El sueño de un maniquí

Este corto de animación vio la luz tras dos años de filmación. Se titula Woody, fue dirigido por el cineasta Stuart Bowen y cuenta la historia de un maniquí de madera que sueña con tocar el piano pero no puede porque no tiene dedos. Las técnicas de animación junto a la música y el uso de la iluminación confieren a esta película un tono dramático del que resulta difícil sustraerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *