El Trasvase del Ebro y el Pacto del Agua

¿Por qué falta agua en algunas zonas?

Evidentemente el cambio climatológico acaecido en la última década ha propiciado prolongadas sequías que han afectado, en mayor parte, a determinadas zonas de España. Sin embargo, el ser humano, en su búsqueda de alimento y un lugar donde vivir, está acelerando este proceso. La desertización, la contaminación atmosférica, la contaminación de los ríos, mares y océanos, los residuos y el desmedido consumo se han convertido en problemas que amenazan muy seriamente el desarrollo y la propia supervivencia de este planeta.

Pero ya no se trata tan sólo de proteger el medio ambiente, sino de considerarlo un elemento imprescindible en lo que se ha dado en llamar el “desarrollo sostenido”. Así lo ha entendido la propia Comunidad Europea que, en este sentido, dicta en los últimos años varias directivas en defensa de la biodiversidad, los ecosistemas….
Mientras tanto, y año tras año, se autorizan nuevas explotaciones de regadíos y se consienten las roturaciones ilegales; se explotan indiscriminadamente los escasos recursos acuíferos; los incendios y las urbanizaciones asolan los bosques … Resultado: ¡Falta agua!. Solución: ¡Trasvase!. De hecho, el propio Plan Hidrológico Nacional recoge esta realidad al reconocer la finalidad de las aguas trasvasadas: paliar la sobre-explotación existente en los acuíferos de las cuencas receptoras. Curiosamente las distintas administraciones – autonómicas y nacionales – no reconocen oficialmente esta situación de exceso.

Aragón

Y “en casa del herrero, cuchara de palo”. Al mismo tiempo que se lanzan proclamas en contra del trasvase, se defiende el “Pacto del Agua”. Pacto aprobado en las Cortes de Aragón en 1992 y que atenta en igual o mayor medida contra el medioambiente que el PHN, pues contempla la construcción de grandes embalses y el trasvase de aguas desde las montañas al llano. Y todo ello en contra de las mismas directivas utilizadas como justificación para rechazar el Plan Hidrológico Nacional.

Por otra parte, no es menos cierto el abandono institucional al que se ve sometido esta región. Incluso los sucesivos gobiernos de Aragón han olvidado que esta comunidad la forman algo más que Zaragoza capital y sus alrededores. Actualmente, la deficiencia en infraestructuras acuíferas, viarias, industriales … pone en peligro el futuro desarrollo de esta tierra. El PHN abundaba inicialmente en esta cuestión ya que, en su redacción originaria, tan apenas mencionaba el Pacto del Agua y las infraestructuras reflejadas en él. Posteriormente su formulación fue modificada y se introdujo un nuevo objetivo básico por el que los trasvases a otras cuencas se supeditaban a la finalización de la mayor parte de las obras incluidas en el Pacto del Agua. Esta modificación es de vital importancia para Aragón ya que asegura la realización de inversiones millonarias en los próximos años. Desgraciadamente, estas actuaciones adolecen de los mismos defectos que el denostado PHN.

La solución

La regulación de las cuencas hidrológicas es una necesidad imperiosa y urgente, pero debe enmarcarse en una política respetuosa con el medioambiente. Desde mi punto de vista, cualquier plan que apueste, como elementos principales, por los embalses y los trasvases carece de credibilidad. Inicialmente, estas obras repercuten positivamente en la economía de la zona donde se realizan; sin embargo, la alteración artificial de los cauces y caudales de los ríos produce, a largo plazo, efectos muy negativos sobre el ecosistema, especialmente en la capa freática.

Además, el trasvase del río Ebro sólo serviría para ocultar los graves problemas estructurales de las cuencas receptoras en cuanto a la gestión del agua. El déficit de ésta no puede explicarse recurriendo solamente a la escasez de lluvia u otros factores climatológicos. La razón principal hay que buscarla en la nefasta gestión hidráulica y agraria aplicada en las últimas décadas.

Actualmente existen alternativas viables como las plantas desalinizadoras, las cuales permiten obtener agua apta para el consumo a partir del agua marina; la sustitución del riego mediante acequias por el «riego por goteo» que promovería un considerable ahorro; el ajuste de la superficie regada a los recursos hidrológicos propios, … mas algunas medidas complementarias como la regeneración de los ríos, la repoblación forestal, la reducción de la contaminación, el tratamiento de las aguas residuales … Todo ello permitiría, a medio plazo, recuperar el equilibrio hidrológico en las zonas deficitarias. Estas medidas requieren un esfuerzo económico significativo y, lo que es más importante, constancia en su ejecución. Es fácil destruir la naturaleza, pero cuesta mucho tiempo lograr su regeneración y, por ello, los políticos prefieren obras – trasvases, embalses – que resuelvan el problema rápidamente. Desgraciadamente, sus graves efectos secundarios tardarán más de una década en ser patentes y, para entonces, ya no habrá vuelta atrás. Uno de los mejores ejemplos de desarrollo incontrolado y desmedido lo encontramos en Almería. En los años cincuenta, un ingeniero – Leandro Pérez de los Cobos – construyó un invernadero piloto y los agricultores almerienses, animados por el éxito de esta experiencia, importaron de Israel, Estados Unidos y Holanda las técnicas de riego por goteo e iniciaron el rápido desarrollo de esta técnica de cultivo. Finalmente la sobre-explotación de las tierras y el agua condujo a la prohibición a finales de los años ochenta de la construcción de nuevos invernaderos ya que existía el peligro de que las capas freáticas se salinizaran, un proceso irreversible que hubiera provocado la ruina total. Como apunta el refranero popular, “Pan para hoy, hambre para mañana”.

Pero no importa, sigamos sobre-explotando los recursos naturales, talando bosques, contaminando ríos y mares, destruyendo la flora y la fauna … estoy seguro de que las próximas generaciones nos lo agradecerán.

Miguel Moliné Escalona (11 de marzo de 2002)

3 comentarios


  1. miguel, muy mal si piensas que con las desaladoras, el problema para la zona del mediterraneo se puede terminar. Lo contaminantes, que esta demostrado que son, seria contraproducente para el medio ambiente.
    Luego, desalar un agua que anteriormente a desembocado en el mar, no le encuentro sentido.

    Responder

  2. No es tan simple Angel. Esa agua que tu desprecias por que va al mar tiene una importante función que serìa muy largo explicar aqui. Cierto que que la desalación tiene sus costes medioambientales, pero menores económicos y medioambientales que los trasvases y sobre todo sin tomar otrs medidas importantisimas: reducción de consumos, fugas, reforestación, etc.

    Responder

  3. AL MES DE LAS ELECCIONES

    EL TRASVASE… y las quiebras…

    Rafael del Barco Carreras

    La sopa de letras, especialidad de los políticos, y que a los contables nos vuelve locos, inicia su hervor con más fuerza si cabe que en tiempo electoral, de promesas. Si en el equilibrio de poderes, Pujol a Aznar, por lo de la gobernabilidad, le impuso hombres como Josep Piqué Camps, o al ya millonario de siempre, por lo tanto no demasiado involucrado en la GRAN CORRUPCION BARCELONESA, Abel Matutes, ahora, Josep Montilla, la CATALUÑA de la ósmosis entre charnegos, funcionarios franquistas y la tradicional burguesía, coloca a Celestino Gorbacho, primo hermano de Narcís Serra, es un decir, por lo que uno era Presidente de la Diputación, y el otro de su brazo financiero, la CAIXA DE CATALUÑA.

    Primera sopa de letras, el agua. Trasvase, si, no, pero… Donde dije digo…diego…o la que sea…LA POLÍTICA EN MAYÚSCULAS.

    Mi vecino y yo seguiremos duchándonos, más caro, y por el momento los 400€, los cobraremos a plazos…aunque si yo, hombre de números, mal cuadrados en mi vida, no entiendo cómo, alguna de las bajas nóminas de la familia no es que no lo entienda, es que ya suelta que eso es otra juerga como lo de la ministra gritándole al capitán que ponga firmes a la tropa.

    Si a Berlusconi se le ocurre que Zapatero se ha metido en un laberinto con tanta mujer, a la ciudadanía española le duelen otros conceptos. En mi familia de siempre han mandado las mujeres (ya en la guerra mi baturra madre trabajando en la cocina de la Pirelli mantuvo la familia), y gracias a ellas mis desastres se han minimizado, hemos comido cada día, o sea, que Berlusconi puede tener razón desde el sentir machista, pero quizá nuestras ministras sepan mantener el orden en este caos del reparto del Franquismo y el mando total.

    Hay más problemas, mucho peor que el trasvase… un viejo amigo…me hace especialista en desastres y me muestra su balance afectado por una de la INMOBILIARIAS en práctica suspensión de pagos… que además, y por eso me atrae…afecta a la Caixa de Cataluña. Mi amigo me insiste, los miles de millones empequeñecen los tiempos De la Rosa. Miles de subcontratistas tiemblan, aunque en concreto mi amigo tiene claro que no asumirá los impagados, y por tanto tampoco sus propios pagos… y a discutir con las Cajas y Bancos, los reales afectados. Viejos conceptos, paralizará su principal sociedad, y se iniciará con otra, que ya tiene un presupuesto y obra en marcha.

    Una lástima que sea consciente que me hago viejo y me atrae más escribir mis memorias que crear de nuevas… intentaré compaginar.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *