El fraude del buenismo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, presentará el próximo 25 de enero el libro El fraude del buenismo. La obra, editada por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), analiza desde diversos puntos de vista el nuevo arcaísmo denominado buenismo, una ideología que amenaza la técnica y el arte de la libertad política así como la concepción occidental del ser humano como sujeto de derechos. Xavier Pericay, Miquel Porta Perales, Florentino Portero, Andrés Ollero y Valentí Puig son los autores de la obra, que coordinada por el propio Puig, cuenta con nutridos ejemplos las muchas variables y actuaciones del buenismo, aliado del relativismo y del multiculturalismo.

Miércoles, 25 de enero de 2006 a las 19,00 horas: Auditorio del Edificio Mutua Madrileña. Paseo de la Castellana, 33.
Aforo limitado. Imprescindible invitación (Teléfono 91 576 68 57; correo: fundacionfaes@fundacionfaes.org)

3 comentarios


  1. aguien puede explicar esto del “nuevo arcaísmo”?
    y lo de “la técnica y el arte de la libertad política”?

    Responder

  2. Para empezar, el texto no es mío sino de algún redactor de FAES. Ya he corregido la entrada, señalando la fuente para que no queden dudas.
    Buenismo: en palabras de Amando de Miguel, “es un irónico neologismo para comprender la mentalidad de querube que muestra nuestro afamado presidente del Gobierno. Podríamos etiquetarlo igualmente de bondadosismo o de bonancismo. Es la realización en la Tierra de la música celestial”.

    Responder

  3. Total, que es un libro crítico contra ZP porque siempre está con la sonrisa en la boca y nunca pone a nadie de mala uva con sus intervenciones, al contrario que el insufrible de su antecesor. Lo del “relativismo” suena a cachondeo cuando el anterior gobierno conservador pasó de pactar con nacionalistas cuando estaba en minoría parlamentaria a demonizarlos con la mayoría absoluta. En lo del multiculturalismo estoy de acuerdo: si todos fuéramos yanquis republicanos, o parte del facherío nacional que para el caso es lo mismo, discreparíamos mucho menos y la vida sería mucho más tranquila.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *