El mismo perro con distinto collar

El diario El País cambió justo hace una semana de diseño, y la primera impresión no pudo ser más favorable. Mejoraba en todos los aspectos: tipografía, multimedia, actualización, inmediatez,… Sin embargo, la mentalidad no se ha movido un ápice; continúan en la era predigital. Los comentarios de los lectores se restringen a noticias muy concretas y, lo que es más grave, siguen sin darse cuenta de la importancia del hiperenlace.

Un ejemplo: la noticia sobre la reaparición de la revista Triunfo en formato digital (consultada a 18:04 hora local). En primer lugar, la noticia data del año pasado y ya fue recogida en su momento por Ramón Buenaventura (anotación de 4 de julio de 2005). En segundo lugar, la redacción es confusa porque no se sabe muy bien si saldrán nuevos números o si el proyecto acaba con la digitalización de los publicados hasta 1982. En tercer lugar, obliga al lector a usar el buscador para encontrar la página de referencia. ¿Tan difícil era incluir un hiperenlace a la Revista Triunfo? Al parecer sí; lo dicho, el mismo perro con distinto collar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *