El Románico Lombardo de la Vall de Boí

El 30 de Noviembre del año 2000 la UNESCO declaraba Patrimonio de la Humanidad al conjunto de iglesias románicas de la Vall de Boí. Se reconocía de este modo el magnífico románico lombardo de que hacen gala nueve pequeñas iglesias erigidas entre los siglos XI y XII en este espléndido valle del corazón del Pirineo catalán. Una parte de este patrimonio, en concreto las pinturas murales que decoraron sus ábsides y algunas tallas, se exhibe hoy, lejos de su ubicación original, en el Museu Nacional d´Art de Catalunya, en Barcelona.

  • TAÜLL. Sant Climent: consagrada en 1123, la iglesia es de planta basilical con tres naves separadas por columnas. Triple ábside semicilíndrico. Campanario adosado de torre cuadrada y seis pisos decorados con bandas lombardas. Si bien se conservan restos de la decoración pictórica original, los frescos más importantes se exhiben en el MNAC.
  • DURRO. Sant Quirc: ubicada a unos dos kilómetros del pueblo de Durro, fue edificada en su totalidad durante el siglo XII. Con campanario de espadaña, una cubierta de pizarra a dos aguas cubre la única nave con bóveda de cañón y ábside semicilíndrico. En el interior de la ermita se conserva una copia del frontal del primitivo altar románico dedicado a Santa Julita y a Sant Quirc.
  • BARRUERA. Sant Feliu: nave única, cabecera con dos ábsides y decoración exterior de arquerías ciegas y bandas lombardas. Erigida entre los siglos XI y XII, la iglesia sufrió algunas reformas en siglos sucesivos. Los pisos superiores del campanario y las capillas interiores datan del siglo XVI. El porche se concluyó en el siglo XIII en estilo gótico.
  • CÓLL. Santa María de l´Assumpció: Construida entre los siglos XI y XII, la iglesia consta de una sola nave con cabecera y ábside semicilíndrico. El perímetro está adornado con arquerías ciegas, y el campanario de torre cuadrada fue concluido en estilo gótico. La portada está decorada con columnas, capiteles esculpidos y arquivolta con con crismón muy trabajado.
  • DURRO. Santa María de la Nativitat: De nave única cubierta por bóveda de cañón, fue edificada en el siglo XII. No conserva la cabecera original de tripla ábside. Es de destacar la magnífica decoración escultórica de la portada, con columnas y capiteles, protegida por un porche. En el interior de la iglesia se conservan varios retablos barrocos.
  • TAÜLL. Santa María: edificada entre los siglos XI y XII. De planta basilical con tres naves separadas por columnas, consta de una cabecera compuesta de tres ábsides semicilíndricos y un campanario de torre cuadrada. La iglesia está adornada con friso serrado, arquerías ciegas y franjas lombardas. Las pinturas originales que se hallaban en el interior se conservan en el MNAC.
  • ERILL LA VALL. Santa Eulàlia: Consta de una nave única con cabecera y ábside atrebolado semicilíndrico. El campanario es de seis niveles con ventanas germinadas, decoración de arquerías ciegas y bandas lombardas. Consta también de un porche abierto al pequeño cementerio. En el interior se guarda una copia del magnífico Descendimiento tallado en madera y que en la actualidad se conserva en el MNAC y en el MEV.
  • BOÍ. Sant Joan: Edificada entre los siglos XI y XII, y de planta basilical con tres naves separadas por columnas, la iglesia sufrió algunas modificaciones durante los siglos XVII y XVIII. Entre ellas cabe destacar su ábside central rectangular y la parte superior del campanario, de torre cuadrada. El exterior del templo conserva todavía una parte del revoque original. Pinturas.
  • CARDET. Santa María: construida entre los siglos XI y XII en las afueras de Cardet, consta de una nave con cabecera y ábside semicilíndrico. La decoración exterior consta de arquerías ciegas y bandas lombardas. Una pequeña cripta aprovecha el desnivel formado por la pendiente de la montaña. Conserva interesantes elementos de forja medieval.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *