las Baques
Plaa de las Baques
Pico de Castérau
Pico de Castérau (Izquierda)
Pico de Castérau
Pico de Castérau
Hacia el Lac Bersau
Hacia el Lac Bersau
Collado
Vacas
Lac Bersau
Lac Bersau
Lac Bersau. Caballos
Caballos
Lac Bersau. Caballos
Caballos
Lac Bersau
Lac Bersau
Hacia el Lac Gentau
Hacia el Lac Gentau
Refugio de Ayous
Refugio de Ayous
Lac Gentau
Lac Gentau