Christian Schad

Retrospectiva de Christian Schad en el Musée Maillol Fondation Dina Vierny, París (Del 6 de noviembre de 2002 al 14 de febrero de 2003). Esta extraordinaria exposición merece por si sola un viaje, pues, salvo en Alemania, es la primera vez que este artista goza de una gran retrospectiva. Perteneció al grupo Dada de Zúrich, colaborando con Tristan Tzara y Picabia, y allí inventó las llamadas –por Tzara- «schadografías», similares y paralelas, si no anteriores, a los rayogramas de Man Ray, ya que fueron hechas en 1918-1919. También realizó objetos con materiales pobres y de desecho, assemblages a la manera de Schwitters, para pasar después a ser uno de los mejores representantes de la Nueva Objetividad. Obras como su Autorretrato con modelo, 1927, el Dr. Haustein, 1928, o Dos chicas, 1928 (el retrato de dos lesbianas), fueron ya considerados iconos en su época. Cabe señalar unas extraordinarias litografías de genitales femeninos.

Por Victoria Combalía.

Galería de imágenes (las secciones más interesantes son «obrazy» y «schadografie»).

********************

Dr. Haustein

De todos los pintores de la Nueva Objetividad, Schad fue el menos político, pero el que más carga psicológica aplicó a sus obras. En este retrato se recoge con una fidelidad extrema, casi obsesiva, la imagen de un médico dermatólogo de origen judío, llevando bajo el brazo un instrumento clínico como único atributo. Detrás, una amenazante sombra recrea el perfil de la amante del retratado, una modelo profesional. Se ha comentado que esta obra, con su aire intranquilo y de desasosiego, tuvo carácter premonitorio, pues el retratado se suicidaría años más tarde al saber que la Gestapo iba a detenerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *