El Camino de Santiago (Primitivo)

Segunda etapa: Cabruñana – Bodenaya (13 de octubre de 2013)

En lugar de volver al desvío del Alto de El Fresno, tomamos la N-634 en dirección a Cornellana donde retomamos las señales del Camino. Se trata de un pueblo que aparece citado en el siglo IX y cuyos pies discurre el río Narcea, uno de los más salmoneros de España. No obstante, pasaremos primero por el Monasterio de San Salvador:

El monasterio fue fundado en 1024, teniendo cierta importancia en la Edad Media ya que pasó a depender de la Orden de Cluny a partir del siglo XII. La actual fachada barroca es del siglo XVIII, que se superpone a la románica del siglo XII. La arquivolta de la misma entrada es obra del maestro Mateo, autor del pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela.

Tras pasar por Cornellana, seguimos hacia Salas donde comimos en el Hotel Castillo Valdés Salas en un entorno realmente magnífico.

Villa medieval que conserva un caso viejo interesante. Desde antaño, los peregrinos paraban en la capilla del hospital de San Roque y salían bajo el Arco que une el Palacio de Valdés-Salas con la Torre. La capilla es lo único que queda de un hospital de pergrinos que ya existía en 1405, aunque el edificio actual es del siglo XVII. En la colegiata de santa María la Mayor (gótica-renacentista del siglo XVI) destaca el mausoleo del Arzobispo Valdés-Salas. Es una de las obras más relevantes del renacimiento español y fue realziada en alabastro, entre 1576 y 1582, por el escultor italiano Pompeyo Leoni. También destaca el retablo de la capilla aletral de Nuestra Señora del Rosario que para el literato Jovellanos es el mejor de Asturias. Del resto de la localidad, destacamos el palacio de Valdés-Salas (hoy casa de cultura y hotel) y el museo prerrománico en el palacio.

Seguimos camino hacia Bodenaya donde encontramos uno de los mejores albergues del Camino Primitivo. Total de la etapa: 20 kilómetros. La ascensión es dura pero preciosa:

El Camino de Santiago (Primitivo): Pág. 1 Pág. 2 Pág. 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *