Crisis y Paro (XIV)

Ya no hay de qué preocuparse: ahora sabemos, porque así lo ha dicho el ministro de Fomento, que “España es víctima de una conspiración internacional centrada en destruir la posición económica del país y, a partir de ahí, el euro”. Creo que sobra cualquier comentario.

Resumen datos :: Información detallada

53 comentarios


  1. Las empresas apenas pagan Impuestos, por sus beneficios, en España ya: hoy menos que nunca:

    ¿Y cómo no íbamos a tener así las cuentas de Gasto público por nuestro Erario en tan quebradiza Crisis, luego de dilapidar tal generosidad presupuestaria con quien aquí más ingresa? ¡Lo peor no vienen siendo ‘reducciones del Excedente societario’… sino esa dimisión gubernamental a la hora de seguir gravando sin tolerancia cómplice ante quien se inhibe a la hora de su ‘paso imprescindible por taquillas colectivas para declarar -y pagar- Beneficio’ que hoy aun, privado, tiene!

    Según datos oficiales publicados desde AEAT (Administración Estatal para Agencia Tributaria del Ministerio de Hacienda) la tributación fiscal efectiva sólo es 10% de media, un tercio sobre tipo nominal en el Impuesto de Sociedades; y se redujo a la mitad los 3 últimos años. O sea, como bien se puede ver:

    Fue 19,5% en 1995, el último año con gobierno ‘socialista’ del Reino de España (por Felipe González y Solbes)…
    – Varió de 20,4% a 22,8% entre 1997 y 2003, todos los años mandados por dizque populares (Aznar y Rato)…
    Baja desde 19,6% hasta 10% del 2005 al 2009 con PSOE gobernándonos (“ZP”, y Solbes o Salgado), ahora.

    [Pero, mientras, un IRPF para la renta del Trabajo subió su tipo menor de 15% a 24%… y el más alto lo dejó no inferior al 43%]

    Responder

  2. De acuerdo con Hacienda, un cuarto de la economía española está ‘sumergida’, o sea, no arrima el hombro para que Hacienda cobre con qué sostener nuestro Estado (autonómico) ni que la Seguridad social pueda garantizar unas Pensiones nada más que muy menguantes

    ¡Y los cálculos publicados por el Empresariado lo confirman!

    ¿Y aun se andan preguntando por ahí cuál es el origen real de las ‘burbujas’ -o el ‘suflé’- ahora reventados en forma de Crisis? La moraleja que tratan de negar con slogans simplistas es bien clarita:

    El precio por no estar en la selva son los impuestos. Si se quiere, se pueden pedir impuestos low cost, pero no se puede pedir el no cost

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *