Derecho a la autodeterminación

Dentro del elenco de problemas provocados por la cuestión nacionalista, subyacen premisas como el derecho a la autodeterminación, la secesión, la soberanía o la nación que normalmente no brillan en el firmamento mediático. Sin embargo, dichas nociones políticas son fundamentales para abarcar el proceso en su totalidad.

El proyecto de Estatuto de Cataluña, por ejemplo, establece en su preámbulo el derecho de los ciudadanos catalanes a «determinar libremente su futuro como pueblo». Plantea, por tanto, el derecho a cambiar sus relaciones con el Estado español de forma unilateral y si así quisieran, incluso la secesión. Además, quienes defienden tal derecho suelen apoyarse en el Derecho Internacional. Conviene, no obstante aclarar este punto porque aquél sólo lo reconoce para tres casos: situaciones coloniales, ocupación militar y violación grave de los derechos humanos. Como señala Habermas (*), la secesión «está justificada solamente cuando la violencia del Estado central priva de sus derechos a una parte de la población que está concentrada en un territorio; entonces, la exigencia de inclusión puede producirse por vía de la independencia nacional». Por ello, insiste Habermas, «la legitimidad de la secesión no se puede decidir sin plantear previamente la legitimidad del statu quo; legitimidad de que en principio disfruta todo sistema democrático basado en cargos públicos electos, elecciones libres y frecuentes, libertad de expresión, pluralidad de medios de información, autonomía de los grupos y asociaciones y una ciudadanía inclusiva.»

Por otra parte y en relación al derecho de autodeterminación como fórmula para modificar el modelo de Estado, debe quedar claro que «no hay derechos absolutos y que el ejercicio de cualquier derecho por su titular tiene que ser compatible con el ejercicio por parte de otras personas de derechos de signo diferente», tal y como señala Virgilio Zapatero (**). Por ello —continúa—, «no puede bastar la simple manifestación de la voluntad: tiene que ser una voluntad que se base en muy sólidas razones, tan fuertes que primen sobre el derecho de los demás a mantener la conformación del Estado vigente». Esto significa que el derecho de autodeterminación «no puede ser considerado como un derecho originario sino como un derecho compensatorio que sólo se puede plantear cuando la minoría nacional en cuestión sufre determinadas circunstancias especialmente graves (…). Ningún grupo de ciudadanos en un Estado democrático puede apropiarse el derecho a la autodeterminación bajo el pretexto de que sus atributos particulares, como la lengua, la cultura o la religión, les permiten ser considerados como una nación o un pueblo diferenciado dentro del Estado».

Teniendo en cuenta que el actual proyecto catalán supone un cambio sustancial en el modelo de Estado —bilateralidad, impuestos, blindaje de competencias…—, sólo el pueblo español como depositario de la soberanía nacional —y no una parte de él— puede (y debe) aprobar una reforma que afecta al conjunto del país. Si no sucede así, los que consideramos anticonstitucional el Estatuto catalán deberemos reclamar la intervención del Tribunal Constitucional. Una medida ésta ante la que no cabe alegación posible pues se enmarca en el más estricto respeto a las normas democráticas.

(*) Habermas, J. La inclusión del otro, Paidos, 2004
(**) Zapatero, V.: El nacionalismo: teorías y doctrina. En «Horizontes de la Filosofía del Derecho», Universidad de Alcalá, 2002

37 comentarios


  1. Miguel,

    pudes trasladar aquí los comentarios sobre este tema que estan en otra sección? Gracias.

    Responder

  2. La pregunta que yo hago es la siguiente:
    ¿ Si nosotros lo hemos elegido libre y democráticamente, por qué no lo admiten en el resto de España?. Si realmente somos “libres” para elegir porqué no se respeta nuestra libre elección?.

    Responder

  3. Santiveri: Tú concederías la independencia a Catalunya? Si la respuesta es NO ¿Podrías justificarlo?. Si la respuesta fuera SI, también agradecería tu comentario.

    Responder

  4. Mediterráneo preguntó: ¿ Si nosotros lo hemos elegido libre y democráticamente, por qué no lo admiten en el resto de España?. Si realmente somos “libres” para elegir porqué no se respeta nuestra libre elección?. Mi respuesta: No, porque ni siquiera los catalanes están por encima de la Ley y de la Constitución. Y algunos —bastantes, diría yo— creemos que el proyecto, tal y como está redactado, no es sólo inconstitucional sino anticonstitucional. Veremos en qué queda después del acuerdo que actualmente se está negociando. Mientras no sea oficial dicho acuerdo y pueda leerlo, no haré más comentarios al respecto.

    Responder

  5. Si de mi dependiera esa decisión, por mis convicciones personales, he de decir que NO.

    Creo que Nuestra constitución es clara a ese respecto. Cataluña ES parte de España. Y no una “nación” independiente, Cataluña esta vinculada a España por historia, economia, lazos familiares de la población, y un entresijo social, tan grande y antiguo, que la lengua por si sola, por más forzadamente que se intente hacer creer, no puede desgajarla del resto de España.

    Esa es la unica, UNICA diferencia, por eso esa obsesión de transformar a los castellanoparlantes de la que hablaba nacidaencataluña, y la desesperación ante la llegada de inmigración sudamericana.

    Lo siento por los independentistas convencidos y todos los de ERC, pero aunque consiguieran esa independencia, los lazos reales con España van a seguir existiendo, y la lengua … somos muchos millones muchos más.

    Has preguntado mi opinión.

    No necesito, la de otros, en “links” o “enllaços”, ni datos de otros para expresarla.

    Responder

  6. De todas frmas no me resisto a responder:

    1. No te preocupes, que esa decisión no va adepender de ti. Llegado el momento ni te consultarian. Cuando un pueblo llega a la independéncia no les preguntan a los del pueblo de al lado.
    2. NUESTRA (tuya y mia i/o suya) Constitución, no dice que España esté formada por “partes”. Es un tostón pero no está mal leersela una vez en la vida.
    3. Catalunya está vinculada, también, a otros territorios que no son España
    4. No entiendo cómo se puede ser más grande y antiguo que la lengua por sí sola (intenta exponerte con más claridad)
    5. La llegada de immigración de América latina es residual comparada con la de Afica, Asia y países del Este de Europa.
    6. ese “somos muchos más” me suena a “vete con cuidado que llamo a los de mi pandilla y a mi primo el de zumosol”
    7. eres la prueba viviente que los extremos se tocan. Tus tesis ´son de nacionalista rancio. Si fueras catalán ya te hubieran expulsado de ERC por radical. No quiero ni imaginarme de que partido serias si fueras vasco.

    Responder

  7. Julián: ¿ Conoces algo publicado sobre el nacionalismo/s españoly/o otrosreferidos al siglo XXI (año 2006 y posteriores)?. Me interesa.
    saludos

    Responder

  8. Mediterráneo prueba con alguna de estas cosas (si es que lo preguntas en serio:
    De catalanes
    http://www.iigov.org/gbz/article.drt?edi=59391&art=59396
    del expresidentes de gobierno (Seminario “Globalización e Identidad cultural”, hay más información en esta página):
    http://www.globalprogress.org/castella/seminarios/fgonzalez2.html

    de andaluces
    http://www.juntadeandalucia.es/cultura/iaph/publicaciones/dossiers/dossier03/dossier3art1.html

    relacionados con la geografia
    http://www.ub.es/geocrit/sn-19.htm

    con el mundo de la comunicación
    http://www.campus-oei.org/pensariberoamerica/colaboraciones05.htm

    Otros mas
    http://www.etcetera.com.mx/2000/390/jlb390.html

    http://www.el-mundo.es/2000resumen/administrativas.html

    http://www.filos.unam.mx/LICENCIATURA/Geografia/TEATRO/Nueva%20carpeta/GEOGRAFIA%20POL%CDTICA%201.pdf

    Pero, para aprender, te recomiendo las obras de historia o ciencia política sobre el nacionalismo del siglo XIX y XX: Perer Garzon, Alvarez Junco, Borja de Riquer, Andres de Blas, Monserrat Guibernau, Eric Hobsbawm… En fin la lista ocuparía…

    Responder

  9. Te habias dejado este:

    2223
    Perdona pero creo que deberiamos ser rigurosos con los términos. Cachemira y Quebec se han autodeterminado para no independizarse ni cesesionarse. La autodeterminación puede llevar a eso y también a todo lo contrario.

    ONU- Derechos de los Pueblos
    Seccion II artículo 5 (Derecho a la autodeterminación política)

    http://www.prodiversitas.bioetica.org/doc4.htm

    Responder

  10. Vitruvio,
    El derecho de autodeterminación política sólo se aplica en los casos que menciono en el comentario. En la wikipendia tienes un excelente resumen de la cuestión y que se reduce a la siguiente idea: «Esencialmente, todo pueblo tiene el derecho de autodeterminación para superar una carencia de representación apropiada u opresión dentro de un estado dado». Ni Cataluña es una colonia dominada por una potencia extranjera, ni hay opresión, ni nada que sustente ese derecho.

    Responder

  11. Miguel,

    la declaración de Derechos de los Pueblos es la que es. Las interpretaciones y restricciones a estos derechos son posteriores y subjetivas en función del caso y los intereses concretos.

    Ningún pueblo ejerce activamente el derecho a la autodeterminación (para segregarse) si no es en los supósitos que mencionas. pej: los lapones o valones no ejercen su derecho porqué se sienten suficientemente cómodos en suecia o bélgica. (es decir, lo ejercen para no segregarse igual que, por el momento los catalanes o vascos)

    Según tu ejemplo, hace 50 años Cataluña y el país vasco sí hubieran tenido ese derecho. La democracia hace perder derechos? No, pero ha hecho que los pueblos de España se sientan más cómodos.

    Tu planteamiento es exactamente el que hace un marroquí respecto al Sahara Occidental o un serbio respecto a Bosnia en los 90, o un israelita respecto de los territorios ocupados. Entonces, estos pueblos no tendrian tal derecho. No estoy diciendo que los casos sean comparables, sólo que hay que tener la suficiente distancia del problema para poder evaluarlo objetivamente.

    un español (mas o menos progresista) no tiene problema para conceder el derecho a la autodeterminación a cualquier pueblo del mundo, excepto a vascos y catalanes. Un europeo no tendria tantos problemas para hacerlo.

    Una prueba empírica: durante el «aznarato», en cataluña y País vasco los partidos independentistas crecieron cómo la espuma mientras el PP se hundía por el predecible efecto de acción-reacción. Probablemente, si se aprueba un estatuto satisfactorio para los catalanes, se desactivará este efecto. Por eso no es banal (es simbólico pero no es banal) el tema del reconocimiento cómo Nación, entre otros.

    Responder

  12. Vitruvio,
    1.- Ninguna Constitución, incluidas las de corte federal, establece que una región pueda modificar cuando le apetezca y sin contar con las demás el modelo de Estado. Y la Belga mucho menos. En este país, por cierto, de derecho de autodeterminación nada de nada. Cualquier modificación pasa por una ley de la Asmablea Nacional. ¡Ah! y «todos los poderes emanan de la Nación» (art. 33), es decir sólo hay una nación. Una cosa es que existan mecanismos y otra muy distinta que una comunidad pueda arrogarse el derecho de autodeterminación. Aún más, cualquier petición de esta clase conlleva una penalización por cuanto el número de votos necesarios suele ser bastante grande.
    ¿Suecia? Los nacionalistas estarían perdidos pues allí es La Administración Local la que más peso tiene ya que sus 279 municipios gestionan más del 40% de las funciones de la Administración
    pública.
    2.- Hace 50 años, no era Cataluña o el País Vasco —qué manía con los territorios— quienes tenían derecho a la autodeterminación, sino los ciudadanos españoles porque antes de la Dictadura ya existía el Estado español. La Dictadura no colonizó ningún territorio ni oprimió a otros pueblos. Oprimió al suyo propio, al español.
    3.- Mi planteamiento es totalmente contrario al que pueda aducir un marroquí, un serbio o un israelí. Dejando al margen el conflicto yugoslavo donde coinciden varios factores, el Sáhara y Palestina son terriorios colonizados donde una potencia extrenjera hace de las suyas.
    4.- Un español no tiene problema para conceder el derecho de autodeterminación a cualquier pueblo oprimido, colonizado o esclavizado.
    5.- Interpretaciones al Derecho Internacional. En Canadá —único país que ha regulado mediante ley la posible divisibilidad de su territorio—, el Trubunal Supremo dictaminó en realción a la secesión de Québec, que «sea cual sea la definición justa de pueblo(s) que debe aplicarse en el contexto presente, el derecho a la autodeterminación no puede, en las circunstancias actuales [las de un Estado democrático], constituir el fundamento de un derecho de secesión». Dejó también muy claro que, según el Derecho Internacional, una secesión unilateral «no constituye derecho alguno salvo en las situaciones coloniales, de ocupación militar o de violación grave de los derechos humanos».
    6. El Estatuto de Cataluña, en su redacción actual, supone una modificación encubierta de la Constitución por cuanto modifica el modelo de Estado en una dirección que, desde mi punto de vista, no casa con lo establecido en aquélla.

    Responder

  13. Ha sido debidamente meneada. Al parecer no incluí el trackback (en la edición posterior no puedo incluirlo), que no es detectado automáticamente, así que recurro al manual: http://meneame.net/story.php?id=3606

    No sólo es el término nación, también es el DEBER DE SABER catalán y los «blindajes». Al PSOE sólo le interesa, al parecer, la financiación. La defensa de la Constitución y de los derechos de los ciudadanos NO.

    Si finalmente se aprueba l’Estatut con sólo meros retoques en esos temas, la situación política se agravará, y posteriormente la social (la sociedad catalana se muestra indiferente, por ahora).

    Han abierto irresponsablemente la Caja de Pandora. Si los ciudadanos comprueban que son abandonados a su suerte, que sus derechos no son respetados ¿qué interés tendrán en respetar la Constitución Española? ¿Y las leyes de ella derivadas? Se abre el camino hacia la INSUMISION (espero que no así con la violencia).

    La mayoría de la población es indiferente, por lo que el DISCURSO cada vez será más dominado por los EXTREMISMOS, que nada bueno puede traer para TODOS, por mucho que escondan la cabeza. Ahí radica la verdadera gravedad, por la PASIVIDAD COMPLICE generalizada.

    Responder

  14. Gracias, Maty.
    Como era de esperar, el término «nación» y la financiación se han convertido en las estrellas de la negociación. Eso, sin olvidar que a CiU le puede interesar, en un momento dado, que fracase aquélla. Retirada del Estatut + crisis política = elecciones anticipadas en Cataluña.

    Responder

  15. me encantan vuestras entregas de política-ficción apocalíptica. Recuperaré las de la época de la aprobación de la Constitución y del actual Estatuto para que las compareis. vereis que son curiosamente parecidas.

    Responder

  16. Vitruvio,
    Aún cuando el Estatuto de Cataluña fuera la mejor opción para el conjunto del país, lo rechazaría de igual forma. Lo que me niego a aceptar es un cambio en el modelo de Estado aprobado excluivamente por mor de una Comunidad Autónoma. ¿Queremos cambiar la Constitución? Pues adelante, pero con el procedimiento marcado en ella. ¿Queremos modificar el sistema fiscal? De acuerdo pero en el Consejo correspondiente. Es muy sencillo: se modifica la Constitución y se establece qué competencias tiene el Estado y cuales las Comunidades.

    Responder

  17. la Constitución no sólo no establece competencias sinó que dice que són los Estatutos de Autonomia las normas que deben fijar las competencias asumidas. Art 147.2. de la Constitución Española

    Responder

  18. yo ya entiendo que jode que aquello que la mayoria creian que estaba «atado y bien atado» resulta que tenia algun nudo flojo. El argumento de la no contitucionalidad es el argumento de los sin-argumento. de todas formas no te preocupes, que existe una cosa que se llama tribunal cosntitucional por si acaso se escapa algo. O es que ya no confiamos en la justicia.

    Y si a la mayoria no gusta el ordenamiento jurídico vigente, pues se modifica la Constitución, y se suspende el estado de las autonomias.

    Responder

  19. Vitruvio, el articulo 149 de la Constitución comienza así:

    » 1.El Estado tiene competencia exclusiva sobre las materias:
    ….»

    y continúa enumerando hasta 32 materias de competencia exclusiva del Estado.

    Por su parrte el artículo 148 enumera en su apartado 1 hasta 22 materias que pueden sumir las comunidades autónomas.

    El 147.2, en su apartado d) lo que establece es la obligación de que los estatuos contengan explicitamenta las competencias «dentro del marco de la Constitución» que asume cada comunidad.

    Responder

  20. julian,
    la constitución no establece LAS competencias que debe asumir CADA CA si no que son los estatutos de autonomia de cada CA, si no todos serian iguales. al final del comentario 2304 añades: «dentro del marco de la constitución.

    Hay que distinguir «Materia» de «Competencia»

    sobre una misma materia las competencias de las CA pueden ser:
    1. propias (las de 148)
    1.a) exclusivas de la CA
    1.b) en concurrencia: las 2 adm. tienen competencias distintas sobre la misma materia

    2.Atribuidas por delegación (las del 149)
    cómo el estado tiene la competencia exclusiva, la puede delegar a otra administración

    un caso peculiar es la 149.11: Sistema monetario: divisas, cambio y convertibilidad; bases de la ordenación de crédito, banca y seguros. ya ves que una parte está delegada a la UE

    Responder

  21. Me encanta tu lógica, Maty. o sea, como la sociedad catalana no sale a la calle a poco menos que degollar a sus representantes políticos, la responsabilidad de futuros males será de ella, ¿verdad?. Lo mismo que en 1932, 1936 o en 1981, frente a decisiones democráticas de los representantes políticos catalanes – y españoles -, ¿el convincente argumento de las pistolas?, ¿es que no da para más el nacionalismo español?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *