El mordaz existencialista

FUENTE: Suplemento Babelia (11 de septiembre de 2004). Texto y enlaces por Josep M. Sarriegui.

El polaco Witold Gombrowicz desmitificó con ácida ironía la figura del escritor y, pese a ello, ingresó en el Olimpo de los grandes autores.

  • www.literatura.org/wg/wgea2.htm: “La evolución de su literatura es inseparable de su experiencia argentina”, escribe Juan José Saer en La perspectiva exterior, artículo de esta recopilación de textos en castellano dedicados a Gombrowicz. De Ricardo Piglia se recoge el titulado ¿Existe la novela argentina? Borges y Gombrowicz. Además, entre otros materiales, se reúnen muchos fragmentos del autor polaco de su Diario argentino (Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1967).
  • www.lateral-ed.es/revista/articulos/066gombrowicz.html: La revista de cultura Lateral ofreció, en junio de 2000, una selección de la correspondencia entre Gombrowicz y su amigo Juan Carlos Gómez. Aquí se puede degustar una parte de ese fuego cruzado, “un prodigio literario que muestra la mordaz ironía del autor de Ferdydurke, a juicio de la publicación.
  • www.jornada.unam.mx/1996/jun96/960616/sem-witold.html: Yo y mi doble es un relato de Gombrowicz publicado en México por La Jornada Semanal en 1996. En él aborda una de las materias preferidas de Borges, el doble como espectro que bulle en el interior del escritor.
  • www.magicaweb.com/gombrowicz/: La peripecia vital del autor de Ferdydurke durante sus largos años de estancia en Argentina. Además de la narración en castellano de su prolífica época como empleado del Banco Polaco en Buenos Aires, el sitio web, creado para la celebración de su centenario, ofrece curiosas imágenes del autor, posiblemente inéditas. También cuenta con la reproducción de documentos personales, entre ellos su solicitud de trabajo y peticiones de licencia para ausentarse durante algunas temporadas.
  • www.sololiteratura.com/berti/bertiwitoldgombrowicz.htm: Una semblanza en español del escritor recogida en sololiteratura.com, sitio dedicado a la literatura hispanoamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *