Criminalizar la Red:

Cae una red de violadores de bebés que difundía “brutales” imágenes en Internet: Así encabeza EFE la noticia y la primera reacción la sientes cuando un escalofrío te recorre la columna vertebral ante tanta maldad. La segunda es maldecir a los presuntos violadores y añorar los ‘látigos para desollar’ o las ‘sillas de interrogatorio’. Pasado este momento de ofuscación mental, ya sólo deseas que la policía tenga las pruebas suficientes para que esos elementos pasen una larga temporada en la cárcel (sigo con la ofuscación: si tiran la llave, mejor).

Ya más tranquilo, analizo el titular y me pregunto qué delito considera la agencia EFE más grave, si ‘violar bebés’ o ‘distribuir las imágenes por Internet’. Una pregunta también pertinente para ABC (“Desarticulada una red de violadores de bebés que distribuía las imágenes por Internet“), EL MUNDO (“La Policía desmantela una red de violadores de bebés que distribuía imágenes ‘horripilantes’ en la Red“), EL PERIODICO y LA VANGUARDIA (estos dos últimos utilizan el mismo titular que EFE). En este caso, además, da la impresión que los videos estaban al alcance de todo el mundo cuando, en realidad, se movían por circuitos restringidos y ocultos. El mensaje subliminal, en especial para quienes no conozcan los entresijos de la Red, resulta evidente: delito e Internet van de la mano. Es tan insistente el empeño de ciertos medios de comunicación en criminalizar a los internautas que, a este paso, no sólo necesitaremos un carné como el de identidad para conectarnos sino también un “certificado de buena conducta” para navegar. Al menos, EL PAIS se desmarca en esta ocasión y titula: La policía detiene a cinco personas en España de una red de violadores de bebés. [NOTA: en todos los casos me refiero a las versiones digitales a las que he accedido entre las 18,00 y las 18,30 hora local].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *