Cumbre de la Tierra

La Cumbre de la Tierra da sus últimos coletazos sin lograr avances espectaculares ni lo más importante, a saber, un calendario con propuestas concretas y fechas precisas. Nos queda el «consuelo del tonto» si consideramos el mismo hecho de esta conferencia mundial pues, al menos, podemos conocer los problemas más acuciantes del planeta e identificar a quienes se oponen, en aras del dinero, a intentar solucionarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *