Dignidad en la victoria

Dignidad en la victoria

¿Despedida de solteros? ¿hooligans celebrando la victoria de su equipo? Pues no. Son los concejales de Zaragoza en Común (Podemos) a su salida de la toma de posesión. Espectáculo bochornoso e imposible de justificar.

Dignidad en la victoriaLa legitimidad de un gobernante no se reduce a las urnas. En el mismo momento en el que toma posesión, se convierte en representante de todos los ciudadanos (le hayan o no votado) y por tanto el acto no puede ni debe convertirse en una reunión de maleducados e irrespetuosos. Las instituciones públicas y los ciudadanos merecen más respeto que el demostrado por estos elementos. No sirven a sus acólitos sino a todos los zaragozanos con independencia de su color político y eso exige respeto y dignidad, algo de lo que ellos carecieron por completo.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí les dejo la foto del «rambo-concejal» en el momento de usar la banda para menesteres más propios de un borracho a la salida de un bar que de un concejal del Ayuntamiento de Zaragoza.

Para más inri, la celebración estuvo presidida por el odio y el rencor. Sus simpatizantes, dando pruebas de que son cualquier cosa menos demócratas, no ahorraron insultos a los elegidos por otras fuerzas políticas, especialmente a los del PP.

En fin… luego se jactan de demócratas.

Nota: el PSOE debería tomar buena nota de lo sucedido y reflexionar sobre su apoyo a estos «hooligans».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *