Esquizofrenia lingüística

Según el artículo 7 de la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía de Aragón, una ley de las Cortes de Aragón establecerá las zonas de uso predominante de las lenguas y modalidades propias de Aragón, regulará el régimen jurídico, los derechos de utilización de los hablantes de esos territorios, promoverá la protección, recuperación, enseñanza, promoción y difusión del patrimonio lingüístico de Aragón, y favorecerá en las zonas de utilización predominante el uso de las lenguas propias en las relaciones de los ciudadanos con las Administraciones públicas aragonesas.

A primera vista, una redacción sensata y acorde con la realidad lingüística de Aragón ya que, sólo en zonas muy concretas, el castellano cohabita con el catalán (más bien chapurriao, una mezcla de aragonés, catalán y castellano). La Fabla, por su parte, tan apenas es hablada y se la puede declarar, por mucho que nos duela, extinguida, siendo su recuperación casi imposible. Para algunos, sin embargo, dicha protección se queda corta y proponen:

  1. que el aragonés y el catalán, lenguas propias de Aragón, sean oficiales en sus respectivos territorios.
  2. que todas las personas tengan el derecho y el deber de conocerlas y el derecho a usarlas.

Sí, lo han leído bien. El catalán, según está propuesta, sería, junto al aragonés, lengua cooficial en Aragón y todos los aragoneses deberíamos aprenderlo. Mejor hubiera sido dejarse de circunloquios y proponer directamente la anexión.

¿Se imaginan quién puede clamar por tal barbaridad? Pistas: son socios del PSOE en las Cortes; por supuesto, nacionalistas; catalanes, claro… Han acertado: Esquerra Republicana. ¿Y quien les acompaña en este viaje? Pues la izquierda más molona de este país —Izquierda Unida— que, aparte de manifestarse en contra de la guerra de Iraq, tienen ideas tan peregrinas como afirmar sin ningún rubor que “el aragonés y el catalán son lenguas propias de Aragón”. Y no se trata de un calentón o de una de esas típicas afirmaciones a la luz de de los micrófonos; estamos hablando de dos enmiendas —61 y 217— felizmente rechazadas en el Pleno del día pasado día 15 de marzo en el marco del debate sobre el Estatuto de Autonomía de Aragón. En fin, una muestra más de la esquizofrenia lingüística que recorre sin freno este país gracias a la implantación de un modelo territorial que incita a la confrontación y a la rebelión cívica.

124 comentarios


  1. Y vuelta con el Colón.

    Yo si quiero saber algo sobre Colón, se lo pregunto a un “colombino” , e intelectual de pro en esta materia, conocido como amigo y reconocido en el tema, llamado Ernest Vallhonrat, que lleva estudiando estos temas desde que tenía uso de razón usándola con criterio para ello desde que yo sepa más de 30 años.

    saludos.

    Responder

  2. Apostillo por mi torpeza.

    Creo que actualmente está trabajando en el “posible origen de sus cartas de navegación”

    Sólo lo creo.

    saludos.

    Responder

  3. 34878.- Julián dice:
    Jueves, 29 de Marzo de 2007 – 14:23

    Me ha divertido esta perorata sobre la historia, pero creo que lo de Colón ya ya dado más de sí de lo que se merece. Por mi parte, a otra cosa..

    Un saludo

    Lo siento amic Julian pero me temo que a este pez todavía le quedan un par de coletazos – pues aun puedo, si me lo permite, darle una sorprendente vuelta de tuerca a este divertido asunto de los orígenes de Columbus. Pero antes de nada quisiera pedir disculpas por la tardanza en responder diversas cuestiones planteadas por los foreros y/o forofos – y a las que atenderé lo antes posible (sin ir mas lejos, esta misma noche, si los astros son propicios y las ordenanzas lo permiten). Asuntos de diversa índole (como unos “problemillas en la minería yemení”) reclamaban, siempre según el buen entender de las altas instancias, mi (benefactora?) presencia y no he podido, como hubiera sido mi deseo, dedicarle el tiempo necesario al cultivo del espíritu en Villa Almendron. No obstante trataré de compensarles con algunas especias – y especies – exoticas y exotericas que traigo de Oriente.

    Pero volvamos, sin mayor dilación, al asunto del pececillo genoves. En un caso donde carecemos de los documentos o pruebas firmes acerca de la autoria del crimen se recurre a pruebas indirectas (circunstanciales) que ofrecen relaciones entre las incognitas que ayudan a resolver las ecuaciones. La historia, que – como bien apunta Julian – tiene un no se que de policia cientifica y un algo de arte novelesco, funciona de manera parecida.

    Puesto que no dispongo de mucho tiempo, esto, más que una novela historica o una historia novelada será, a la manera del mítico Robert Walser un micrograma historico, un histograma. Disculpen las molestias que la brevedad pueda causarles.

    Las Circunstancias del Amigo Cristobal

    *) Encuadre

    Digamos de entrada, para empezar con un golpe de efecto con el que encadilar al publico y prepararle a su vez para futuras “bombas deportivas”, que – abróchense los cinturones! – la existencia de “America” es bien conocida, dentro de algunos selectos grupo sociales (conozco a fondo uno de esos grupos, en Florencia de los ochenta, 1480 se entiende y me han hablado de otros), en la Italia renacentista bastantes años antes de 1492! Este dato, por más estupefaciente que suene, me parece demostrado mas allá de cualquier duda razonable… Que cada cual saque las conclusiones oportunas.

    **) Genoa:

    Como bien sabrán los foreros avisados, por aquel entonces la navegación marítima esta dominada, en el Mediterraneo Abierto, por genoveses y venecianos. Con estos últimos cogiendo la delantera tras el desastre genoves con la Peste Negra. (Según parece, la Black Death entro en Europa precisamente por el puerto). Los judíos se encuentran aquí desde el año 500, posiblemente desde tiempo atrás, y participan, como no!, en el diseño y financiacion de las rutas comerciales marítimas gracias a la red portuaria de que disponen en todo el Mediterraneo y en enclaves estrategicos en el Atlantico – redes que llevan funcionando, sin solución de continuidad, desde miles de años atrás.

    **) Cartografiando el futuro

    Si bien la gran mayoria de sus miembros no son navegantes propiamente dichos – aunque no duden en embarcarse ellos mismos en sus viajes comerciales si los riesgos de la expedición a expedición así lo requiere –, su conocimiento del comercio internacional, su talento para los negocios y su proverbial audacia los convierten en los grandes animadores de ese mercado comun del Mediterraneo que funciona desde el 4000-3500 a.c. Son además, excelentes cosmografos y diseñadores de instrumentos nauticos.

    Una comunidad destaca en el ambito de la cartografia. Situada en una de los lugares mas estrategicos – y felices – del mundo, Mallorca alberga una muy especial aljama desde tiempos inmemoriales – sin duda ya con los “pueblos del mar”, los constructores de las primeras pirámides.

    Entre las famosas dinastías de cartografos como los Oliva, Rosell, Colom… destaca la familia Cresques (Abraham y su hijo Yehuda). Este “Jafuda”, mas tarde – tras los progromos en Palma y su conversión – Jaume Ribas es el mismo que encontramos junto a Colom en Lisboa, mientras busca el modo de acercarse a Juan II – recordemos que Colon busca primero el apoyo de la corte portuguesa

    ***) La conexión lisboeta

    Son asimismo judios y conversos los promotores, empresarios y cartógrafos que preparan – y fninancian – sus “presentaciones” en la corte portuguesa, como Josef Diego Mendes, cartografo de la corte que preside el comité de expertos que ha de evaluar el proyecto del marino.

    ***) La Pasta

    En 1845, desolado, el “genoves” parte para España. En 1846, conoce en Zaragoza al astronomo judío, Abraham Zacuto, consejero del rey para alas expediciones maritimas, que se interesa por el proyecto pero no consigue la adhesión de los monarcas.

    Finalmente, Colom consigue sus propositos. Luis de Santangel, pagador general de Castilla, en cierto aspecto el hombre mas poderoso de España, también converso, aprueba sus planes. A comienzos de 1941, cuando el proyecto del genoves es rechazado una vez mas por los monarcas, Santangel obtiene una nueva audiencia para Colon: El gran señor explica a los soberanos que la Santa Hermandad, dirigida por él, esta en condiciones de garantizar un préstamo que financie el viaje y que como la ciudad de Palos debe dinero a la Corona por haberse dedicado al contrabando, podria suministrar las tres carabelas de la expedición. Los RRCC se rinden ante su “ministro de hacienda” y conceden a Colon cartas de misión y las barabelas de Palos. Otro marrano, Juan de Coloma, cuya mujer es una Caballería (descendiente de Luis de Caballería, converso y tesorero de Juan II de Aragon), es quien redacta el contrato que firman Colon y los monarcas, en el que se especifica la distribucioin de las tierras descubiertas. El propio Santangel financia el proyecto de Colon – con 17.000 ducados – junto a otros dos conversos: Alfonoso de Caballería (tesorero de Castilla) y Juan Andres Cabrera, mayordomo del rey Fernando.

    *****) La tripulacion

    A bordo de las carabelas de Colom, que dejan atrás el puerto el 2 de agosto de 1492 – hay entre la oficialidad, por lo menos cinco judios bautizados: Alonso de la Calle, Rodrigo Sanchez, padre de Gabriel Sanchez, uno de los promotores del proyecto, Marco, el cirujano, Bernal de Tortosa médico que la Inquisición liberó tras haberlo hecho asistir a la muerte de su mujer, y Luis de Torres, interpreté a cuenta del gobernador de Murcia, que habla hebreo, caldeo y árabe, cuya presencia a bordo de la Santa Maria sólo tiene sentido si Colón espera encontrar el Oriente y sus tribus perdidas, o alcanzar tierras ya visitadas por otros viajeros judíos, de otro modo ¿Qué aprendió de los cartógrafos?

    Otros muchos, marinos profesionales, se ocultan de igual modo entre la tripulacion bajo nombres cristianizados y no parece casualidad – aunque bien podria serlo – que la fecha de partida de la Carabelas (3 a de agosto) se encuadre precisamente en la ultima semana de la fecha limite en que los judíos debían abandonar el país (1-10 agosto).

    Conclusión.

    Resumiendo, según el humilde entender de este servidor suyo y a falta siempre de una mejor opinión, todo apunta a que Colon fue un judío converso o un gentil bien relacionado, desde muy joven, con círculos judíos a caballo – y aquí importa poco en que lugar exacto haya nacido la criatura – entre BCN, Mallorca, Lisboa y Genova (no la calle sino la ciudad)

    Responder

  4. Fe de ratas:
    la primera frase dedicada a la tripulacion quedo truncada y debereía leerse como sigue:

    “A bordo de las carabelas de Colom, que dejan atrás el puerto el 2 de agosto de 1492 – hay entre la oficialidad, por lo menos cinco judios bautizados el dia antes de la partida”

    Responder

  5. Vitruvi, me saltaré mi último párrafo para darte las gracias por el enlace (conocía la vieja noticia y los resulados posteriores) y ofrecerte algo más cercano, que entronca con el perspicaz 34927 de mediterraneo.

    Como que no tengo uno de los enlaces reproduzco un artículo y dejo un enlace curioso. A ver si con esto damos por zanjado el asunto (te digo en verdad que defender la probable tesis de un Colón genovés de nacimiento no es ser ni anticatalán ni imperialista español. Pero es que si se demostrase un origen diferente no me parece que cambie nada fuera de una cierta euforia chovinista de quines creen que ese hecho les dignificaría más).

    Sobre los resultados sólo dejar constancia de que sirvieron para demostrar que los restos de Sevilla pertenecían al Almirante,zanjando ese asunto definitivamente. No tengo constancia de que hayan podido acceder a los restos de Santo Domingo. Por otro lado, la comparación con las poblaciones de Cataluña, Mallorca y norte de Italia (entre otras zonas), no ha dado resultado alguno, y por lo que se no está cerrada la investigación, aunque cada vez se es menos optimista.

    Fijaté que hasta los “ocultistas” cuando hacen referencia a los historiadores, lo tienen claro:
    http://ocultismoyconspiracion.blogspot.com/2006_08_01_archive.html

    El artículo de gran interés también sobre el tema del ADN y Colón:

    “LA HISTORIA CONTRA LA LÓGICA

    La prueba del ADN, a la que se dedican recursos innecesarios, no demostrará el origen de Colón.

    La celebración –en mayo de este año– del Quinto Centenario de la muerte de Cristóbal Colón, el descubridor de América, está dando pie a toda suerte de especulaciones sobre su lugar de nacimiento. Reivindicar el origen del célebre almirante parece haberse convertido en una cuestión de honor patrio para muchas personas. En un reciente programa de TV-3 se mostraban, literalmente, hasta las paredes de la casa mallorquina en cuyas piedras supuestamente –¡muy supuestamente!– el pequeño Colón se habría apoyado para aprender a caminar. Incluso desde sectores nacionalistas se ha reivindicado la especificidad catalana no solo de Colón, sino de toda la colonización, como si la conquista de América fuese un timbre de gloria nacional y no el inicio de un episodio que, desde el punto de vista moral, deja bastante que desear.

    Digamos, ante todo, que, en términos historiográficos, esta cuestión es bastante irrelevante. El verdadero debate intelectual debiera estar centrado en las causas de la expansión colonial y en su impacto tanto sobre las poblaciones indígenas como sobre las europeas. Por sus conclusiones en ese terreno, y no por otros aspectos anecdóticos, es por lo que el centenario de la muerte de Colón será recordado como una contribución historiográfica importante o como una ocasión perdida para avanzar en el conocimiento y en nuestra reflexión sobre lo que supuso la presencia europea en América.

    Pero lo cierto es que las divagaciones sobre el lugar de nacimiento de Cristóbal Colón no son solo el divertimento erudito de algunos diletantes, sino investigaciones en las que se gastan recursos y publicidad que estarían mejor invertidos en otros asuntos.

    EL LABORATORIO de Identificación Genética de la Universidad de Granada está analizando muestras de ADN de más de dos centenares de personas apellidadas Colom de Catalunya, Valencia y Baleares, mientras que el laboratorio de Antropología de una universidad romana está haciendo lo propio con los Colombo de Génova. Los datos resultantes serán comparados con el ADN de Hernando Colón, hijo del famoso almirante. Se toman como punto de comparación los restos del hijo porque los del padre están en muy mal estado y porque hay una secular disputa sobre el lugar donde verdaderamente están enterrados. Dentro de dos meses se espera que se hagan públicos los resultados.

    ¿Qué se espera obtener de esas pruebas? Parece lógico: si en algún caso las muestras de ADN indican que alguno de los analizados y Hernando Colón forman parte de la misma familia, se podría suponer cuál fue el origen del descubridor. Si, por ejemplo, un Colom catalán estuviera emparentado genéticamente con Hernando, se reforzaría la tesis de que Cristóbal Colón (o Cristòfol Colom, como prefieran) era catalán.

    Parece lógico, sí, pero no lo es. Porque si aplicamos la lógica, lo único que estrictamente se podría deducir de esa prueba es que en algún momento algún descendiente de Colón se trasladó a vivir a Catalunya (o a Valencia, o a Mallorca, o a Génova…). A no ser que se pueda reconstruir el árbol genealógico de la familia afectada, eslabón a eslabón, hasta el siglo XV, lo que es francamente difícil. Porque, para que la investigación fructifique, hay que partir de la base de que el apellido se ha conservado intacto en la descendencia durante cinco siglos y de que la familia no se ha movido del territorio.

    Pero lo que desde un punto de vista metodológico en ningún caso se puede hacer es aplicar esas suposiciones retroactivamente. Porque usted sea, pongamos por caso, holandés, nadie va a colegir que su familia, hace nada menos que 500 años, vivía en Holanda. A menos que pueda demostrarlo.

    EL AVANCE de la investigación histórica se produce analizando documentos y comparando fuentes diversas que puedan soportar sin menoscabo el análisis de la crítica textual o arqueológica, ya sea que hablemos de Cristóbal Colón, de Leonardo da Vinci, o de María Magdalena. Y cuando estas fuentes no existen, lo que procede es seguir buscando y, mientras tanto, callar o declarar con humildad nuestra ignorancia.

    No es riguroso aventurarse en mil conjeturas débilmente fundamentadas, presentando lo que son especulaciones o hipótesis que deberán ser confirmadas fehacientemente, como si fueran aportaciones históricas contrastadas. Y no porque esas hipótesis se revistan con los últimos adelantos de las ciencias empíricas, como el análisis del ADN, pasan a ser pruebas concluyentes.

    Sobre todo, es primordial, si queremos conservar el crédito de la investigación histórica, que los avances no se produzcan en contra de la lógica que ha de imperar en la metodología de todas las ciencias. Y esa metodología impone que, sobre lo que no se sabe, lo mejor es callar.

    Ignasi Fernández
    Profesor de Historia de la Universitat Autònoma de Barcelona
    El Periódico de Catalunya
    23 Mayo 2006”

    Responder

  6. No había leido la aportación de simon schama (las) cuando dejé esta última mía. Sólo apuntar que es divertida y documentada. Debería resultar obvio que no discuto en absoluto su conclusión.

    Responder

  7. Julian, creo que hemos perdido el hilo. el origen de Colon es anecdótico. Lo importante es que queda de manifiesto la falsificación continua de la historia. No se si ha quedado claro que eso que hace un momento era mantenido por el 99% de los historiadores y aceptado por la humanidad cómo verdad absoluta puede que no sea más que un cuento interesado. Y valga esto para otros muchos asuntos que nos han colado continuamente.

    en cuanto al artículo no estoy de acuerdo con Ignasi Fernández, uno por lo que acabo de decir y dos porque el veradadero interés de las pruebas científicas no es el de localizar a sus descendientes. Esto puede tener un interés comercial, que es de dónde sale el dinero de la investigación. Lo importante es conocer a sus ascendientes. los restos del Principe de Viana parece que estan localizados, por lo que se podria confirmar o descartar una de las teorias.

    Responder

  8. Vitruvi, no puedo estar de acuerdo. No se ha puesto en evidencia la manipulación continua de la historia, sino el interés en manipular la historia por motivos ideológicos de algunos. Lo del 99% no ha variado, y fijate4 que hablé de historiadores, y no de lo lque acepta la humanidad, tan dada a los programas de Iker Jiménez. La historia no es 2 + 2 = 4. Hay hechos que se dan por probados y que al aparecer evidencias antes desconocidas sufren un vuelco inexperado. Eso no desvirtúa el conocimiento histórico.

    Por otro lado, yo si stoy de acuerodo con Ignasi. Y lo estoy porque habla de la importancia de ese hecho para explicar los acontecimientos de la época. Lo deja ver muy bien la conclusión de simon schama, breve y buena ….

    Sería conveniente recuperar el hilo, creo el señor Colón no destacó por temas relacionados con la esquizofrenia lingüistica. :-)

    Responder

  9. A mí me basta con que Colón no haya nacido en la calle Génova.

    Estoy Con Julián: una cosa es que continuamente haya que revisar las tesis historiográficas a raíz de la aparición de documentos o de otros hallazgos que permiten apuntar nuevas evidencias, y otra muy distinta que esa labor obedezca a la manipulación ideológica, que por descontado siempre puede existir pero no existirá siempre. En fin, a mí me da igual la ciudad exacta en que Colón naciera. Lo juro. No voy a juzgar su actuación en función de ese dato, ni mi estima hacia las “ciudades candidatas” variará un ápice.

    Si no lo entiendo mal (que seguramente sí), Vitruvi sugiere que la hipótesis de Génova es un invento de Madrid para restar gloria a Cataluña. Eso es lo malo del nacionalismo: la obsesión constante por el propio ombligo, es decir, la “onfaloscopia”. Un mal muy generalizado en la cultura española, por cierto, como sostiene Sánchez Ferlosio en el “pecio” que os adjunto. (Ya sé que es la atribución es evidente. ¿Quién si no podía aludir a “la radical impersonalidad del conocimiento en cuanto tal”?)

    C:\Documents and Settings\fcg016\Configuración local\Archivos temporales de Internet\OLK22\abc.es cultural.htm

    Responder

  10. Pues parece que digo cosas que no quiero decir…

    en este caso no creo que la gloria fuera lo mas importante. la ocultación de el origen de Colon puede responder a varios motivos

    1. Interés del mismo almirante o de la corona por tener un pasado “inconfesable” (judio, pirata…)
    2. Interés de la Corona, por monopolizar las rentas de los “nuevos” territorios y por tanto, no cumplir los acuerdos de las Capitulaciones de Santa Fe.

    Te recuerdo, manfrio, que en castilla duerante muchos siglos existieron unos señores llamados censores, y pagados por la corona, con una misión muy clara. De hecho, TODA la documentación que tenemos de Colon y su época son “transcripciones” de estos señores.

    Responder

  11. Ya veo que no te has molestado en leer el comentario. Rechazar la obligatoriedad no implica despreciar al aragonés. Nuestros ancestros hablaron multitud de lenguas, ¿debemos aprender obligatoriamente todas ellas? Antes que el aragonés, preferiría estudiar el árabe, una lengua, no lo olvidemos, que también se utilizó en nuestra tierra y de la que quedan numerosísimos vestigios.

    Responder

  12. Bien, Miguel!
    veo que compartimos puntos de vista. A mi me pasa lo mismo con el castellano. y eso no significa que lo desprecie, sólo que preferiria, estudiar árabe…
    Por cierto, los que hablan aragonés no son “ancestros” si no “personas vivas”, y no creo que tengan ninguna intención de obligarte a estudiarlo, ya que no vives dentro de su dominio linguístico. Seria de agradecer que los hablantes de lenguas mayoritarias hicieran lo mismo.

    Responder

  13. Vitruvi, yo nunca te he acusado de despreciar al castellano. Allá cada uno con sus preferencias. Tu problema y el de los nacionalistas es que preferís el árabe al castellano no por razones de competencia lingüística sino políticas. A mi me importa el hoy, y por ello mis preferencias se decantan por el castellano seguido del inglés y el árabe. Y si mi lengua materna fuera el catalán, elegiría catalán, castellano e inglés. Y todo ello no quita que se estudien las lenguas muertas como el latín, el griego e incluso el aragonés.
    ¿Personas vivas? ¿cuántas? ¿diez, veinte, cien? ¿con qué gramática? ¿con qué ortografía? El aragonés es una lengua muerta que está siendo reinventada. Esa es la realidad. Que se oferte en la educación como una materia voluntaria, de acuerdo. Que se obligue a estudiarla, no.

    Responder

  14. que poco liberales sois los liberales…
    los hablantes de aragonés, sea lengua muerta o inventada la ponen delante en el ejercicio de su libertad individual porque creen que para ellos es importante. El señor que redactó los planes de estudio creia que eran mas importantes los trabajos manuales o las sumas de polinomios, algo aque al mayoria les habrá servido de bastante menos que a los aragoneses el aragonés.
    te cambio el castellano por el esperanto, que es una lengua inventada.
    y que conste que es un gilipollez, porque no existe ningun hablante español de catalán o aragonés que no hable castellano. y las lenguas no se “desaprenden”

    Responder

  15. Pues con tanto debate y “obligacionismo” linguístico aquí nos expresamos y a veces nos entendemos casi todos, aunque el no entendimiento no deriva de la lengua.

    Estoy de acuerdo en que las lenguas no se “desaprenden”.Yo no he “desaprendido” el castellano.
    Saludos.

    Responder

  16. ¿Tú has viajado hasta Tamarite,Albelda,Alcampell..etc?

    Viajando es como se cura la ceguera liberal. :)

    Responder

  17. Hola, creo que gastar un montón de dinero en resucitar un habla local sin hablantes es inmoral.

    Responder

  18. os veo aburridos, os recomiendo un libro que me han dicho que es bastante interesante:

    “EL NACIONALISMO LINGUÍSTICO”
    Juan Carlos Moreno Cabrera, catedrático de Lingüística General de la Universidad Autónoma de Madrid, ha publicado un nuevo libro titulado “El nacionalismo lingüístico. Una ideología destructiva”. Las declaraciones que ha hecho con motivo de esta publicación no tienen el más mínimo desperdicio.

    Y es que el profesor Moreno explica muy claramente en esas declaraciones cómo el nacionalismo lingüístico español es un auténtico ariete contra el resto de lenguas del Estado: “En la ideología nacionalista española sólo existe la lengua española”, dice.

    Es lógico, porque a un nacionalismo político con Estado, o sea, un nacionalismo dominante, le corresponde también un nacionalismo lingüístico dominante, es decir, que una lengua se impone a las restantes en lo que considera su ámbito territorial, y pretende erradicarlas. Por eso, como afirma Moreno Cabrera, “España no es capaz de asumir la variedad de lenguas que tiene”.

    Es más, el profesor Moreno toca otro aspecto de sumo interés a estos efectos, al relacionar la educación que reciben los ciudadanos durante su periodo de formación con la negativa a asumir que en el Estado existen otras lenguas.

    Sigue siendo perfectamente lógico. Una educación de tipo nacionalista produce una cultura del mismo tipo, o sea, un actitud negativa -o incluso agresiva- contra todo lo que rompa la uniformidad nacionalista dominante, la española, en este caso.

    El principal problema con que chocan las lenguas que intentan normalizarse en el Estado español es el nacionalismo español. No los españoles, porque hay españoles no nacionalistas, que no se oponen yrespetan al resto de lenguas.

    Lo más sorprendente de todo esto es que los nacionalistas españoles niegan serlo. Es decir, el nacionalismo español no existe. El nacionalismo español es, según esta extraña y delirante tesis, una entelequia, una invención de los nacionalismos periféricos.

    Pero el nacionalismo español no sólo existe, sino que cuenta con sectores muy agresivos, intolerantes y excluyentes. Y uno de los objetivos fundamentales de sus fobias es el resto de lenguas del Estado.

    Los nacionalistas periféricos conocen perfectamente, porque lo sufren, hasta qué extremos llegan los sectores más agresivos del nacionalismo español. Ese que no existe. No existe, pero en la guerra civil, los franquistas se llamaban los nacionales. Será por algo.

    Antonio Galeote

    Responder

  19. Hola

    Realmente que todo eso está muy bien, se nota que este señor sabe un montón… pero sinceramente, no creo que ningún extranjero quisiera aprender español para entender lo que escribe. Los extranjeros aprenden español , entre otras cosas, porque existe una cultura en español que merece la pena conocer. Con el inglés, alemán, ruso y equivalentes pasa algo parecido.
    Hace poco dí con una obra de teatro de Els Joglars: La increïble història del Dr. Floit i Mr. Pla. Estaba en catalán. Y me entraron ganas de aprender este idioma porque me pareció que merecía la pena por la gran calidad de la obra. Yo, de ser catalán, gallego, vasco, aranés eligiría ese camino, la calidad, si quisiese que mí lengua fuera conocida y respetada. Y creo también que principalmente detrás de la calidad está el tener algo que decir, que enseñar. Menos mal que Els Joglars también tienen obras en español. La que hicieron sobre Durruti y los anarquistas me pareció genial. Sí, definitivamente si algunas lenguas españolas siguieran por ese camino igual en un tiempo x este hilo sería en catalán o en gallego o valenciano y no en castellano.

    Un saludo
    Un saludo

    Responder

  20. Bueno… retiro lo dicho. Al fin y al cabo no eran más que tonterías.

    Un saludo

    Responder

  21. El socio del PSOE en las Cortes de Aragón (y en ayuntamiento de Zaragoza, Diputaciones provinciales, etc.) se llama PAR.
    Confundir Al PAR con Esquerra es como confundir el PP con Herri batasuna.
    Visto este principio de articulo, el resto es igual opiniones basadas en desconocimiento, cuando no mentiras interesadas.
    Si usted cree que los castellanos deberian ser anexionados por Cataluña está en su derecho, yo le recomendaria quwe dejara la bebida.

    Responder

    1. Si se refiere a la expuesto en la entrada: tan solo decirle que más le valdría aprender a leer en lugar de dedicarse al insulto barato. Usted si que ha tomado no dos, sino unas cuantas copas de más.

      Si contesta al comentario de otra persona: le sobran los insultos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *