España (Continuación)

El Estado español cuenta desde hoy con un nuevo instrumento legal para combatir el terrorismo: La ley de Partidos. Y, además, aprobada por prácticamente todos los partidos políticos, lo que le proporciona una legitimidad democrática fuera de toda duda. Durante muchos años Herri Batasuna y sus derivados han gozado de total impunidad para apoyar política y económicamente a ETA sin que desde los distintos gobiernos se hiciera nada por evitarlo. Ahora, sin embargo, esa impunidad desaparece y espero que pronto los partidarios de la violencia puedan ser ilegalizados.

En el País Vasco, mientras tanto, la Iglesia y los partidos nacionalistas hacen gala de un victimismo que ya cansa. Especialmente grave me parece la pastoral de los tres obispos vascos. Representa, en primer lugar, una injerencia inaceptable pues no se trata de asuntos que afecten a los principios cristianos como pudieran ser otros temas (aborto, divorcio, …). En cuanto a las contenidos, la pastoral simplemente se alinea con el «integrismo nacionalista» al equiparar demócratas y asesinos para, a renglón seguido, defender la negociación política como medio para resolver el fenómeno del terrorismo. Y es que parten de una premisa falsa: identificar ETA con la lucha por la independencia vasca. Nada más lejos de la realidad: la pretendida soberanía debe enmarcarse en el más estricto respeto al Estado de Derecho pues, sólo así, conserva toda su legitimidad en cuanto a proyecto político.

La única negociación posible con los terroristas es acordar cuando y en qué lugar se deben entregar éstos para ser juzgados de acuerdo a la legislación actual y con todas las garantías procesales. La otra, la política, la deben llevar a buen puerto los partidos demócratas. En ningún caso, un grupo de asesinos, nazis y fascistas debe imponer sus ideas ¡El fin no justifica los medios!

¿Por qué falta agua en algunas zonas?

Evidentemente el cambio climatológico acaecido en la última década ha propiciado prolongadas sequías que han afectado, en mayor parte, a determinadas zonas de España. Sin embargo, el ser humano, en su búsqueda de alimento y un lugar donde vivir, está acelerando este proceso. La desertización, la contaminación atmosférica, la contaminación de los ríos, mares y océanos, los residuos y el desmedido consumo se han convertido en problemas que amenazan muy seriamente el desarrollo y la propia supervivencia de este planeta.

Pero ya no se trata tan sólo de proteger el medio ambiente, sino de considerarlo un elemento imprescindible en lo que se ha dado en llamar el “desarrollo sostenido”. Así lo ha entendido la propia Comunidad Europea que, en este sentido, dicta en los últimos años varias directivas en defensa de la biodiversidad, los ecosistemas….
Mientras tanto, y año tras año, se autorizan nuevas explotaciones de regadíos y se consienten las roturaciones ilegales; se explotan indiscriminadamente los escasos recursos acuíferos; los incendios y las urbanizaciones asolan los bosques … Resultado: ¡Falta agua!. Solución: ¡Trasvase!. De hecho, el propio Plan Hidrológico Nacional recoge esta realidad al reconocer la finalidad de las aguas trasvasadas: paliar la sobre-explotación existente en los acuíferos de las cuencas receptoras. Curiosamente las distintas administraciones – autonómicas y nacionales – no reconocen oficialmente esta situación de exceso. Seguir leyendo …

EuroYa no hay escapatoria posible: la larga sombra del euro nos alcanza dentro de muy pocas horas. Ha sido tal la campaña a favor de la nueva moneda que las pocas voces contrarias a esta medida tan apenas han tenido eco.

De todas formas, esta unificación monetal esconde un aspecto mucho más importante, a saber,  la renuncia expresa de cada uno de los países donde se ha adoptado la nueva moneda a una gran porción de su soberanía. Bien es cierto que tal bocado comenzó con la creación del Banco Europeo pero se consuma ahora con la creación de la zona euro. Deseo y espero que esta dejación soberana – positiva desde mi punto de vista – alcance también otros aspectos, especialmente el social.

Y con este comentario me despido de ustedes hasta el año que viene aunque antes, una sugerencia: primero recojan todos los billetes; luego tomen todas las monedas, sepárenlas, de acuerdo a su valor, en distintas bolsas e ingresen todo en el banco. Ni siquiera es necesario contar estas últimas ya que en el banco pesarán dichas bolsas para calcular, con toda exactitud, su valor. Después, simplemente extraigan la cantidad deseada… en euros.

Entre los detenidos en la última operación policial contra ETA, se encuentra Juan Antonio Madariaga Erezuma, portavoz de Senideak en Vizcaya. Esta organización ha recibido subvenciones del gobierno vasco porque sus fines, según el PNV, eran meramente humanitarios: facilitar las visitas a los familiares de los presos etarras. Hasta aquí, nada que objetar porque, entre otras cosas, los padres, amigos, hijos … no son responsables de los actos de los detenidos. Ahora bien, una vez descubierta la relación de Senideak con ETA yo esperaba una rectificación del PNV. Pues bien, tras las declaraciones de Anasagasti compruebo que no sólo no han rectificado sino que, además, justifican dichas ayudas. Y pregunto: ¿Es ético subvencionar organizaciones sabiendo que parte del dinero entregado será utilizado para asesinar?. La respuesta debe ser firme y clara: NO. Una vez más el PNV quiere estar en misa y, al mismo tiempo, repicar las campanas

El sindicato mayoritario de la Ertzaintza aseguró ayer que el Gobierno Vasco carece de un plan para combatir la «kale borroka» y que la actividad de los agentes se ve limitada por cuestiones ideológicas. En cualquier país civilizado el consejero vasco de interior habría sido cesado hace muchos días pero, en el País Vasco, hasta la violencia se usa como moneda de cambio en las negociaciones con el poder central. Lamentablemente, mientras unos y otros discuten, analizan, proponen …. las personas normales sufren impotentes los desmanes de un grupo de asesinos.

Vaya lío con los papeles del “oro”. Resulta que hace unos meses – noviembre del año pasado – el ciudadano francés Jonathan Días encontró unos mil documentos relacionados con el tráfico de oro y divisas entre Suiza y Portugal a través de territorio español durante la II Guerra Mundial. Oro y divisas que, previamente, habían sido robados por el régimen nazi a judíos víctimas del Holocausto. Y digo encontró porque dichos papeles estaban en una vía abandonada próxima a la antigua estación de Canfranc (Huesca). Ahora, el Gobierno de Aragón reclama los documentos. ¡De chiste!.