España (Continuación)

El sindicato mayoritario de la Ertzaintza aseguró ayer que el Gobierno Vasco carece de un plan para combatir la «kale borroka» y que la actividad de los agentes se ve limitada por cuestiones ideológicas. En cualquier país civilizado el consejero vasco de interior habría sido cesado hace muchos días pero, en el País Vasco, hasta la violencia se usa como moneda de cambio en las negociaciones con el poder central. Lamentablemente, mientras unos y otros discuten, analizan, proponen …. las personas normales sufren impotentes los desmanes de un grupo de asesinos.

Vaya lío con los papeles del “oro”. Resulta que hace unos meses – noviembre del año pasado – el ciudadano francés Jonathan Días encontró unos mil documentos relacionados con el tráfico de oro y divisas entre Suiza y Portugal a través de territorio español durante la II Guerra Mundial. Oro y divisas que, previamente, habían sido robados por el régimen nazi a judíos víctimas del Holocausto. Y digo encontró porque dichos papeles estaban en una vía abandonada próxima a la antigua estación de Canfranc (Huesca). Ahora, el Gobierno de Aragón reclama los documentos. ¡De chiste!.