Cumbre ONU: sólo buenas palabras

Tras largas negociaciones, La Asamblea General de la ONU aprobó, por fin, el documento en el que se expone la reforma de la ONU. No se esperan grandes cambios y, casi con todo seguridad, se convertirá en la declaración final de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que comienza hoy, miércoles. Desafortunadamente, las noticias que llegan no invitan al optimismo y, si nadie lo remedia, todo seguirá igual.

Para empezar, EEUU ha evitado el establecimiento de un calendario para alcanzar, por parte de los países desarrollados, el tan prometido 0,7 % del PIB para ayuda al desarrollo. Eso sí, se anima y «se da la bienvenida» a los países que lleguen al 0,5 % en el año 2010.

El terrorismo, uno de los aspectos más controvertidos, tampoco obtiene el deseado consenso y se aplaza cualquier decisión al respecto. Del documento también desaparece, pese a la oposición de varios países árabes, la cita que hacía referencia al derecho de los países a la resistencia armada en caso de ocupación militar y, lo que aún es peor, también se elimina del documento el punto que declaraba los ataques a civiles como injustificables.

No obstante, también aparecen algunas iniciativas laudables. La Comisión de Derechos Humanos, en la que ya nadie creía, será sustituida por un nuevo Consejo de Derechos Humanos aunque de su ámbito de actuación, composición, recursos, etc. nada se dice.

Asimismo se creará una Comisión para la Construcción de la Paz que seguramente caerá en manos de las potencias occidentales, pues el documento contempla la inclusión en dicha comisión de aquellos países que más contribuyan económica y militarmente. El Consejo de Seguridad, el Tribunal Penal, la lucha contra la corrupción y el cumplimiento del objetivo principal establecido en la Cumbre del Milenio (2000) -reducir a la mitad el número de personas que viven en «extrema pobreza» (con menos de un dólar al día) en 2015- serán también objeto de debate en esta cumbre. No esperen milagros.

DOCUMENTACION:

ENLACES:

DECLARACIONES (14/SEP): Intervenciones de Kofi A. Annan, Secretario General y de George W. Bush (inglés) ante el pleno, y también la intervención del Presidente del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, en la reunión de alto nivel sobre Financiación al Desarrollo.

DOCUMENTOS DE LA CUMBRE:

Análisis:

  • El naufragio y Cumbre bajo mínimos. Por José Vidal-Beneyto, periodista (EL PAIS, 16-17/09/05)
  • Punto muerto para el Milenio + 5. Este análisis se limita a describir y valorar brevemente los resultados alcanzados en materia de cooperación internacional al desarrollo en la reciente cumbre de Naciones Unidas y las posteriores reuniones de otoño del FMI y Banco Mundial. Iliana Olivié, Investigadora principal, Cooperación Internacional y Desarrollo, Real Instituto Elcano (REAL INSTITUTO ELCANO, 11/10/05).
  • Las amenazas a la seguridad humana y el problema de los medios de acción. Luis Peral, Doctor en Derecho, Master en Derecho de la Unión Europea, Licenciado en Derecho y en Ciencias Políticas, con especialización en Relaciones Internacionales, por las Universidades Complutense y Carlos III de Madrid. Es también Diplomado en Derecho por la Universidad de Kent (Canterbury, Reino Unido). Está adscrito en la actualidad al Centro de Estudios Políticos y Constitucionales del Ministerio de la Presidencia (España) en el marco del Programa de Investigación Ramón y Cajal, y colabora con FRIDE (FRIDE, OCT/05).
  • La Cumbre de la ONU: Una apuesta necesaria. Tarun Chhabra, ex investigador del Grupo de Alto Nivel del Secretario-General de las Naciones Unidas sobre las amenazas, los desafíos y el cambio (FRIDE, OCT/05).
  • ¿Podrá salvar la reforma a la ONU? Oportunidades para la creación de un organismo multilateral eficaz para el siglo XXI. Johanna Mendelson Forman, Responsable del Programa para la Paz, Seguridad y Derechos Humanos de la Fundación de las Naciones Unidas y Directora Adjunta del Programa de Seguridad Internacional del Center for Strategic and International Studies, Washington DC (REAL INSTITUTO ELCANO, 17/10/05).

7 comentarios


  1. Quizás si exista motivo para el optimismo. Si la voluntad de “algunos” se impusiera estas reuniones probocarían un “gran cambio”: el fin de la ONU.
    Que la institución continue en su camino de la denuncia y la lucha contra la pobreza, que se quiera que el Consejo de Seguridad se reforme para incrementar la representatividad (¡claro que no hay consenso en ello!) son motivos para el optimismo.
    Un mínimo de reformas ya es un gran paso adelante en un mundo con una única superpotencia que no desea una institución multilateral que pueda poner límites a su política.

    Responder

  2. La pregunta quizás más sabrosa, para no levitar infructuosamente en exceso, sería la que se trata de contestar por ejemplo en ‘¿Y nosotros, para la “Pobreza Cero”, qué podemos hacer?’ (http://www.nodo50.org/reformaenserio/articulos/junio2005/pacoultimo.htm):

    “… Los poderes políticos se persiguen, se negocian y se aprovechan para engordar unas cuentas concretas con prosaicos dineros, del aquí y del ahora, por más que el discurso busque difuminarse en un despiste de seductoras identidades -u otros apetitosos sueñuelos no menos estupefacientes- a fin de encandilarnos con su portentosa altura de miras (¡Un Globo, 2 globos, 3 globos!), en la espera de futuribles muy claros o puros pero luego siempre postergados más allá… de este -nuestro único- presente real.

    (…) A la vista de ello podrían entrarnos sospechas de que quizá lo más práctico fuese recuperar alguna firme y rotunda exigencia, a los legisladores escogidos mediante el voto -con unas reivindicaciones inequívocamente cuantificadas de forma precisa- para que hayan de mojarse en un “Programa Social Mínimo, a cumplir inaplazablemente, dentro de cada Legislatura”… Y, por no perder la eficacia, empezar en todo caso desde lo más próximo, traduciendo Principios jurídicos vigentes en pago efectivo de pensiones, salarios y prestaciones: esto es, cualquier forma contante y sonante de ‘ingresos -o renta básica- garantizados’, incluso para quienes hoy en el Estado español no alcanzan a escapar de la pobreza (que por cierto suman, según estadísticas de la UE, más de 8,5 millones de personas).

    (…) Y un poco de eso puede ser algo de lo que aquí nos falte más, el valor para afrontar ofensivamente la virtualidad en positivo de los impuestos (¡no sólo futuros o exteriores; sino ya y, al menos, en el actual Reino de España!) como primera palanca a nuestro alcance con potencia redistributiva -de posible civilidad- contra el darwinismo salvaje de los mercados(…) Aunque, si nos atrevemos a echar las cuentas fiscales (sin caer en esa burda trampa suicida por la que resultaría ser “de izquierdas el bajar ingresos” en la Hacienda), va a acabarse el cuento permanente de que -entre tanto alarde por los éxitos públicos y poderíos globales en nuestra sociedad- “no se vea que haya maneras de cómo costear…” algo prioritariamente necesario para sus gentes.

    Sería por ende digno de plantearse no seguir dejando pasivamente sin atajar por más tiempo, lo primero, esos onerosísimos retrocesos añadidos -por el enésimo ‘retoque legal’ de cuya inminencia nos avisaba hace semanas el Presidente de los Inspectores Fiscales, José María Peláez- en la, ya demasiado maltrecha, salud de nuestro erario colectivo… Si bien, según lo visto hasta ahora, el artículo con que se alertaba sobre tan monumental estafa de guante blanco -“Amnistía fiscal para las grandes fortunas”- ha sido perfectamente ignorado por el abanico de nuestros media progresistas (desde ‘El País’ a ‘Rebelión’, por ejemplo), que tan atentos andan con las cuestiones sobre matrimonios, religión, banderas, género, sufragios, cultura, preferencias sexuales, violencia no laboral, estatutos y balances o deudas… pero entre los territorios, ¿quién sabe?, ¡a lo mejor la cosa puede enmendarse aún!

    Responder

  3. Nada, todo ha quedado en “agua de borrajas”. No creo que exista ningún resquicio al optimismo. Los altos mandatarios mundiales sólo han podido llegar a un raquítico acuerdo para salir del paso, pero nada más. Otra oportunidad perdida. La falta de consenso ha obligado a aplazar asuntos decisivos como la reforma del Consejo de Seguridad y la distribución de las competencias de la Secretaria General, cuyo actual titular Kofi Annan y sobretodo su hijo están señalados como beneficiarios directos de la gran corrupción que la ONU arrastra.
    En este caso estoy totalmente de acuerdo con el Presidente venezolano Hugo Chavez, que calificó el documento final de “nulo e ilegal” por no haber sido aprobado por consenso y porque se les entregó a los delegados cinco minutos antes de la votación.
    ¡Ah!, y la cándida propuesta de la “alianza de las civilizaciones” de nuestro ingenuo Presidente… se ha deshecho como un azucarillo, ¡pobre ZP!.

    Responder

  4. Es oportuna la aportación adjunta, sobre ‘Después del Katrina: subvenciones de recuperación’ por Guy Standing *, recogida por [Rebelión y] el Observatorio Renta Básica de ATTAC-Madrid:

    Debido a la globalización y al calentamiento global, los desastres sistémicos son cada vez más comunes. En todos los casos, acuden como moscas los gobiernos y las ONGs con todo un muestrario de medidas dispendiosas. Meses después, se evidencia que los fondos han sido mal dirigidos, usados ineficientemente o de manera poco transparente… Pero hay un sistema mejor. La OCDE ha reconocido lo que los economistas han sabido durante muchos años : que la ayuda alimenticia condicionada es ineficiente y no equitativa en comparación con dar ‘una renta en efectivo a los habitantes de los países pobres’. Así, sería mejor que los gobiernos establecieran fondos de recuperación de los que todos los ciudadanos de cualquier región afectada por un huracán, maremoto u otro desastre económico pudieran recibir una renta mensual durante al menos dos años, que les permitiera reconstruir sus vidas.

    Después de que los Estados Unidos y sus aliados ocuparan Irak, propuse en el Financial Times que, en lugar de una política de raciones mensuales, con todos los retrasos burocráticos, las posibilidades de corrupción a pequeña escala, las desigualdades inevitables y los efectos económicos de exclusión (crowding out) que conllevan, las autoridades deberían introducir una Renta de Libertad Iraquí del mismo valor que las raciones, unos 20 dólares al mes. Hubiera sido un estímulo para la economía local, ya que los iraquíes podrían haber usado el dinero para crear un mercado interno de bienes y servicios básicos. Hubiera sido menos paternalista, mejor aceptada y hubiese promocionado una libertad económica real. La gente que tiene dinero en su bolsillo y la posibilidad de conservarlo durante un cierto tiempo quiere construir su comunidad y preservarla.

    Después del maremoto, escribí un artículo en Economic and Political Weekly, proponiendo una Renta de Reconstrucción de las zonas afectadas por el Maremoto para todos los residentes de las zonas afectadas. Si las enormes cantidades de dinero provenientes de todo el mundo hubieran sido usadas parcialmente para esta Renta de Reconstrucción, al menos, digamos, durante dos años, se hubiera permitido a los habitantes de la zona reconstruir sus vidas y comunidades con una seguridad económica básica. En lugar de esto ha dominado una loca carrera de intervenciones, a menudo duplicando los esfuerzos, que ha conducido, por poner solamente un ejemplo, a un gran exceso de barcos de pesca en Sri Lanka, aportados por ONGs en competencia, lo que ha distorsionado la economía y la sociedad. La pobreza y la desigualdad han crecido juntamente con el resentimiento.

    En los E.E.U.U., la tragedia del “Katrina” parece discurrir por el mismo camino, con miles de millones de dólares derrochados en proyectos burocráticos mastodónticos, con todo tipo de subsidios selectivos para las mal definidas “necesidades”. Los ‘Administradores especiales’ estarán bien ocupados en los próximos meses y los acuerdos entre compadres ocuparán las portadas de los periódicos durante un año. Varios accidentes ecológicos serán atribuidos a las intencionadas “desregulaciones de leyes” que, supuestamente, han de facilitar la inversión. Las prometidas “condonaciones tributarias” gotearán hacia aquellos que menos necesidad tienen de ellas. El escenario a corto plazo es demasiado familiar. Ni los conservadores ni los progresistas deberían dar la bienvenida a la perspectiva de lo que el Presidente Bush ha llamado “una de las más grandes reconstrucciones que el mundo nunca ha visto”.

    Esperemos que se detengan antes de que sea demasiado tarde. Los subsidios a la reconstrucción por los desastres del Katrina serían mucho más eficientes y equitativos tanto económica como socialmente si fuesen ‘subsidios mensuales de subsistencia’, pudiéndose acceder a ellos mediante el uso de una sencilla tarjeta. Por medio de estos subsidios los residentes podrían empezar a reconstruir sus vidas y comunidades. Globalmente, en la medida de que estos desastres resultan más habituales, la respuesta a largo plazo para el Gobierno y la ONU es disponer de un Fondo para la Recuperación de los Desastres, parte del cual debería ser usado para dar dinero a todos los residentes de las regiones golpeadas por el desastre, es decir, un subsidio básico incondicional a lo largo del período que se considere que la región necesita para reconstruirse. Por razones de eficiencia y equidad este subsidio no debería estar basado en la comprobación de medios porque en las áreas devastadas tal condicionalidad resultaría más estúpida de lo que ya lo es habitualmente. La administración de este Fondo podría ser diseñada para impedir los casos habituales de azar moral. La perspectiva de la libertad económica real debería ser el objetivo.

    Por supuesto que, como miembro de la “Basic Income Earth Network (BIEN)”, creo que en última instancia la política óptima es una “Renta Básica de Ciudadanía” mensual para toda la ciudadanía, debiendo añadirse los suplementos en situaciones críticas especiales. La sociedad se movería hacia este objetivo de forma progresiva, y disponer de las Rentas de Reconstrucción podría ser una forma de encaminarse en la dirección correcta.

    Supuestamente Confucio dijo: “El camino más fácil para salir es por la puerta. ¿Por qué tan poca gente lo usa?” Dar a la gente dineros en efectivo es la manera más fácil para hacer frente a la pobreza. El hecho de que esto no aumente el poder ni el papel benevolente de políticos y burócratas constituye una ventaja adicional.

    * Guy Standing es jefe del gabinete de estudios e investigaciones de la OIT en Ginebre. Es co-presidente, junto con el senador brasileño por el PT Eduardo Supliciy, de la BIEN (Basic Income Earth Network, la red mundial para la Renta Básica). Traduc. en http://www.sinpermiso.info: Julie Wark y Daniel Raventós, presidente de la Xarxa RRB (Red RB, sección oficial del BIEN).

    Responder

  5. Sobre ese anterior ya había dicho bien alto P. Gil (“Desastres, vergüenzas, culpables… y remedios”) en ZoomBlog=

    * Guy Standing es jefe del gabinete de estudios e investigaciones de la OIT en Ginebre. Es co-presidente, junto con el senador brasileño por el PT Eduardo Supliciy, de la BIEN (Basic Income Earth Network, la red mundial para la Renta Básica). Traducsión para sinpermiso.info: Julie Wark y Daniel Raventós, presidente de la Xarxa RRB (Red Renta Básica, sección oficial del BIEN para el Reino de España). /From [Rebelión y] Observatorio Renta Básica ATTAC-Madrid

    Responder

  6. [CORRECCIÓN del Mensaje Incompleto previo…]

    Sobre ese anterior había dicho bien alto P. Gil (“Desastres, vergüenzas, culpables… y remedios”) en Zoom-Blog:

    [* Guy Standing es jefe del gabinete de estudios e investigaciones de la OIT en Ginebre. Es co-presidente, junto con el senador brasileño por el PT Eduardo Supliciy, de la BIEN (Basic Income Earth Network, la red mundial para la Renta Básica). Traducsión para sinpermiso.info: Julie Wark y Daniel Raventós, presidente de la Xarxa RRB (Red Renta Básica, sección oficial del BIEN para el Reino de España)./From [Rebelión y] Observatorio Renta Básica ATTAC-Madrid]

    Responder

  7. -[2ª CORRECCIÓN de Mensajes Incompletos previos… Disculpas!]

    Sobre el anterior (‘Después del Katrina: subvenciones de recuperación’, por Guy Standing *) había dicho bien alto P. Gil en “Desastres, vergüenzas, culpables… y remedios”, Zoom-Blog =

    Ya sabemos de sobra que no son ningún desastre “natural” ni “humanitario”, sino fenómenos naturales convertidos en “desastres sociales” por las inhumanas artificiosidades con las que vivimos (des)organizados por/para esa postulada “sociedad de mercado”; y lo que resulta de vergüenza es que la miseria en tantos seres humanos sólo sea escandalosa cuando son noticia los desastres: Hasta que el próximo seismo o huracán no dirijan los focos de nuestra televisión hacia allá, por ejemplo, no existirá entre nosotros apenas conciencia de lo que en realidad estamos apuntalando (¡con nuestra tropa desplegada in situ!) como benéfica ‘democracia’ exportada en el país más pobre de América, Haití, sobre cuya actual ‘reconstrucción por la coalición internacional…’ no se informa igual que respecto a otros lugares del Oriente Medio más ricos en petróleo y cuya trágica estampida en ‘pateras’ (sobre todo hacia la tentación vecina de esa Cuba que aquí se nos pinta sólo, descontextualizada, como una ‘indeseable’ cárcel) nada sabemos. Así que vamos a ver si somos capaces de buscar cómo trascender toda compasión miope, para estructurarnos mejor en la Naturaleza.

    ¡Está bien ese ‘cuarto a copas(&platos)’ que, donde suele pintar sólo oros para que triunfen los palos de bastos y espadas, echa el copresidente del BIEN cotraducido también por el presidente de la jarcha RRB! (Y otra vez más el ‘obseRBattac’ difunde sin dudarlo cuanto -con o/y sinpermiso- incursiona la R[edacció] R[aventósic] B[arcelon…] esa, que tan cuidadosa mente silencia, oculta y aun usurpa todo protagonismo ajeno a su invariable cúpula, cooptada para mayor gloria académico-política-mediática “dels Raventós” y su REDucto RENTAble BÁSICAmente… (por airear la ortodoxia de cada intervención propia incluso en el ínfimo boletín parroquiano al tiempo que ningunea cualquier verdadero origen de tanta iniciativa sobre la que luego, merced al poder de las multi-cofradías con que sindican apoyos mutuos tanto empresariales como institucionales y ‘alternativos’, se encaraman a inflar sus Ridiculum Vitae)…

    El día que una propuesta como la RENTA BÁSICA logre circular por más canales libredifusores de pluralismo ‘free-copy-left’ en vez de copy-right (¡ojo!= Left: izquierda: esquerra; y no Right: derecha: dreta), sin patentes con los derechos registrados ni marchamos de inquisitoriales censuras o Índices excluyentes e ‘imprimatur: nihil obstat’ (como el de esa llamada ‘xarxa R.R.B’, pomposamente autodeclarada ‘Sección del BIEN oficial en el estado español’ mientras parasita y suplanta a las organizaciones que se le asocian), huyendo en definitiva de estériles reclamaciones partidistas sobre paternidades de algo tan obvio como la idea de que es necesaria ¡y posible ya! alguna forma de nuevo Ingreso Universal mínimo garantizado incondicional a la altura del siglo XXI…, sumará la fuerza imparable precisa para (tomando partido hasta mancharnos) llevar a verdadera práxis real la teoría del “republicanismo ecuménico”.

    Así sea, cuanto antes!

    [* Guy Standing es jefe del gabinete de estudios e investigaciones de la OIT en Ginebre. Es co-presidente, junto con el senador brasileño por el PT Eduardo Supliciy, de la BIEN (Basic Income Earth Network, la red mundial para la Renta Básica). Traducsión para sinpermiso.info: Julie Wark y Daniel Raventós, presidente de la Xarxa RRB (Red Renta Básica, sección oficial del BIEN para el Reino de España)./From [Rebelión y] Observatorio Renta Básica ATTAC-Madrid]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *