Elecciones vascas

La actualidad sigue marcada por las elecciones vascas y los pronósticos acerca de la futura composición del gobierno. Nadie pone en duda, sin embargo, que Ibarretxe repetirá cargo pero aún no sabemos qué estrategia seguirán los partidos constitucionalistas (PSOE y PP). En 2001, el Ibarretxe fue el único candidato y por ello no era necesario el apoyo de ningún otro grupo para ser investido en segunda vuelta aunque, finalmente, IU acabara apoyándole. Ahora la situación ha cambiado porque PSOE-PP superan en escaños a PNV-IU y podrían incluso presentar un candidato consensuado. En todo caso, y esto es lo más lamentable, poco importan las cábalas que podamos hacer: la cámara vasca bailará, de aquí en adelante, al son de la música que toque el PCTV, es decir de Batasuna-ETA. De momento, esta formación política ya ha admitido públicamente que su objetivo es garantizar la presencia de Batasuna en la Cámara vasca. Y para refrendarlo ya está Ibarretxe: telefoneó al líder del partido ilegalizado (Otegui) mucho antes que a las representantes del legal PCVT.

No, no me olvido: cabe otra posibilidad, a saber, una componenda entre PSOE y PNV. De momento, José Blanco, secretario de organización del PSOE, ha dicho que “tenderá la mano” a Ibarretxe “para superar la crispación” en Euskadi. Si Ibarretxe se olvidara de su plan independentista, tal acuerdo sería probablemente satisfactorio al disponer  PSOE-PNV de una holgada mayoría en la cámara vasca, pero es muy dudoso que el “plan estrella” del PNV se encierre en el baúl de los recuerdos. No obstante, siempre cabe rebautizar dicho plan, maquillarlo convenientemente y presentarlo a la sociedad vasca y a la española como panacea para la ‘cuestión vasca’. Se admiten apuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *