Elecciones, periodistas o políticos

Por Wifredo Espina periodista y ex director del Centre d’Investigació de la Comunicació.

El panorama es entristecedor. Cada vez hay mayor confusión entre periodismo y política. Y cuando ocurre algún acontecimiento de carácter político relevante, esto se acentúa. Como ahora, ante las elecciones del domingo.

No sólo periódicos solventes toman descaradamente partido, en favor o en contra, de algo o de alguien, sino también muchos periodistas acreditados. Periódicos y periodistas que normalmente se dedican a su labor de informar, explicar y comentar lo que pasa con la mayor objetividad posible, cambian su diapasón profesional cuando acontece o se acerca algún hecho de especial relevancia política. Y eso, por partidismo, intereses económicos o presiones de poder de todo tipo.

El sentido profesional de empresarios de la comunicación y de periodistas queda aparcado para alinearse ciegamente con alguno de los bandos en liza. Y no solo en la expresión de opiniones razonadas y legítimas, sino incluso en la tergiversación de textos informativos y especialmente titulares, mezclando escandalosamente opinión con información, lo que crea una enorme confusión y desinformación en la opinión pública.

La profesionalidad no está reñida con la posible simpatía por grandes tendencias ideológicas, pero lo está totalmente con la militancia partidista y las hipotecas que esto conlleva. O se ejerce de periodista o de político. Cada uno tiene su propio campo y sus normas específicas. Confundir ambos campos, o, lo que es peor, someter la función periodística a los dictados o intereses partidistas, es envilecerse personalmente, envilecer la profesión y traicionar a la opinión pública.

Y si, encima, el propio partidismo político se lleva a la distorsión de textos y titulares, a malévolos silencios o magnificaciones absurdas de las cosas, el descrédito de empresas de comunicación y de periodistas es total. Y contra esto, no valen hermosos códigos deontológicos, ni defensores del lector de adorno, ni inactivos –cómplices- colegios o asociaciones de editores y de periodistas, contra esto solo valen dos cosas: una conciencia profesional responsable e insobornable de cada cual, y el boicot de los lectores, radioyentes y televidentes.

Todo lo demás, cuando el panorama está tan distorsionado, es pura y simplemente música celestial. Y con música celestial no funciona una democracia y unas elecciones no pueden ser democráticas.

16 comentarios


  1. Bien dicho. Vivo desde hace tiempo fuera de España (Estados Unidos) pero me gusta enterarme de lo que pasa en mi tierra, y para ello leo la prensa en Internet. Una de las cosas que me sorprende más es la disparidad de versiones de la misma noticia según el periódico que lea. Obviamente lo que estoy leyendo no es una información, explicación y comentario de lo ocurrido sino la opinión personal del periodista, así llamado, de turno. Efectivamente, el panorama es desolador.

    Responder

  2. Opino como tú, Daniel. Tal vez el mejor ejemplo de ello lo tengamos en el seguimiento informativo del juicio por los atentados de Madrid. Mientras El Mundo trata por todos los medios de mostrar los puntos débiles de la “versión oficial”, El País la defiende a capa y espada.

    Responder

  3. Miguel, quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerte a ti personalmente por el esfuerzo que haces para mantener esta bitácora y también a las muchas buenas “plumas” que dejan sus sabrosos comentarios, encontrados a veces pero generalmente civilizados y sobre todo muy informativos.
    Como decimos por aquí, keep up the good work!
    Saludos,
    Daniel

    Responder

  4. No voy a abundar en el tema, por lo reiterativo; pero creo que tras los resultados de las municipales de ayer se vieron y oyeron (en radio y TV) análisis sobre los resultados que en la mayoría de los casos eran impropios de periodistas y desde luego, poco justificables desde un punto de vista deontológico por la fuerte carga política de los periodistas que los efectuaban. Y me da igual el bando.
    Desde este foro quiero rechazar públicamente por inadmisible el discurso abiertamente político y politizado de una parte muy importante de la prensa de este país.
    Cada cosa en su sitio.

    Responder

  5. Pero lo último que yo se es que en las “democracias actuales”, las elecciones no se ganan por ” política de partido”, sino por “políticas de opinión”, que son aquellas que “fabrican” los partidos en su propio interés y a su vez en contra del opositor. Y aquí juegan un papel “fundamental” los medios de comunicación, entre ellos los periodistas y sus medios.

    El ejemplo mas cercano que yo conozco es el de “Ciutadans”, que de ser la estrella de operacion triunfo en las últimas autonomicas, ha desaparecido en estas municipales.

    Es sólo una opinión

    Un abrazo a todos.

    Responder

  6. Amic Vitruvi:

    Aparte de las muchas dudas que tengo, ¿ crees tú que la actual reforma de la Ley electoral, se debería contenplar el sistema a 2 vueltas ( la segunda vuelta refrendaría los pactos a realizar por el ganador de la primera, lo que evitaría unas posibles elecciones anticipadas. En francia no se conocen, aquí en España las correspondientes al 2008 “creo” que se harán después del presente verano) o bien se debería reformar “a fondo” la figura del Senado como verdadero representante de los territorios del Estado, al estilo EEUU, donde es “vigilante” y sin pasar ni una a su propio Congreso y ni tan siquiera a su Presidente.

    Personal y sinceramente no tengo una idea clara en este tema, aunque creo que una de las debería realizarse puesto que existe un PROBLEMA de desconfianza y descontento entre los ciudadanos que no creyendo en la aplicación final de su expresión democrática, empiezan a cuestionarse la “validez” de dicho sistema ( la DEMOCRACIA), y ello ya empieza a ser preocupante, toda vez que si se generaliza nos llevaria a situaciones pasadas no deseadas.

    Un abrazo a TODOS.

    Responder

  7. A Daniel: aunque tarde, muchas gracias por tu comentario. Intentaremos mantener el nivel aunque seis años en la Red pesan lo suyo y a veces se cae en el desánimo.

    Responder

  8. La listas abiertas no están exentas de inconvenientes. El mayor de ellos es la desaparición de la propocionalidad. A mi me gusta el sistema alemán que incluye tanto listas abiertas como cerradas.

    Responder

  9. no he estudiado a fondo el tema pero me gustan las listas abiertas para las elecciones a cámaras con poder legislativo, aunque el problema que apunta miguel es cierto. Habria que estudiar bien el tema de los distritos electorales.
    Una posible solución seria lista abierta para la administración más próxima (municipio) con representatividad proporcional a los votos obtenidos y para el resto de administraciones el voto delegado a estos representantes municipales. Nos ahorrariamos una pasta en elecciones y propaganda electoral. o sea, que el concejal con el peso de votos obtenidos vota a un representante para la CCAA y estos a su vez a los representantes al Congreso.
    El sistema a dos vueltas me parece perfecto (comparado con el que tenemos, o sea, ninguno) para elegir al jefe de estado, cómo en EEUU o Francia. Ojalá aquí pudieramos implantarlo. Te imaginas a los Borbones presentando su candidatura?

    Responder

  10. Vitruvi:

    Se estan celebrando LEGISLATIVAS en Francia a ¡ 2 vueltas ¡. El domingo que viene vuelven a votar.

    Presta atención al sistema ( 2 vueltas) , donde sarkozi ha propuesto “su programa y sus aliados para cumplirlo ” y que los ciudadanos deberán refrendar ¡ POR DOS VECES ¡

    Interesante i digno de atención este sistema. Y que conste no afecta a ninguna INSTITUCION princial, entiéndase Monarquía, al ser ésta INOCUA en el teritorio espanyol.

    Tinc falera pel sistema a “dos vueltas” i pel tema del “carnet del votant” utilizado en Francia y que no obligando a ir a votar, “premia” ( como deber del ejerciente-ciudadano tal Derecho) mediante descuentos en la utilización de servicios prestados por la administración, como son tasas, utilización de medios de transporte , etc. ).

    Estoy absorto por el sistema ” a dos vueltas”, que imposibilita en la normalidad y “moralidad” democrática elecciones anticipadas. ¿ O alguien las conoce en Francia, UK, o USA – excepto causa de fuerza mayor, watergates etc.).

    Estos sistemas “funcionan” mejor que el nuestro.

    Saludos.

    Responder

  11. las dos vueltas para legislativas favorece a los partidos grandes todabia más que en españa. La cual cosa se traduce en gobiernos poco represeantativos de la voluntad popular

    Responder

  12. Pero se podría introducir el sistema “mixto” de listas abiertas como bien dijo Miguel, dándose representación “territorial” ( en Alemania 2 votos a los representados por los Lands), también en el Estado espanyol, y así nos evitaríamos la” urgente y necesaria” reforma del Senado ?

    En la primera vuelta se vota a “un partido grande” y en la semana siguiente éste, (el votado) explica a los ciudadanos su política en cuatro años (para mí insuficente este plazo, puesto que no debería ser menos que 5 o 6 años), y en función de su convencenmiento se refrendaría en la “segunda vuelta”.

    Si lo propuesto por el elegico en la “primera vuelta” (Presidente del Gobierno), no convence a sus ciudadanos, se encontraría con un Parlamento ( Congreso en el caso español) sin “su” mayoría, que vendría a ser como un “vigilante empecinado” en su política.

    No obstante, el Domingo pasado, “profesionales” de la política ( en este caso municipal) y electos en las últimas municipales me prguntaban por qué en Francia se votaba tantas veces ? . Sic ?. ¡ Sin Comentarios ¡

    saludos

    Responder

  13. Me interesa mucho propuestas, comentarios y aplicaciones electorales sobre l figura de “carnet de votante”.

    Lo desconocía hasta hace bien poco ( 3 meses), pero me tiene “entusiasmado” positivamente.

    Un Abrazo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *