Dieter Roth (1930–1998)

Se trata de la primera retrospectiva sobre la obra del artista suizo Dieter Roth (1930–1998), uno de los creadores más influyentes del periodo de posguerra. De manera conjunta, los espacios del MoMA QNS y el P.S.1 Contemporary Art Center, exhiben el vasto universo conceptual, formal y poético de su trayectoria creativa. Una carrera que desde los años 50 hasta la fecha de su muerte se nutre de un método de trabajo caracterizado por la experimentación continua e implacable de nuevos materiales y formas, a menudo echando abajo las fronteras establecidas entre los medios, las disciplinas y las ideas.

Es difícil encontrar un artista cuyo trabajo sea tan complejo en forma y contenido como el de Dieter Roth. Él fue un creador plástico y creó libros, trabajó como músico y cineasta, fue escritor, comunicador y mentor; todos ellos, claros ejemplos de su increíble capacidad creadora.

Trabajó con materiales poco o nada convencionales -especialmente con chocolate- y quizás fue, más que ningún otro artista europeo, el que mejor comprendió y desarrolló la obra de Robert Rauschenberg. Entre los temas centrales de su obra, la decadencia y la muerte ocupan un papel fundamental. Además se interesa por la percepción, el lenguaje, el conocimiento, el cuerpo, los sentidos y la mente.

El montaje, una cuidada selección de 350 trabajos del artista que cubre un periodo de cinco décadas pone de manifiesto a Roth como “artista total” comparable a Andy Warhol o Joseph Beuys. Para demostrar la versatilidad de este creador en el uso de los diferentes medios, se exhiben sus primeros trabajos de los años 40 -pintura, dibujo y grabado- que hallan su punto más alto en los 50 dentro del arte concreto; los primeros experimentos en cine y fotografía de sus objetos cinéticos -realizados entre los años 1960 y 1962-; su extensa producción de libros -de influencia determinante en el desarrollo de libros de artista en la actualidad-; su material pictórico junto a los objetos que fueron creados durante su estancia en Providence (USA) y todos aquellos trabajos que creó en colaboración con artistas como Richard Hamilton, Arnulf Rainer e Ingrid Wiener en la década de los 70.

Los años posteriores se caracterizan por la creciente influencia de su diario como trabajo artístico y la culminación de toda esta obra con las instalaciones a gran escala de los años 90.

Fuente: www.masdearte.com.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *