Crímenes del Comunismo

Estrasburgo (Francia), 25 ene (EFE).– La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó hoy una resolución en favor de «una condena internacional de los crímenes de los regímenes comunistas totalitarios», con 99 votos a favor y 42 en contra tras un encendido debate dentro y fuera del hemiciclo.

La Asamblea pone de manifiesto en la resolución que los regímenes comunistas que hubo en Europa «estuvieron marcados, sin excepción, por violaciones masivas de los derechos humanos», que «incluyeron asesinatos y ejecuciones». También señala que esos crímenes «se justificaron en nombre de la teoría de la lucha de clases y del principio de la dictadura del proletariado», lo que «hacía legítima la ‘eliminación’ de las categorías de personas consideradas perjudiciales para la construcción de una nueva sociedad, y por tanto enemigas de los regímenes comunistas totalitarios». El ponente del informe, el parlamentario conservador sueco Goran Lindblad, justificó su iniciativa porque «el gran público es poco consciente de estos crímenes» por la falta de una investigación exhaustiva sobre lo que ocurrió. En la resolución se argumenta que la condena por parte de la comunidad internacional «favorecerá la continuación de la reconciliación» e incitará a los historiadores de todo el mundo a «establecer y verificar objetivamente el desarrollo de los hechos». En el texto, en el que se propone rendir homenaje a las víctimas, se invita a los partidos comunistas a «reexaminar su propio pasado y a tomar distancia» de los citados crímenes. Según Lindblad, sólo en China y en la Unión Soviética hubo a causa de esos regímenes 65 y 20 millones de muertos respectivamente.

El debate creó tanta expectación que 63 parlamentarios pidieron la palabra. La mayoría de los diputados de los grupos popular, liberal y demócrata se mostraron a favor del texto. Varios de ellos aseguraron «no conocer ningún país donde el Partido Comunista haya conquistado el poder y haya seguido siendo democrático». Por contra, representantes del Grupo de la Izquierda Unitaria se opusieron a la resolución, mientras que algún demócrata ruso, como Konstantin Kosachev, quiso subrayar las «diferencias que no vale la pena explicar aquí» entre los crímenes del comunismo y los del nazismo. Diferente opinión mantuvo el diputado ultranacionalista ruso Vladimir Zhrininovski, al asegurar que «los crímenes comunistas fueron más horrorosos que los de los nazis». Además, Zhironovski, que figura en el grupo de no inscritos de la Asamblea del Consejo de Europa (que integra 46 países) calificó de «tontería» decir que la Unión Soviética salvó a Europa del fascismo. El Grupo Socialista, por boca de su presidente, el español Lluis María de Puig, pidió la devolución del informe a la Comisión de Asuntos Políticos, debido a la «falta de análisis» y a que puede dar lugar a «interpretaciones incorrectas y nefastas», pero su propuesta fue rechazada por 81 votos en contra y 70 a favor.

Si bien la resolución fue aprobada, no ocurrió lo mismo con un proyecto de recomendación a los gobiernos de los Estados miembros del Consejo de Europa para el que eran necesarios dos tercios de los votos. Tampoco salió adelante la iniciativa de crear, junto a la Unión Europea (UE), un Museo europeo en memoria de las víctimas de los regímenes comunistas totalitarios, con sede en Bruselas, o el lanzamiento de campañas nacionales de sensibilización sobre «los crímenes cometidos en nombre de la ideología comunista».

56 comentarios


  1. Recuerda Martin Amis en ‘Koba el terrible. La risa y los veinte millones’ que mientras miles de personas se manifestaban frente a la embajada de los EE. UU. en Londres por la guerra del Vietnam, eran apenas unas decenas las que lo hacían contra los crímenes comunistas. Me alegra enormemente la resolución que La Asamblea ha aprobado: todavía quedan muchos crímenes que condenar, pero ya son más de cien millones menos.

    Responder

  2. Flata pues condenar los crímenes cometidos al luchar contra los que comentían los crimenes condenados. A Vietnam o a Centroamérica me refiero sin ir más lejos. Estaba releyendo el título de este artículo, «los crímenes del comunismo». Es interesante esa asociación. No dice los crimenes cometidos por los régímenes comunistas de Lenin y Mao sino por todos los regímenes comunistas. Lo dicho, a ver cuando encontramos al responsable, o mejor régimen responsable, de los muertos por hambre y miseria en el tercer mundo. Me da que van a ser muchos más de cien millones.

    Responder

  3. Muchísimos más, pero no vayas a pensar que somos los occidentales los únicos responsables (que lo somos y mucho y en especial las llamada «Política Agrícola Común» hecha a medida para Francia y (menos) España con un cheque británico, para salvar voluntades).

    Los propios regímenes del 3º mundo son culpables por la corrupción tan absoluta en la que viven. Te recomiendo la lecturta delm último libro en español de Robert Kaplan: Rendición o hambre. Realmemnte aleccionador sobre las culpas occidentales en los casos de Etiopía, Sudán, Somalia y Eritrea.

    Por cierto la gran hambruna de Etiopía, fue otro experimento stalinista, este, de Menhistu Haile Mariam. Simpático muchacho.

    Responder

  4. Es obvio que en los paises del Tercer Mundo también hay responsabilidad (ciñámosla, sin embargo, a sus corruptas capas dirigentes), y mucha, por el estado de sus propias naciones. Ahora bien, ojo con sublimarnos a los occidentales, porqué hemos aprovechado hasta el paroxismo — y lo seguimos haciendo — nuestra ventajosa situación de «salida»: 1. Si no, demos un vistazo al origen del conjunto de córpus de valores que dan tapadera ideológica (desdel marxismo al neoliberalismo, desde los patrioterismos militaroides a los populismos más bananeros) a estos regímenes y en cuya exportación hay responsabilidad compartida entre ambos hemisferios y no sin destilar en ello cierto paternalismo del primero hacia el tercer mundo; 2. Supongo, además que no hará falta recordar el origen de la mayoría de fabricantes de armamento que proveen a estos tiranos de turno, ¿verdad?…, sector que en España, por cierto, optiene pingües dividendos de este vergonzoso circuito comercial.

    Por tanto, responsabilidad compartida, of course.

    Responder

  5. Los crímenes del comunismo es un más que acertado título. No se trata únicamente de los crímenes de Lenin o Mao: están Stalin, Pol Pot y sus jemeres rojos (hay por ahí un documental muy bueno: ‘S-21, la machine de mort Khmère rouge’, de Rithy Panh), Ceaucescu…

    ¿Ha habido algún régimen comunista que no haya llegado al poder mediante las armas?

    Habiendo causado muchas más muertes el comunismo que el nazismo (¿o escribimos aquí, mejor, régimen nazi de Hitler, torrao?), todavía haya tanta gente que se resista a comparar ambas ideologías: ¿reaccionamos igual ante un chaval con una camiseta con la cruz gamada y otro que lleve impresos la hoz y el martillo? El chaval de la cruz gamada nos resultará detestable sin más: rápidamente, sin reflexión alguna, de una manera automática, casi inconscientemente; el chaval de la hoz y el martillo puede incluso que hasta nos caiga bien: y hasta me atrevería a decir que: rápidamente in reflexión alguna, de una manera automática, casi inconscientemente. El comunismo, que arruinó (sigue haciéndolo: mientras sigo expectante ante China) a todos los países que tocó (y de eso saben un poco aquellos que, tras la caída del Muro pudieron escapar de aquellas ruinas: excelentes escritores también, como Pavel Kohout, por ejemplo), ganó sin embargo una gran batalla: fue el sistema que deslumbró a la comunidad intelectual europea, que sigue deslumbrando a gran parte de esta, llenando, tantos años después, de comisarios políticos el mundo editorial, por ejemplo. Había, como dijo Sartre, que callar el asunto de los campos soviéticos “para no desesperar a Billancourt”. De aquellos barros estos lodos.

    Un saludo.

    Responder

  6. Sobre la llegada al poder de un PC sin muertes de por medio existe un curioso precedente, sin duda la excepción que confirma la regla.

    Se trata de Dom Mintoff que gobernó Malta durante varios periodos en los 70 y 80. Si bien era un comunismo light (Partido laborista) y se benefició del «nacionalismo antibritánico» que encarnaba, forzando la retirada de fuerzas del Reino Unido de la isla.

    Lo dicho, la excepción mediterránea…

    Sobre lo que dice Mínimo de los intelectuales hay un recomnedable libro, del que «curiosamente» no existe traducción española. Se trata de «El opio de los intelectuales» de Raymond Aron, el intelectual francés que no pudo hacer sombra, más que tras su muerte a ese «intelectual» que bailó la indigna danza de «la nausea» entre la Francia de Vichy y la Plaza Roja de Moscú, pasando por Paris en el 68, llamado Jean-Paul Sartre.

    Cosas veredes…

    Responder

  7. Estas en tu derecho, Mínimo, de confundir una ideología con los regímentes políticos que se han inspirado en ella (es decir, confundir stalinismo con comunismo. Comunista es tambien Gorbachov, y no me parece más «criminal» que, por ejemplo, Aznar o González).

    Seguramente te parecería ridículo confundir a Bush con la Democracia liberal occidental, o la pena de muerte de algunos de estos estados con la falta de derechos humanos, o los crimenes racistas del siglo XX en EE.UU. como un ejemplo inequívoco del carácter pernicioso de ese tipo de régimen (la democracia liberal).

    Como digo estás en tu derecho, aunque son muchos los intelectuales liberales y conservadores (Rodriguez Brawn, Herrero de Miñón…) a los que se les ha podido escuchar en más de una ocasión una defensa de los valores marxistas, aún sin compartirlos. Como se puede escuchar a muchos comunistas actuales valorar positivamente la democracia liberal y repetarla, aún considerando que existe otras opciones más justas socialmente.

    ¿Comparar el ideal nazi con el comunista? Tal vez tenga que volver a leer a Payne, Touchard, Thornton, Carr, Taibo, Hill… y por supuesto a Marx.

    Responder

  8. En todo caso, Julián, no sería un derecho, sino un error. Error en el que seguiré hasta que se me revele como tal. ¿Qué es, finalmente, una ideología, sino el total de los actos de sus partidarios? ¿A que no dudas, Julián, en identificar ideología nazi con el régimen nazi de Hitler? ¿Por qué comparamos constantemente, un comunismo utópico que no existe, con la ejecución de las democracias liberales?

    Por otra parte, comparar nazismo con comunismo no significa igualarlos, aunque tantas cosas tengan en común, desde su totalitarismo hasta sus técnicas de exterminio. Comparar, quizá, para comprender.

    Respecto al libro que recomiendas de Aron (discípulo del gran Max Weber y grande él mismo por derecho propio), Luis, no lo he leído: en casos como este hay que aprender bien francés para poder leerlo, porque si lo que pretendemos es esperar a que se edite aquí vamos apañados. ‘Más vale equivocarse con Sartre que tener razón con Aron’, decían entonces, dicen ahora.
    Hay otro libro curioso sobre el tema de los intelectuales: ‘La traición de los clérigos’, de Julien Benda, libro que escribió en 1927.

    Saludos.

    Responder

  9. Luis, Mínimo,

    Las «democracias» tampoco se impusieron repartiendo libros y flores, la guillotina me parece poco romántica, y las mujeres se ganaron el derecho a votar mucho más tarde. Mucho comunismo pérfido, pero la entrada del capitalismo en Rusia ha llevado consigo el descenso de la esperanza de vida (no digamos ya del nivel) de sus habitantes. Pero claro, ahora resultará que es algo transitorio o una aplicación incorrecta del capitalismo.

    Es lo de siempre, el comunismo es malo, el capitalismo/liberalismo económico es bueno. Si la tasa de alfabetización cubana es elevada es un accidente, si los rusos se mueren ahora 10 años antes que con Gorbachov entonces no hay que buscar responsables porque no estamos hablando de asesinatos. Amos anda. Estoy muy mayor para estos maniqueismos.

    Cierto, Pol pot un joputa, Mao otro, Lenin ni te cuento, los experimentos del etíope fatal, pero ahora atrévete a decirme que el FMI o el BM son infalibles y han fomentado la mejora de las condiciones de vida de los paises bajo su tutela. ¿Procesaremos a los dirigentes de las instituciones de Brenton Woods por asesinato? ¿Condenaremos a Reagan por financiar a las bestias terroristas que asolaron Centroamérica o no hace falta porque no llegan a un millon? ¿A Madeleine Albraight por decir que medio millon de niños muertos por el embargo a Irak era el precio a pagar? ¿A Bush por los 100.000 de no irse con chiquitas de embargo y entrar como elefante en cacharrería?

    Sí, yo abogo por hablar del «régimen nazi de Hitler». No, no soy partidario de satalinzar ideologías. Ni siquiera las vuestras.

    Responder

  10. Dice mi sabio de cabecera, Agustín García Calvo, que ninguna fe, ninguna ideología es inocente, y que no nos engañen. Y para mí que dice bien.

    Yo no entré aquí para defender a la democracia liberal, ni al capitalismo, ni a la globalización, ni a Bush, ni a Reagan, ni a nada que se les parezca, sino a expresar mi satisfacción ante la condena pública de una ideología, otra, criminal. Pero ocurre lo de siempre cuando se condena al comunismo, esto no es nada nuevo. Son tantos los que sostienen que atacar al comunismo es hacerle el juego a la derecha, y está tan extendida, que no me extraña nada. Cualquier comentario condenando al comunismo será rebatido, no por sus méritos (¡qué méritos!), sino atacando al capitalismo, a la democracia, a la globalización, a Bush padre, a Bush hijo y hasta al Espíritu Santo si se tercia.

    Saludos.

    Responder

  11. Mínimo, ahora aparece un iluminado inspirado en las lecturas de tu sabio de cabecera, se carga a cien millones y dentro de veinte años alguien escribe es su blog sobre los «crímenes de García Calvo».

    ¿Ninguna ideología es inocente? Los libros no han matado a nadie, los hombres sí.

    Responder

  12. mínimo, no se ha condenado al comunismo. se ha condenado los crímenes de los regímenes comunistas totalitarios, que es muy distinto.
    Podemos discutir si el comunismo como ideologia o cómo sistema es más o menos acertado pero de ninguna manera podemos establecer un paralelismo comunista=criminal.
    Otra cosa es que se haya utilizado cómo excusa o medio para justificar lo injustificable.

    Responder

  13. de hecho, el comunismo nunca ha sido puesto en práctica completamente tal cómo fué diseñado por marx y engels.
    los llamados liberales de este país, cuando les conviene tiran de postulados comunistas. («la igualdad de todos los ciudadanos del estado…»)

    Responder

  14. No, hombre, no; no digas barbaridades, torrao. Convendrás conmigo en que, si son los hombres quienes matan, y no los libros, son los hombres quienes escriben los libros, y no los libros.

    Sé que no se ha condenado al comunismo, vitruvio. La cosa, ahora, venía acerca de por qué se ha titulado el post ‘Crímenes del Comunismo’ y no ‘Crímenes de los regímenes comunistas’, como proponía, más o menos, torrao.

    La cuestión sería averiguar el grado de responsabilidad que tiene una determinada ideología en los crímenes que se puedan ejecutar en su nombre. Y esto es muy complejo, aunque el comunismo haya asesinado en perfecta coherencia con las doctrinas que prodiga.
    Y vuelvo al tema de la comparación nazismo-comunismo: todos parecemos ver, aunque torrao se haya hecho el ciego en esta ocasión, que está en la propia esencia de la ideología nazi su naturaleza criminal: ¿por qué nos cuesta ver lo mismo en el comunismo? ¿porque a diferencia del nazismo, ideología del odio, el comunismo asesina por amor a los hombres?
    Me parece que era Aristóteles quien decía algo así: es cómo escogemos entre el bien y el mal lo que determina el carácter de los hombres, y no nuestra opinión acerca del bien y el mal.

    Camus, que también padeció a Sarte, parecía tener muy claras estas responsabilidades en ‘El hombre rebelde’.

    Saludos.

    Responder

  15. ¿Qué fue, entonces, a tu juicio, vitruvio, lo que hicieron Pol Pot y sus Jemeres Rojos en Camboya sino llevar a sus últimas consecuencias el comunismo?

    Responder

  16. Yo no veo que el los regímenes comunistas asesinen en perfecta coherencia con las doctrinas que prodiga. Más bien al contrario. Los crímenes cometidos en su nombre son una perversión de la ideologia original.

    Responder

  17. Si admitimos que es falsa e injusta la equivalencia:

    COMUNISMO = CRIMENES

    debemos admitir que también es falsa la equivalencia

    NAZISMO = CRIMENES

    ¿O no?. ¿O es que, y hago de abogado del diablo, el nazismo SI es condenable como ideología?.

    El brete es para Vitrubio

    Responder

  18. Siento llegar tarde (cosas del trabajo), pues Mínimo se ha retirado. Por ello no comentaré sobre su intervención.

    Luis, es dificil aceptar que Comunismo, Nacismo, y por qué no continuar con democracias liberales, regímenes militares sudamericanos, regímenes populistas, regimentes confesionales de cualquier signo… son criminales. Desde todas las ideologías o tipos de regímenes que han existido hasta la actualidad se han cometido crímenes en masa.

    Digo yo que en algún punto tenemos que poner las diferencias. Tal vez en diferenciar que ideologías aportan cosas positivas y cuáles no. El liberalismo las aporta, el marxismo también, las religiones las aportan ¿qué aportó el nazismo?

    Responder

  19. Luis,
    poner en el mismo saco al nacismo y las otras ideologias es un insulto a la inteligencia.
    te recomiendo que instes a tus representantes políticos que cambien las leyes y despenalicen la apologia del nacismo ya que el comunismo no está penalizado o al revés, que prohiban al partido comunista. O mejor empieza por la Constitución, que en su apartdos de derechos tiene demasiada carga comunista y ninguna nazi.

    Responder

  20. «Podemos discutir si el comunismo como ideologia o cómo sistema es más o menos acertado pero de ninguna manera podemos establecer un paralelismo comunista=criminal. Otra cosa es que se haya utilizado cómo excusa o medio para justificar lo injustificable», Vitrubio dixit.

    Te recuerdo que en la República Federal alemana los partidos nazis y Comunistas estaban prohibidos. Ellos sí que sabían de qué hablaban cuando hablaban de las dos ideologías.

    Lo del insulto a la inteligencia, creo que es un comentario irreflexivo y viciado por la historia. ¿podemos decir (y no es apología) que el régimen de JHitler fue una como dices tu del comunismo: «Yo no veo que el los regímenes (comunistas) asesinen en perfecta coherencia con las doctrinas que prodiga. Más bien al contrario. Los crímenes cometidos en su nombre son una perversión de la ideologia original»?.

    Está claro que la izquierda (siguiendo la teoría de Marx) conquistó cotas de seguridad y dignidad para el hombre que no se habían conseguido antes. Hoy en día el discurso marxista ha muerto. Las conquistas sociales en Occidente ha alcanzado su cota más alta (no así en el 3º mundo, claro). Eso se lo debemos a la izquierda. Justo es reconocerlo. Cuando hoy en día se pretende continuar con esas tesis se producen casos como los de Cuba, Corea del Norte y otros, donde se sigue asesinando en nombre del Marxismo y del comunismo. ¿Y los nazis?, ¿dónde quedan nazis?, ¿en las gradas del Bernabeu o del Nou Camp?…

    Responder

  21. Yo te recuerdo que en españa tambien estaba prohibido el partido comunista (recuerda lo que pasó tras su legalización, por ejemplo la reacción del ejército) y que en EEUU estaban perseguidos sin ser sospechosos de haber cometido ningun crimen mientras el KKK campaba libremente. En la alemania actual sólo esta prohibido el nacismo.

    PD. de las gradas del camp nou se han erradicado los grupos violentos, a ver cuando se ponen manos a la obra los otros clubs.

    Responder

  22. Los paises más pobres del mundo son algunos africanos: Somalia, Angola,Mozanbique,etc. Por favor, hechen un vistazo a la historia reciente de esos paises. Su pobreza es consecuencia de la influencia sovietica. Allí se ensayó el comunismo africano. China o la India aumentaron su nivel de vida y eliminaron las hambrunas terribles gracias a la liberación de los mercados. Pero claro, para decir esto hay que leer un poco. Y por lo visto los libros muerden. Es mejor sumarse a la opinión políticamente correcta, y tirar palante, no sea que nos enemistemos con nuestros colegas. O que nos llamen facha.

    Es falso, igualmente, que el bienestar de Occidente se deba a la izquierda. También esto está estudiado. Los sindicatos de clase querían llevar al extremo las contradicciones del capitalismo. Y esto implicaba que no deseaban mejoras sociales para los trabajadores. Deseaban la revolución. Solo los sindicatos que no eran de clase, luchaban por las mejoras de los trabajadores. Si bien es cierto que el discurso sindical en Europa (no tanto en EEUU) era marxista a veces (esto quedaba bien y de paso asustaba al capital), en absoluto eran realmentre marxistas en sus políticas sociales. Esto es pura lógica. Un marxista no quiere mejoras. Quiere la revolución. Y tras la revolución (asumiendo los sufrimientos que acarrea), el cielo utópico prometido.

    ¿Que problema hay en condenar los regímenes comunistas igual que se hizo con el nazismo?

    Ya, claro, también las democracias son malas y eso. Son egoistas, injustas, hacen guerras pa divertirse, bla bla bla.

    La política es el Mal. Pero por favor, equiparar cualquier democracia occidental con un régimen totalitario (nazi o comunista) es pura mala fe.

    Moussolini era fascista, Franco ejerce una dictadura nacionalcatólica. Ninguno de ellos era totalitario. Eran injustos y liberticidas, pero no totalitarios. Nazis y Stalinistas sí lo eran.Allí, queridos amigos, había genocidios por raza o por clase. Lo que trata de hacer la UE es solo dar un poco de equilibrio al asunto. El nazismo ya nadie lo defiende, pero el comunismo sí.

    Responder

  23. Nazis y Comunistas hacen lo mismo. Los nazis son cínicos y los comunistas hipócritas. Voila la diferance. Decir que son menos malos los comunistas que los nazis es optar por la hipocresias en lugar del cinismo. Si bien en el ámbito moral esto podría tener algún sentido ( la hipocresía es el homenaje que el vicio rinde a la virtud dijo un filósofo), en política es del todo cuestionable. La hipocresia comunista, la mentira pues, fue creída por la mayoría, y esto ayudó a que el sistema comunista, con sus genocidios y demás males, siguiese actuando. El discurso nazi, por ser en exceso sincero, es más fácilmente desmontable desde el punto de vista teorico. En este caso el mal nos da alguna oportunidad de defensa argumentativa.

    Responder

  24. Yo leí hace años El libro negro del comunismo. Puedo decir que junto a capítulos bien documentados(el de la URSS,sobre todo),hay otros que son no ya mejorables, sino directamente falsos.Concretamente los referidos a España,Cuba y Nicaragua. Están llenos de mentiras,tergiversaciones y falsificaciones.El libro, además, es claramente oportunista coincidiendo con la máxima expansión internacional del revisionismo histórico de derechas.Y entra dentro de esa corriente.La obra tiene mucho de LIBELO por el tono de odio y venganza con que esta escrita,es demasiado larga(más de 900 páginas) y sumamente irregular.El promotor de esta obra ha sido en realidad Jacques Chirac, hasta hace poco líder de la derecha francesa con el objeto de desprestigiar una posible alianza de los socialistas con los comunistas.Si los socialistas se aliaban con los asesinos de más de cien millones de personas,¿qué crédito merecían?.Mejor votar por Chirac.¿No?. Pues eso.
    Por cierto las cifras de la represión comunista están claramente infladas. Por ejemplo,la cifra real de oficiales polacos asesinados en Katyn es de 4.400, no de 22.000 como escriben en ese libro y otros sitios.El número de muertos bajo el régimen soviético es de unos 14 millones(la mayoría bajo Stalin), no 20,ni 30 ni 50 millones como se anda pregonando por ahi. En China habría 40 millones,la mitad de ellos debidos a la hambruna provocada por el fracaso del Gran Salto Hacia Adelante.La otra mitad por ejecución.En ningún caso 65 milones como pone en el libro.En Camboya,1,7 millones. En Corea de Norte, si podría haber una cifra similar a la camboyana,debido sobre todo a hambrunas. Y en el resto del mundo comunista, las cifras se contarían por miles o decenas de miles de muertos(17.000 en Cuba,30.000 en Laos, 5000 en Hungría,etc).Es decir la mayor parte de la represión comunista(un 90%, por lo menos) esta concentrada en 4 países(URSS,China,Corea del Norte y Camboya) y en el resto del mundo comunista, es bastante más moderada.En El libro negro, hablan de 100.000.000 de muertos,otras por ejemplo en la portada 80.000.000.Ellos mismos se contradicen.Después hablan de 1 millón de muertos en Europa del Este por el comunismo, pero en los capìtulos que hablan sobre esta zona son incapaces de dar una sola estadística de muertos de cada país. De hecho no mencionan una sola cifra en ningún momento.La cifra real a nivel mundial se acercaría a los 60.000.000, de los cuales como ya he dicho la mayoría se dieron en los 4 países ya mencionados.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *