El Estatut de la discordia

Colaboración: Wifredo Espina. Periodista y ex director del Centre d’Investigació de la Comunicació, Generalitat de Catalunya.

________________________________

Hemos pasado del Estatut del consenso (el actualmente vigente de 1979) al Estatut de la discordia (el que va camino de aprobarse en este 2006). Ha sido la gran aportación del tandem Zapatero-Maragall. Seguro que hará história, después de un largo proceso de histéria, dejando una profunda e inquietante discordia.

Discordia política y social. División y enfrentamiento. Radicalización de actitudes y comportamientos, siembra y caldo de cultivo de futuros problemas de mayor calado y virulencia. Genial aportación de Zapatero y Maragall a la vida colectiva de Cataluña y de España.

Del fruto de esta genialidad histórica, que es el previsible nuevo Estatut, se ha dicho todo. Desde que es “un gran Estatut” (Zapatero), “un buen Estatut” (Maragall y Mas), “el más potente de la história de Cataluña” (Iceta, del PSC), “un buen texto” (Herrera, IU-ICV), a “muy decepcionante” (Heribert Barrera, ERC), “no es lo que querían los catalanes y no se parece en nada al aprobado por el Parlament” (Carod), “un disparate” (Rajoy y Piqué), y “un inmenso desastre” (Carretero, ERC). Añadiendo este conseller de Gobernación del Govern Tripartito, Joan Carretero, que “el principal culpable de este inmenso desastre del Estatut es Zapatero”, del que dice en unas declaraciones que sin duda traerán cola: “yo creía que era un españolista inteligente y es un demagogo españolista”.

¿Otro intento de reventar el Estatut de Zapatero-Maragall -que ha venido derivando en el Estatut de Zapatero-Artur Mas, pues éste le ha ido quitando las castañas del fuego a Maragall – precisamente en su fase final de aprobación? No seria extraño después del anunció de Esquerra Republicana de votar “no” en el Congreso, y también del ex presidente de este partido y del Parlament Heribert Barrera que ya ha afirmado que en el referéndum votará “no”?

Con este panorama de discordia y enfrentamiento entre los propios políticos que lo propiciaron, de insatisfacción de muchos de ellos, y de desorientación y fastidio de muchos ciudadanos y de indiferencia de otros tantos, ¿cómo es posible pedir dignamente a los ciudadanos que vayan a votarlo en el preceptivo referéndum –si es que llega a convocarse- y pedirles que voten afirmativamente un texto tan controvertido por los mismos promotores? Y en un ambiente de exaltación y de desencanto nacionalista ¿cómo sentará que el propio Zapatero –”el principal culpable de este inmenso desastre del Estatut”-, según un destacado miembro del Govern- vaya a Catalunya para hacer campaña y a vender “su” Estatut a los catalanes?

Del consenso a la discordia ¡Toda una genialidad!

Wifredo Espina

14 comentarios


  1. le tengo que dar la razón al señor Espina. Sobre el Estatut del 79 existe el consenso de que está caducado.

    Dicordia? cramba, que novedad! os recomiendo una visita a las hemerotecas para que recordeis el clima político durante la aprobación de los estatutos del 79 y del 32. Va bien para la amnesia. Los profetas del apocalipsis se reproducen de generación en generación. Su pongo que los conservadores de la época pusieron el grito en el cielo cuando a alguien se le ocurrió usar una rueda. Pese a ellos, la humanidad avanza. Léntamente, pero avanza.

    Responder

  2. El Sr. Wifredo Espina, que por su “curriculum” seguro que sabe más que yo, deberá saber tambien que ERC es un partido asambleario, y lo que decidan sus líderes deberá ser refrendado en asamblea por sus militantes. ¡¡ Es la gran ventaja de un partido ¿ pequeño ? con sufragio més que universal, puesto que es directo y personal.
    Lo que propongan los líderes de otros partidpos no es mi problema.
    VCLL

    Responder

  3. Apreciados amigos,
    ¿No sería más honesto y consecuente que desde el independentismo se reclamara abiertamente la independencia que enredarse en discusiones y propuestas de simples estatutos de autonomía, que por su propia naturaleza son la negación de la independencia? Parecería lo más coherente y lo menos engañoso para la ciudadanía. Es una mera opinión,claro.
    Con todo el respeto y agradecimiento.
    Cordialmente,
    WE

    Responder

  4. El seor Espina lee poco los periodicos o no escucha las declaraciones. Yo no pertenezco a ERC, ni a ningún partido, pero estoy cansado de escuchar sus estrategias. A los objetivos se puede llegar de un salto o pasito a pasito. Es la diferencia entre la utopia y el posibilismo. Negarse a los pequeños avances a la espera de ver los objetivos cumplidos es la estrategia de HB. A algunos les encantaria que se reprodujera este escenario en Catalunya. Pues parece que va a ser que no…
    No veo donde está el engaño.

    Responder

  5. Espina: nosotros no tenemos que reclamar nada. Con que nos la deís ya tenemos suficiente.
    ¿ Tú nos darías la independencia’: En términos de respuesta: SI/NO.
    vcll
    Vitrubi: ¿ Ahora que se quedan sin criticar al Estatut (Catalunya) y al terrorismo de ETA por el compromiso de “alto el fuego”, ¿ Que hará esta gente “pepera”? . ¿ Estarán esperando el Estatuo gallego (el año que viene-2007) para meterse con ellos, ahora que ya no está Fraga?
    No te pienses que no sea así, que son capaces de todo, y el discurso apúntalo será el siguiente: ” el camino iniciado con el estatut de catalunya y la secesión planteada ha propiciado semejante distaparate secesionista en Galicia que también digo por reiterativo que es como hacer la permente a un puercoespin, etc, etc, etc,…”
    Que te apuestas a esta vez ¡ va a ser que sí ¡
    VCLL

    Responder

  6. creo que estan abriendo una nueva línea de investigación sobre el 11M en la que se demuestra que las bombas eran de Gas Natural.

    Responder

  7. ¿Independéncia? Por los caminos legales y con la votación afirmativa de una mayoría muy amplia de los ciudadanos en un referéndum sin presiones de nadie y con una altísima participación popular, sí,claro. Los del PP no lo sé, tampoco los del PSOE.
    Cordialmente

    Responder

  8. que gracia….

    “Por los caminos legales” NO existen tales caminos, si existieran nos hubieramos ahorrado muchos disgustos.

    “y con la votación afirmativa de una mayoría muy amplia de los ciudadanos en un referéndum” qué significa “mayoria muy ampia” y quien la define. Mayoria, en democracia, es la mitad más uno
    De qué ciudadanos estamos hablando? los de guadalajara tienen derecho a decidir sobre el futuro de Galicia?

    “sin presiones de nadie y con una altísima participación” estamos en las mismas, que són presiones y qué significa “altísima”

    en fin, creo que són excusas de mal pagador, no se puede cambiar las reglas del juego a media partida. O aceptamos la Libertad y la Democracia con mayúsculas o nos quedamos con un simulacro de ellas.

    Responder

  9. Apreciados amigos:
    ¿Más claro? ¿Independencia? Democráticamente, sí.
    Es solo una opinión, pues no soy ni he sido nunca político ni militante. Sólo pretendo pensar y escribir en libertat,que es lo que vengo defendiendo desde hace más de treinta años y me costó muchos disgustos y amenazas.Yo no puedo “dar” nada, sólo mi modesta opinión sincera de periodista catalán que amo profundamente a esta mi patria.Aunque preferiría dialogar con personas conocidas,a hacerlo con pseudónimos,gracias por vuestro interés y atención.
    Cordilmente.

    Responder

  10. Si se me permite aportar un granito en este debate:

    “Por los caminos legales”

    Se puede comenzar a plantear las reformas necesarias para que existan. Nadie debería tener miedo a un referundun pro independencia de cualquier territorio del Estado.

    “y con la votación afirmativa de una mayoría muy amplia de los ciudadanos en un referéndum”

    La mayoría simple no soluciona ningún problema. Una sociedad dividida en esa proporción difícilmente justifica un proceso de independencia. Hay mucha doctrina al respecto. Dos terceras partes, por ejemplo de los votantes, con una participación del 70 o 80 por ciento sí lo justificaría. Otras proporciones, también. Estoy hablando de los ciudadanos que habitan en el territorio que aspira a la independencia.

    “sin presiones de nadie y con una altísima participación”

    Sin violencia y sin presiones. Sin pucherazo. Todo esto con la convicción de que se han respetado los principios democráticos de participación antes y después del referendum.

    Eso sí, cuando los ciudadanos de un territorio no optan por la independencia del territorio no está justificado privilegio alguno (Entiendase que, la protección de la diversidad cultural no es un privilegio).

    Sr espina, Sr vitruvio, se puede estar de acuerdo con ambos. Y a la vez, curiosamente, en perfecto desacuerdo. :-)

    Saludos

    Responder

  11. sólo un apunte:

    “una sociedad dividida en esa proporción” dificilmente, tampoco, justificaria la opción contraria.
    No se si podriais avanzar un poco en la reflexión sobre este punto.

    O sea, porqué 2/3 de la población tienen que someterse al 1/3 restante si su decisión es la independencia y no al contrario. No parece muy justo, no?

    otro peligro que veo es que este limite puede variar en funcion de los intereses de quien lo pone y de sus espectativas.

    No se le escapa a nadie que las mayorias cualificadas son una trampa para mantener un “statu quo”

    Responder

  12. Objeciones se pueden hacer muchas.

    No obstante por algún lado hay que cortar. Otro cantar es considerar que existe una situación ahistórica e incuestionable (la existencia de la nación), lo que hace que únicamente un camino tenga justificación.

    Cuando consideramos que la nación es una invención (la mayoría de los historiadores así lo creen), para pasar de una situación (la existencia de España) a otra (la independencia de Cataluña) hace falta algo mas que la mitad más uno. Por lo demás, en estos casos no creo que todo el mundo pueda quedar contento. En cualquier caso, es necesario establecer un criterio. Bueno es proponer una alternativa junto con la bienvenida crítica.

    Responder

  13. No había leído el buen comentario de Julián (3136), pero creo que “la Independencia de Catalunya” no implica la “no existencia de España”, de lo que se deduce que siendo Catalunya Independiente continuaría la existencia de España, aunque más reducida territorialmente.

    El otro tema es sí España aceptaría la independencia de Catalunya, que según la democracia territorial conjunta y jacobina podría ser que no por minusvalorar ello su interés y privilegios, lo que nos lleva a la conclusión que manteniendo la territorialidad no cabe una españa confederal, puesto que estas nacen, nunca se hacen, de origen por acuerdo voluntario y consentido de sus pueblos-territorios-estado (Ej. USA) para que funcionen con sincronía.

    Entonces, por reducción al absurdo, sólo nos quedaría el “modelo federal”, pero esa posibilidad hoy por hoy también es escasa, toda vez que debería conferir autonomía plena a sus territorios (los llamados Land en Alemania) que son los propietarios y gestores de los aeropuertos establecidos en sus respectivos territorios). Ya no quiero comentar aquí el problema que hay con un Aeropuerto. Entonces si casi ya no existe esta vía, quedan pocas soluciones de futuro a mi entender, que no ninguna.

    Un modelo “Jacobino” centralista y monárquico, pero “exquisitamente” respetuoso con sus territorios tipo U.K. (Escocia, Gales, etc,) también podría ser digno de estudio y posiblemente de aplicación.

    Otro modelo, para mí a determinar, pasaría por permitir a cada y todas las CA su “forma de estar” salvaguerdanda la territorialidad.
    Expresamente no quiero utilizar el término “unidad” no por peyorativo, sino por considerarlo obsoleto a la situación presente.
    saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *