Clásica y Moderna

Joaquín Carbonell en Clásica y Moderna. Con Philippe Charlot (voces, guitarras y bozooki), Jean Luc Fabre (contrabajo), Hugo (teclados) y Gran Bob (voces, percusiones y armónicas). Invitados: Valerie, Ambar Matiatu y Riqui Igea

Sábado 13 de febrero, 20.00 h.  Salón de Actos Ibercaja (Plaza Paraíso). Entradas en www.ibercaja.es (entradas). Precio: 3 y 4 euros. La taquilla se entregará a la ONG que decida cada espectador.

********************

Joaquín Carbonell vuelve a los escenarios de Zaragoza en solitario, sin la compañía de los que han sido durante meses sus habituales parejas: Eduardo Paz y Labordeta, con los que ha recorrido la geografía aragonesa con el disco ¡Vayatrés!

Carbonell ofrecerá un concierto íntimo, volcado en sus propias canciones, un reflejo de sus últimos discos y especialmente de Clásica y Moderna, un CD reconocido y aplaudido por toda la crítica nacional.

De la mano de su amigo y arreglista Philippe Charlot, más la compañía de Jean Luc Fabre, contrabajo en sus dos últimos discos, la presencia en los teclados de Hugo (Bogus Band) más la valiosa colaboración de Gran Bob, Carbonell promete un recital único, donde circulará el swing en todas sus modalidades, la chanson francesa, de uno de los cantautores más singulares y reconocidos del panorama español.

Amigos

Joaquín Carbonell contará con la colaboración de algunos amigos como Ambar Matiatu, la reconocida voz cubana residente en Zaragoza, que grabó “Suavemente desganado” de Carbonell. Juntos entonarán este divertido swing.

Riqui Igea es un cantautor zaragozano que comienza a volar alto. Autor de cuatro novedosos discos, también grabó “Calle de los locos”, de Joaquín. En el concierto ofrecerán ambos un duelo de voces y sintonía.

Valerie es la voz de voces en los discos de Carbonell. Propietaria de un registro dulce y delicado, Valerie ha cantado con Carbonell en todos sus últimos discos y en viajes por Argentina. Su timbre francés resalta el gusto por la chanson de Joaquín. Además hace gala de su facilidad para la música haciendo sonar su pintoresco Ukelele (sí, como Marylin) y su conzertino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *