ETA en el Congreso

Sesión plenaria núm. 210 (Sesión extraordinaria), celebrada el lunes, 15 de enero de 2007: comparecencia, a petición propia, del Presidente del Gobierno ante el Pleno de la Cámara, para informar sobre política antiterrorista.

********************

Un Zapatero vacío y un Rajoy peleón. Por Wifredo Espina.

Entre un Zapatero vacío y un Rajoy peleón, la nota en el debate parlamentario sobre terrorismo, la han dado ERC, el PNV y CiU,. ERC reiterando su tesis de que, en el fondo, tras el tema de ETA hay un problema político. El PNV apuntando carencias democráticas en nuestra democracia. Y CiU calificando de improcedente ese debate, que sirve para crispar, pero intentando, al mismo tiempo, quedar bien con el Gobierno y con el Partido Popular, quizás por lo que pueda pasar.

El presidente Zapatero, que formalmente ha aprendido a defenderse bastante bien, ha estado vacío de contenido y de propuestas. Mariano Rajoy ha vuelto a hacer gala de su estilo peleón, de denuncias rotundas y propuestas comprometidas. Zapatero no ha picado y se ha mantenido en el recurso fácil de sus ambiguas apelaciones al “consenso” – sin especificar sobre qué- y a la “unidad de todos los demócratas” contra el terrorismo, sin saber cómo.

Todos se han lamentado de la utilización política del terrorismo, pero todos lo politizan partidistamente. Unos más, otros menos. Zapatero lo politizó en el mismo momento en que –como dijo recientemente Artur Mas- quiso apuntarse “el tanto” de acabar con la violencia etarra con la típica postura infantil de “apartad a las criaturas, que esto lo arreglo yo”, pero le ha salido mal; como a anteriores presidentes de gobierno que, más astutos, presumieron menos de “poderes taumatúrgicos”; éste ha sido uno de sus fallos. Rajoy también lo politiza al convertir este grave asunto de Estado y los fallos de Zapatero, que le han llevado al fracaso, en arma para desgastar al Gobierno.

Y las demás formaciones políticas también lo politizan, cada cual según su ideología y sus intereses. Lo más notable quizás haya sido lo que se desprende sumando los argumentos del PNV y de ERC: detrás de la cuestión etarra hay un problema político que no se resuelve por deficiencias democráticas de nuestra democracia. Es la más clara politización.

Con estos mimbres, ¿qué política antiterrorista eficaz se podrá hacer? Claro que, precisamente ahora, se anuncia que en marzo se va a juzgar a Otegui por “apología del terrorismo”. Curiosa coincidencia tras un debate parlamentario tan bronco, como confuso y vacío. Y así hasta las próximas elecciones generales.

74 comentarios


  1. Como yo siempre hablo en mi nombre, diré que estoy de acuerdo en que las proposiciones del PP deberían haberse debatido en las Cortes (de igual forma que se debatió, y se rechazó, el Plan Ibarrexte, y por idénticos motivos, porque me parece el foro adecuado para debatir y acordar medidas políticas), aun aceptando, como muy bien dice Vitruvi, que muchas de estas propuestas tratan de interferir en el funcionamiento del sistema judicial (aunque también es justo reseñar que el órgano fiscal puede actuar a instancias del Gobierno). Sin embargo, aparte de servir para evidenciar la enorme brecha que separa las posiciones del PP con respecto del resto de grupos de la cámara, también creo que dichas propuestas están hechas más de cara a la galería (es decir, al sector social ideológico que se supone que conforma su base electoral más sólida) que para que surtir un efecto real en la lucha antiterrorista. Yo personalmente no veo nada malo que en este instante se intente lograr un amplio consenso político y social que aisle más aún a ETA y su entorno. El Pacto Antiterrorista surgió como respuesta a los famosos acuerdos de Lizarra; hoy en día, estos acuerdos están absolutamente muertos. Conseguir una resolución unánime del Congreso respecto a ETA, a mi juicio, sería enormemente útil y eficaz. Pero creo que en este sentido Zapatero peca de iluso: los intereses electorales de algunos partidos imposibilitan en la práctica un acuerdo de tales magnitudes.

    Respecto a las manifestaciones, independientemente de la simpatía o antipatía que me produzcan unas y otras, la profunda división que se vive pone de manifiesto que las políticas para acabar con el terrorismo están siendo usadas en el ámbito de la legítima confrontación política o electoral entre los partidos (actitud a la que muchos ciudadanos y colectivos se suman sin reservas, no nos engañemos), y que en consecuencia el acercamiento de posturas se hace cada vez más difícil. Yo personalmente no me hago ridículas ilusiones; a poco más de un año de elecciones, la rivalidad política va a ir en aumento. A costa de lo que sea.

    Y para finalizar, una cuestión para la reflexión: ¿por qué el PP goza de la animadversión del resto de los partidos representados (es decir, elegidos democráticamente por los ciudadanos) en la Cámara? ¿Por qué sus propuestas son acogidas con desconfianza por los demás? Recuerdo un refrán que viene muy al caso y que dice: “quien siembra vientos, recoge tempestades”.

    Besos a todos
    Merche

    Responder

  2. Anteriormente pase por alto el comentario 22091.

    Decir que ha calado, el discurso de igualar a las víctimas, al PP, y a todo el que discrepe de la política gubernamental, con la extrema derecha -derecha extrema-, con el franquismo o bien con Eta.

    Sobre el uso del término facha, vuelvo a enlazar un artículo, que para aquellos que no tengan pereza mental, es muy recomendable:

    “Hoy día, ‘facha’ ya no se refiere al irredento reaccionario opuesto a la democracia y a cualquier tipo de modernización, sino simplemente a quien no simpatiza con una ideología standard de izquierdas”

    http://www.kiliedro.com/index.php?option=com_content&task=view&id=128

    El truco de intentar esa asimilación -PP con fuerzas antisistema-, se
    viene produciendo desde las generales de 1993, cuando se retomó el discurso “guerracivilista”, para desviar la atención sobre los hechos gravísimos de corrupción y crimen de Estado. Desde entonces hasta ahora, ya se sabe, lo que ha sucedido. Se utilizan grandes palabras, descalificaciones sin sentido, pero, sobre todo, se evita en la medida de lo posible, los debates de fondo, y analizar los hechos, y las leyes aplicables a tales hechos.

    En este caso concreto se han definido las propuestas del Partido Popular como: “incoherente, partidista y perjudicial” y que “ahondan en la división” y “no contribuyen a la unidad”. ¿Por qué Sr. López Garrido, puede argumentarlo, en que se basa?

    Otro tema, las “manis”. Uso mi derecho a la crítica, y a razonarla, prefiero compartir principios y valores con el Foro de Ermúa, la AVT, el PP, Basta Ya, y con quien sea, antes que con esta “tropa” que nos gobierna.

    Utilizo la siempre ponderada valoración que, de los hechos hace Fernando Savater, sobre las razones por las que ha de seguir vigente el Pacto por las Libertades: “En ese prólogo no se ataca a ninguna formación democrática ni a sus ideales, sino una determinada estrategia política seguida por PNV y EA cuando dejaron el pacto de Ajuria Enea por el de Lizarra para “de acuerdo con ETA y EH, poner un precio político al abandono de la violencia. Ese precio consistía en la imposición de la autodeterminación para llegar a la independencia del País Vasco”. Que lo así denunciado ocurrió no es una valoración sino un hecho histórico. Y no es arbitrario afirmar que se trataba de la mayor de las concesiones al terrorismo, pues habría marginado a la mitad no nacionalista de los ciudadanos vascos. Fue un grave error, por no llamarlo más exactamente “fechoría”. Hoy lo admiten ya así incluso algunos de los más altos cargos del PNV y deberían comprenderlo el resto de las fuerzas políticas, de modo que no está claro por qué va a ser imposible que firmen el “papelito”. Si ya nadie está en Lizarra ¿qué de malo tiene renunciar a Lizarra? A no ser que alguien siga todavía en Lizarra pero ahora lo llame “plan Ibarretxe”. En cualquier caso, para hacer más actual el documento, podría ser recomendable suprimir la mención histórica a Lizarra pero sin renunciar a lo importante: que no se puede imponer la autodeterminación –el derecho a decidir de los vascos segregados- como el precio al final del terrorismo.”

    Y releyendo el otro comentario sobre la intrusión del legislativo en el judicial, he hallado la clave para hacer tal comentario sin sentido. Si lo que se piensa es que el PP, va a pedir al Congreso que declare ilegal al PCTV. El texto de la propuesta del PP, es el siguiente:

    “Proposición no de ley para instar al Gobierno a que a través de la Abogacía General del Estado inicie el proceso el proceso de ilegalización del PCTV.”

    Eso es lo que dice la proposición no de ley del Partido Popular, instar al Gobierno a que inicie los trámites. ¿Conflicto de competencias? ¿Dónde?

    Pido argumentos, y no descalificaciones.

    Y critico la actitud de todos cuantos hacen funambulismo sobre la cuerda floja de los conceptos, y se sitúan en un punto equidistante entre, de un lado, las víctimas, los que los apoyamos; y de otro lado, sus verdugos.

    Por cierto, en España, no conozco más racistas y xenófobos que los terroristas de Eta y sus compadres de Batasuna. De franquistas, afortunadamente, nos libramos, hace tiempo. Eso si, queda mucho antifranquista restropectivo, y como dijo Boadella, hay muchos que sufren de dicho complejo, porque se nos murió en la cama.

    Un saludo

    Responder

  3. las leyes no son leyes sin más. las hay de corte social, liberal, federalista, imperialista, fascista…
    la CE del 78 conserva muchos tics de la concepción de España que tenia el anterior régimen y el nacionalismo español en general. a ti te gusta y a mi no. Eso no te pone al margen de la ley, pero tampoco limita mi derecho a la discrepancia y a intentar cambiar las leyes que no me gustan por la via democratica.

    deja que ponga en cuestión la vigencia moral de esta ley, ya que de la “immensa mayoria” a la que te refieres quedan vivos muy pocos en relación a la masa de votantes actual. yo no tenia edad de votar. además responde a unas necesidades y condicionantes de hace 30 años, muchos de ellos superados.
    Los países democráticos no emanan sólo leyes justas, las leyes que discriminavan a los negros en EEUU o a los judios en Alemania eran bien “democráticas” y aceptadas por la mayoria pero para someter a las minorias.

    Extraigo el primer párrafo de la constitución (democrática) argentina:

    Primera: La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional.

    La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes, y conforme a los principios del derecho internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino.

    Esto es imperialismo, ya que por mucho que se respete el modo de vida de los habitantes no se tiene en cuenta su VOLUNTAD
    La constitución española hace lo mismo y además pone de por medio al ejército.

    Responder

  4. Merche puedo suscribir la casi totalidad de tu post, salvo por los detalles de buscar la unidad, y con la utilidad de las propuestas del PP, en todo caso, estamos de acuerdo en lo esencial, habría que debatirlas.

    Lo que veo, en esto momentos, es que es imposible la tan ansiada unidad. Si el PNV, sigue abogando por la legalización de Batasuna, sin que estos condenen la violencia y renuncien a la misma, hablar de unidad, es hablar de la cuadratura del circulo.

    ¿Legalización de Batasuna? Si, cuando respeten los principios constitucionales y rechacen la violencia.

    En el artículo de Savater de hoy en Basta Ya -del que he pegado un fragmento en mi anterior post- se hace una loa del Pacto, y de la posibilidad de actualizarlo, respetando sus principios básicos, para que el PNV y EA, puedan estar en él, si quieren.

    Un saludo

    Responder

  5. hablar de unidad con un partido que sigue sin condenar el alzamiento militar es la misma cuadratura del círculo. y una buena excusa para su ilegalización…

    Responder

  6. Buenas tardes a todos.

    Estimado Vitruvi:

    Se pueden buscar todo tipo de excusas para aislar al principal partido de la oposición, pero la que tú pones no resulta demasiado acertada desde mi punto de vista, porque si nos ponemos a hurgar en el armario, me parece que ninguno de los partidos más importantes de España se libra de tener escondidos algunos pecados. Siguiendo tu razonamiento, hablar de unidad con un partido cuyo fundador – Pablo Iglesias – amenazó de muerte en las Cortes al en aquella época Presidente del Gobierno, algo no condenado por el PSOE de hoy en día, también sería la cuadratura del círculo.

    ¿Alguna vez dejaremos de echarnos los muertos a la cabeza?.

    Un saludo cordial.

    Responder

  7. Estimado Juan Antonio,
    has llegado a la misma conclusión que yo. Se puede buscar todo tipo de excusas para aislar al independentismo vasco, no veo porqué a unos hay que perdonarles sus pecados y a otros no. Esto es lo que pensamos los que estamos en contra de la ley de partidos, o por lo menos de su forma de ser aplicada sólo y exclusivamente en contra de la izquierda abertzale y no en contra, por ejemplo, de partidos xenófobos o fascistas…
    la ilegalización de actores políticos del conflicto, lejos de aportar soluciones, lo empeora. Por la victimización de los ilegalizados, por la destrucción de cauces de interlocución democrática, por la división entre los mismos demócratas, por la mala imagen internacional que crea…

    Responder

  8. Amigo Vitruvi:

    Las leyes, leyes son. Y hay que aplicarlas. Tu exordio sobre la clase de leyes, en función a criterios ideológicos, no es objetiva, carece de fundamento mantener, que exista una ley fascista o marxista, salvo que describamos al órgano emisor de la misma como tal, fascista o marxista. Por lo tanto tu criterio no coincide con las clasificaciones sobre tipos de ley: ley formal, material, positiva, natural, y alguna más que me dejo en el tintero.

    Por otro lado, el valor o no de una ley, en este caso la Constitución, no depende del tiempo transcurrido desde su aprobación. Lo que estás haciendo, es proponer una cláusula según la cual, una ley, transcurrido un plazo de tiempo, deberá decaer y perder vigor. ¿Y cuál será ese plazo? ¿Procederá con cada cambio gubernamental? ¿Con el fallecimiento de un porcentaje de la población que la aprobó? ¿Qué porcentaje de población?

    ¿No te das cuenta, que ese es un criterio para estar en permanente vaivén constitucional? Precisamente, una de las causas de la inestabilidad política de España, han sido los constantes cambios constitucionales durante el x. XIX, cambios provocados, por no llegarse a un acuerdo básico sobre los principios que nos unen. Como información durante el s.XIX hubo al menos que recuerde siete constituciones distintas, una cada catorce años aproximadamente.

    Dices, -como bastante gente, no eres el único- que la CE 78, conserva “tics” de nacionalismo español, realmente no se cuales son, y sigo esperando que alguien me aclare cuáles son esos rasgos españolistas.

    Por supuesto, que criticar las leyes con las que discrepamos es un derecho, y hacerlo por la vía democrática es el cauce adecuado para evitar caer en el “castañazo y tentetieso”. Así que estamos de acuerdo en esto.

    Estoy de acuerdo con la calificación de las leyes de segregación, que haces. Afortunadamente se evoluciona, de la misma manera que hace un siglo el voto era censitario y no universal.

    Y la mención a la Constitución argentina, con todo el respeto hacia los amigos argentinos. ¿Qué pinta en nuestro debate?

    Sobre la invocación a la voluntad de los ciudadanos, también apelo a ellos, pero a todos los españoles. Si entre todos nos hemos dotado de este sistema, entre todos lo desmontamos o lo cambiamos.

    Por último tu apelación al recuerdo “guerracivilista” es el paradigma de la situación en que se ha convertido la política española, se usa la “memoria histórica”, y se usa para descalificar una situación actual, y a un grupo político actual.

    Precisamente la Transición sirvió para cerrar heridas, sin mirar hacia atrás. Lo que debería ser un debate para historiadores, se usa sin ningún complejo por la izquierda para legitimarse de una manera, que de otra forma no le sería posible. Vuelvo a recordar, las palabras de Boadella sobre el antifranquismo retrospectivo.

    Estas usando este argumento para calificar al Partido Popular de franquista, como si este partido y las ideas que defiende fuesen lo mismo que el régimen de Franco.

    Y veo por tu contestación a Juan Antonio, que en lo que discrepas no es en el contenido de la Ley de Partidos, si en la aplicación, que según desde tu punto de vista se hace de la misma. Como estamos de acuerdo, no discutiremos por ello, yo también espero que nuestro Gobierno, cuando tenga constancia de la existencia de tales grupos actúe con rigor, y los ponga donde deben estar.

    Pero con lo que no estoy de acuerdo, es con el lenguaje “batasuno” de otorgarles categoría de actores políticos. Claro, que hay cauces de interlocución, pero no para quien ejerce el terror. Podría venir en un hipotético Manual del perfecto revolucionario, que los grupos totalitarios, traten de aprovecharse de la ventajas del sistema democrático para infiltrarse en él y grangrenar las instituciones. Por eso, no hay que darles cuartel y expulsarles de los foros, donde sólo sirven los argumentos y el diálogo, entre iguales, sin armas de por medio.

    Un saludo.

    Responder

  9. Aquí tenéis un enlace que evidencia y sustenta lo que ya dije en otro escrito.

    HASTA EL DIA DEL ATENTADO, la diferencia entre el proceso de dialogo y el de Aznar es fundamentalmente de percepción por la opinión publica.

    Una opinión publica, inducida por unos medios de comunicación al servicio de unos partidos enzarzados en una lucha electoral sin cuartel.

    [url=http://www.losgenoveses.net/Biografia/Poilticaantiterrorista/El%20Diario%20de%20la%20Memoria.pdf]el dialogo de aznar[/url]

    Las palabras Proceso de paz o de dialogo consideradas hoy incluso de concesión política, eran entonces consideradas naturales y oportunas.

    Mi intención no es defender al PSOE, sólo un intento de objetividad y de defensa de las facultades del gobierno de dirigir la política antiterrorista y equivocarse y RECTIFICAR.

    DESPUES DEL ATENTADO. Ante un cada día mas evidentemente torpe y descolocado Zapatero, que pierde credibilidad y liderazgo a marchas forzadas un rajoy pasado de revoluciones que pronuncia que si no hay bombas es que hay concesiones.

    Para no ser menos, las mayorías parlamentarias y el gobierno no quieren dialogar con el PP. Todo un despropósito.

    Responder

  10. Vitruvi, por alusiones, y dado que he estado todo el día fuera no he podido contestarte, he visto tú contestación a las cinco propuestas del PP, y dices textualmente que “de los 5 puntos del PP, los 4 primeros representan una interferencia del poder ejecutivo en el judicial. si en el punto 1 pretenden que sea el legislativo, se incurriría en una subversión de los principios del derecho”.

    Te equivocas. Ninguno supone una interferencia en el poder judicial por parte del ejecutivo, dado que en nuestra legislación la decisión jurisdiccional está absolutamente ajena al poder ejecutivo.

    Las iniciativas que propone el PP hacen referencia a la denuncia que la fiscalía puede llevar a cabo, y te recuerdo que el ministerio fiscal es un órgano basado funcionalmente en la defensa de la legalidad y orgánicamente establecido de forma jerárquica, de tal modo que actúa bajo las órdenes del Fiscal General del Estado, que es quién debe promover(no un juez) a instancias del ejecutivo tanto el proceso de ilegalización del PCTV como la apertura del juicio oral del caso Egunkaria. También el ejecutivo (no un juez), a través de la abogacía del Estado, debe informar al Tribunal Europeo del mantenimiento de las circunstancias de ilegalidad de Batasuna, y el fiscal general (no un juez)debe dar las órdenes oportunas para denunciar ante la sala de lo penal de la Audiencia Nacional cualquier acto público del grupo terrorista Batasuna, a fin de asegurar el cumplimiento de la sentencia del T.S. Es decir, en todos los asuntos es la fiscalía quien inicia las actuaciones, y los jueces quienes finalmente deciden. ¿Dónde está la interferencia?

    La última iniciativa (la más discutible) es puramente parlamentaria. Se acepta o no se acepta. Yo creo que la resolución ha quedado anulada de facto, lo que ocurre es que el PP lo quiere es un gesto político nítido por parte del gobierno. Nada más.

    Por fin estoy de acuerdo con Merche, es decir, que el foro para debatir los temas políticos no es otro que el Parlamento. Yo creo que cualquier demócrata estará hoy perplejo ante la nefasta decisión del resto de la cámara (el ser más no le da a nadie la razón), y el tremendo error de la nota del PSOE (que creo que ya se estará lamentando) referente a que el Parlamento no es el “ámbito adecuado” para hablar de este tema. ¿Es que volvemos a la democracia orgánica”? Sin duda éste ha sido un día nefasto para nuestra democracia. Una serie de partidos políticos han superado lo admisible, y se han colocado fuera de las instituciones, porque al final el atacado no es el PP, que parece cada vez más acostumbrado a su soledad de 10 millones de votos (¡menuda soledad!), sino lo que han atacado (en su obsesión aislacionista a un partido político) es en realidad el mismísimo sistema parlamentario, al que se han tomado a guasa, y eso, amigos, son palabras mayores.

    Un saludo.

    Responder

  11. El enlace apuntado por Espinosa pone de manifiesto, una vez más, las mentiras que durante la vigencia del llamado “proceso de paz” se lanzaron a diestro y siniestro contra el Gobierno de Zapatero. Sigo pensando que el Gobierno actuó con absoluta corrección durante el tiempo que duró, mientras que fue la oposición y sus órganos mediáticos los que utilizaron maliciosamente el tema del terrorismo para obtener posibles réditos electorales. No estaría mal, de cara a un futuro (aunque improbable) consenso en materia terrorista que el PP reconociera que sus acusaciones eran cuando menos falsas y que el Gobierno jamás alcanzó ningún acuerdo político con la banda terrorista.

    Por cierto, seguro que habréis leído las declaraciones de cierto individuo que representa a una parte de las víctimas acusando al Gobierno de estar detrás del atentando de Barajas. Por si alguien las desconoce, las pongo a continuación:

    “Pienso que se ha roto el diálogo pero no se ha roto el proceso. Pienso que esto es un paréntesis que tanto ETA como el Gobierno han ideado para retomar el proceso en una situación mucho más cómoda para ambos.” – “Este paréntesis busca anestesiar a la sociedad española y, especialmente, a la navarra para que el PSOE pueda conseguir el poder en esta Comunidad Autónoma. Así podrán pagar el precio político que exige la banda terrorista ETA. Pienso que es un plan maquiavélico (…) todo responde a una gran mentira que van a escenificar la banda terrorista y el Gobierno.”

    Cada vez tengo más claro que hay muchos sectores ideológicos que no están interesados en llegar a ningùn acuerdo profundo sobre terrorismo: sus intereses están puestos en fechas algo más lejanas, algo así como mayo de 2008. Creo que el optimismo y la voluntad integradora de Zapatero le va a jugar una mala pasada; no está el patio político para concesiones que pongan en peligro una “supuesta” recuperación electoral.

    Besos a todos
    Merche

    Responder

  12. golfo, no soy experto en temas jurídicos por lo tanto gracias por las aclaraciones. estava convencido que la fiscalia podia actuar de oficio (iluso de mi). Si realmente funciona cómo dices todabia estoy más convencido que la ley de partidos se aplica de forma arbitraria en función de los intereses de quien gobierna.

    La reacción de Rajoy me ha parecido lamentable. No le quito la razón ni el derecho en la crítica. Pero lo que no se puede hacer el frivolizar sobre el stalinismo y al mismo tiempo mentir ya que no hace muchos meses fue su partido el que intentó impedir la entrada en la cámara y el debate parlamentario sobre un estatuto. Que no són cinco puntos, es una ley orgánica.
    últimamente las ocurrencias de Rajoy, que a algunos les pareceran graciosas, empiezan a ser macabras.

    Responder

  13. Vitruvi, si desconocías que jerárquicamente el Fiscal General del Estado dependía del ejecutivo, que es quien lo nombra, es que no comprendes el funcionamiento de un sistema judicial democrático. Es lo mismo que ignorar que al Tribunal Constitucional o al CGPJ lo nombran las Cortes Generales.

    El gobierno debe siempre tener, para actuar con eficacia, un instrumento de iniciativa judicial, y ése es el ministerio público, de la misma forma que se tiene también al cuerpo de abogados del Estado. Pero como siempre hemos querido resaltar, todos están sometidos al imperio de la ley, y el ministerio fiscal actúa, en primer lugar, y ése debería ser el fundamento de sus actividad, en “defensa de la legalidad”, y en este sentido puede actuar de oficio, pero eso no es incompatible con lo que te estoy explicando, dado que un juez puede actuar de oficio pero orgánicamente (no jurisdiccionalmente) depende del CGPJ.

    En España, lógicamente, (y a diferencia de otros países) y como contrapeso a este poder del ejecutivo en la función de promover la acción de la justicia, la instrucción judicial está asignada, no al fiscal, sino al juez de instrucción (por cierto, función que se comentó al principio de esta legislatura que el gobierno quería atribuir al fiscal, con el peligro que en mi opinión esto supondría para la independencia de la justicia).

    El Parlamento, a través de sus grupos políticos, pueden solicitar al gobierno que promueva, a través del Fiscal General, las medidas necesarias para el cumplimiento de la legalidad. Finalmente, si el órgano jurisdiccional, que es el que decide definitivamente, considera que determinada denuncia del ministerio fiscal es conforme a derecho, dictará la resolución que proceda. Vitruvi, éste es un resumen del funcionamiento del poder judicial en España. Por lo tanto, yo no veo cual es el problema para debatir estos temas en el Parlamento, y desde luego no veo en qué ataca la unidad estas medidas solicitadas al gobierno.

    Respecto a lo del Estatuto de Cataluña, o el Plan Ibarreche, la diferencia es enorme y es mezclar las cosas. Para el PP ninguno de los textos debería haber llegado a las Cortes porque, en su opinión (que yo comparto) ambos suponen un intento de reforma constitucional encubierta. Lo que Rajoy propuso es que cualquier Parlamento autonómico está perfectamente legitimado para presentar una reforma constitucional, si la consideran necesaria. En mi opinión eso es lo que se tenía que haber hecho, y no empleando “la trampa” de una reforma estatutaria, que de este manera evitaba el procedimiento de reforma constitucional, con referéndum incluido.

    Finalmente, Merche, lo aportado por A. Espinosa repite otra vez el famoso video. Que la gente dice tonterías me da igual, yo voy a los hechos (me da igual que Aznar dijera aquella bobada del MLV, o que ZP hablara de “hombres de paz” o de “accidentes”), al final cuentan los hechos, y los hechos nos dicen que se trata de dos procesos distintos, por muchas razones que no voy a exponer, dado que llevamos planteándolos mucho tiempo. En cambio, sí he de reconocer la torpeza general de nuestra clase política en emplear el término paz. ¡qué manía!

    Un saludo.

    Responder

  14. Pues sera que no comprendo el sistema judicial democratico. será porque en la escuela se empeñaron a explicarme cosas tan útiles cóm los versos alejandrinos, el cantar de mio cid y las cartas de san pablo a los corintios en lugar del sistema judicial o cómo se pide una hipoteca. muchas gracias por la explicación.

    En cuanto a lo demás, si el PP tiene una opinión, parece que la mayoria parlamentaria tiene otra. y por lo tanto es tan lícita la una cómo la otra y los canales democraticos son los que son. Lo que no le quita el derecho al PP a patalear tanto como quiera. Lo que seria de agradecer es que guardara las formas y no se dedicara a desprestigiar el sistema democratico con comparaciones fuera de lugar cuando las resoluciones no le son favorables.
    Mas arriba te he dejado la definición de Paz según el DRAE. La maniplación del lenguaje ya es lo único que nos falta, estaria bien repasar el significado de las palabras paz, libertad, diálogo, negociación, democracia, que parece que significan cosas distintas en funcion de quien las use.

    Responder

  15. Vitruvi, la explicación te la he dado porque has opinado del tema, y creo tener el conocimiento del mismo como para rebatir tú opinión, que pienso era equivocada. Por eso he querido ser conciso y exponerlo lo más resumidamente posible. Sobre si somos o no víctimas del sistema educativo, no entro.

    ¿Que el PP debería guardar las formas y no desprestigiar el sistema democrático? Debería recordarte las lindezas que día si y otro también la izquierda y los nacionalistas le dirigen al PP (“cordones sanitarios” incluidos). Pero creo que te equivocas, los que deberían guardar respeto en esta ocasión al sistema democrático son aquellos que no consideran al Parlamento el “ámbito adecuado” para tratar los temas políticos, sino las “reuniones de salón”. ¿Pero qué clase de democracia es ésta cuando se desprecia de esa manera al órgano de representación popular?. Amigo Vitruvi, no es demagogia, es la triste realidad. ¿Exagerado lo de Stalin? Sin duda, pero estoy convencido de que el cruel dictador estaría de acuerdo con la postura del “ex-camarada” López Garrido. Al fin y al cabo, aquel odiaba el sistema parlamentario.

    Te agradezco que me ilustres sobre el significado de la palabra PAZ. Como acertadamente se expone en tu mensaje, cuando se habla de Estados se contrapone a la guerra o turbulencia. Es decir, que cuando se habla de un Estado o se está en guerra o se está en paz. Si no fuera así, no habría un sólo país que de alguna u otra forma estuviera completamente en paz. Y que yo sepa nuestra guerra terminó en el 39, pero en cambio empezó algo igual de siniestro: una dictadura.

    Por eso puse el ejemplo de Irak, es decir, dado que estaban en una dictadura, según la teoría de Vado, no estaban en paz, por lo tanto no podría acusarse a EEUU de iniciar una guerra, dado que ya existiría previamente. Como es ridículo pensarlo, nos quedamos con la definición tan acertadamente traída por ti y que refrenda lo que yo expuse.

    Un saludo.

    Responder

  16. Golfo, unas puntualizaciones.

    Maldita la gracia que me hace a mí el Estatuto de Cataluña. Muchos de sus artículos (y de otros Estatutos posteriores consensuados por el PP) me gustaría que se declararan inconstitucionales. Si el TC los declara inconstitucionales perfecto, si no lo hace me voy a seguir manifestando políticamente contra ellos.

    Nadie puede parapetarse detrás de la constitucionalidad o inconstitucionalidad de una ley para eludir el debate político. Siempre hay otra posibilidad política y también constitucional de hacer las cosas. Otras políticas son posibles.

    Cuando los diputados del PP se niegan a debatir un texto porque lo consideran inconstitucional se arrogan un poder que no les otorga la constitución. Quieren escatimar a la democracia y al parlamento de su principal virtud, LA DELIBERACIÓN. Lo mismo intentan quienes actualmente no desean debatir las propuestas del PP.

    ¿Por qué decenas de leyes son debatidas y aprobadas aunque después algunos artículos sean declarados inconstitucionales y no lo podía ser el Estatut?
    ¿Si al PP le preocupa que una ley pueda ser aprobada siendo inconstitucional, porqué no aprovechó la mayoría absoluta para implantar nuevamente el recurso previo de inconstitucionalidad?

    Golfo, en relación al enlace que yo apunté, te lo quitas de encima sin darle la importancia debida. Yo creo que resulta muy pertinente para situar adecuadamente el debate político. Sirve para elaborar un debate político que se aleje, que no caiga, en el alineamiento partidista.

    Ese enlace pone de manifiesto que para intentar pasar de la tregua a la entrega de las armas, Aznar y su gobierno excarcelaron a 311 etarras, se permitió el acercamiento de 120 presos y el retorno de 300 exiliados de la banda a España. Esos son hechos, no sólo palabras.

    En aquella ocasión el gobierno contó con el apoyo de la oposición y sus medios, mientras que en ésta, la oposición y sus medios se han situado radicalmente en contra. Fue aquel apoyo el que permitió ver la excarcelación de 311 etarras como normal para acabar con el terrorismo y ha sido el enfrentamiento del PP y determinados medios el que ha propiciado que un gobierno, que incluso ha detenido a 19 etarras en el 2006, pueda ser percibido como un gobierno tibio, rendido a ETA.

    No se para vosotros, pero para mi dejar claro esto, libera, desintoxica el debate y lo reditúa.

    Responder

  17. A. Espinosa.

    Me alegro que centres el debate. Pero es que en el fragor del mismo se van contestando en ocasiones a determinadas cuestiones no siempre centradas en el tema, pero que sirven para apuntalar determinadas posiciones. No creo que hablar del término PAZ sea apartarse de la cuestión, antes al contrario, debemos analizar ese punto quizás antes incluso que el que tú apuntas, dado que el problema lo tenemos hoy, 19 de enero del 2007, y cansa ya un poco mirar atrás, exactamente a 1998. Pero si tú quieres lo hacemos con mucho gusto.

    Intentaré no alargarme. Sólo comentar que se trata de dos procesos totalmente diferentes, como también fueron muy diferentes la situación y el diálogo en Argel.

    En mi opinión la gran diferencia entre los dos procesos está, y hay es dónde nace el gran problema del actual, en el origen de ambos. Uno nace de una tregua pactada entre el PNV y ETA como consecuencia de Lizarra. El gobierno, ignorante por entonces del acuerdo firmado, es consciente de la debilidad de la banda y cree que puede ser un buen momento para finiquitar el terrorismo, para lo que aporta su grano de arena realizando gestos de buena voluntad, pero siempre en la dirección de medidas exclusivamente penitenciarias. No hay casi nadie en este país que no comparta las medidas de gracia que un gobierno democrático pueda hacer si la banda terrorista abandonara un día las armas y se rindiera. En eso estaremos todos de acuerdo. Acercamiento de presos y beneficios penitenciarios eran medidas arriesgadas pero merecía la pena el esfuerzo si se lograba el objetivo final. No obstante, el ministro del interior alertó del peligro de que realmente fuera una “tregua trampa”, y no lo ocultó nunca a la opinión pública. Una vez constatada la verdad de ese temor, Aznar se embarcó en el mayor ataque a ETA que un gobierno haya realizado jamás. Claro que se cometieron errores, claro que se dijeron tonterías, y el mejor ejemplo de que se aprendió la lección fue precisamente la reacción del gobierno. Después ETA publicó el acuerdo firmado con el PNV, lo que sacó a la luz la traición de este partido al Estado.

    El origen del actual, en cambio, está en una resolución del Congreso de Diputados que iniciaba un proceso llamado de paz, ello sin ninguna tregua previa, lo que suponía sin duda la traición del gobierno socialista al Pacto antiterrorista, que el propio ZP había propuesto. ¿Para qué narices lo propone si en apenas tres años cambia radicalmente de opinión? ¿Es serio que un gran Pacto de Estado se haga para durar unos cuantos meses? Te recuerdo que un pacto de estas características, basado en la confianza mutua y en el compromiso exclusivo por parte de ambos partidos de derrotar a ETA, como único camino posible, no se había dado nunca. ¿Por qué va a ser el PP el que dé el apoyo al gobierno si ha sido el propio gobierno el que ha incumplido la palabra dada? No obstante, Rajoy (y en esto discrepo totalmente contigo) dió en el Parlamento el mismo apoyo que el PSOE le dió a Aznar, si de lo que realmente se trataba era de verificar la derrota y la entrega de armas por parte de los terroristas. Fuera de eso, lo que se llamaron las “líneas rojas”, no podría contar con el apoyo del PP. Sin duda, la resolución de Parlamento en contra del Pacto de Estado es lo que creó la desconfianza en el proceso. Eso y los partidos que lo apoyaron, siempre defensores de la negociación política.

    Pero el apoyo se rompe definitivamente con la reunión entre el PSE y el grupo terrorista Batasuna (que creo que podría llevar incluso al procesamiento de Paxti López).

    Otra diferencia es la concesión a ETA de una vieja reclamación: la internacionalización del llamado conflicto, presentando, con el aplauso de los terroristas, el citado proceso en el Parlamento Europeo para su apoyo.

    Además, y por primera vez, y de esto no se ha comentado mucho, un presidente del gobierno español, en unas declaraciones, habla ya abiertamente de la posibilidad de decidir de los vascos. Pero a estas alturas, las líneas rojas ya se habían superado con creces. Atrás queda el apoyo de los nacionalistas y el aislamiento del PP, los hombres de paz, el papelito, los accidentes, el ataque a las víctimas a través del siniestro Peces, los cambios de opinión de la fiscalía con etarras sanguinarios y Egunkaria, la no ilegalización del PCTV (la lista blanqueada de ETA) etc. etc. Y lo peor: no haber aprendido nada del 98, y haberle dado un oxígeno a los terroristas cuando ya empezaban a ser conscientes que en un mundo que ha cambiado radicalmente, su futuro sólo pasa por la desaparición. Ahora vuelven a creerse que pueden conseguir sus objetivos y se han rearmado. Hemos perdido unos cuantos años, sin duda.

    Respecto al Estatuto catalán, tampoco comparto tu reflexión. No estoy de acuerdo que la presentación de un texto que supera a todas luces la Constitución, y que trata de burlarla utilizando un procedimiento tramposo (tendrá, digo yo, derecho a opinar eso el PP), y que según ellos (opinión que comparto), debería haberse presentado como reforma constitucional, y compararlo con diversas peticiones completamente legítimas y lógicas para combatir a ETA. De todas formas, Rajoy lo debatió, y lo votaron en contra. Es decir, aunque no estaba de acuerdo con el procedimiento (por eso consideraba que no debería haberse admitido), respetó al Parlamento y lo debatió. Esa es una postura democrática. Lo que ahora pretenden el PSOE y los nacionalistas es simplemente rechazar al Parlamento como lugar de debate y deliberación, en uno de los gestos más antidemocráticos que se conocen. A eso yo le llamo insultar al órgano representativo de la soberanía popular. Y me da igual que esta fechoría la cometa uno, dos o cien mil.

    Un saludo.

    Responder

  18. Golfo, en general de acuerdo con tu planteamiento, con una salvedad; pienso que no hay que tomar medidas penitenciaria, nunca, nunca, antes de la disolución de Eta. Ya son muchas veces las que ha engañado a los sucesivos Gobiernos.

    Errores del Gobierno de Aznar en la anterior tregua, muchos. Tonterías sobre el MLNV, acercamiento, excarcelaciones.

    ¿Que el PSOE apoyó totalmente aquella política? Pues no lo recuerdo con claridad, pero me imagino que era por que estaban de acuerdo con la forma de actuar del Gobierno, de no estarlo, lo hubieran criticado abiertamente, tal y como manifestó por aquel entonces Jose Borrell, reservando el derecho a la crítica en caso de no coincidir con el gobierno:

    http://www.elmundo.es/papel/hemeroteca/1998/11/04/espana/522860.html

    Como ya se ha señalado, en el momento de empezar a hablarse de negociación y diálogo, existía un acuerdo de Estado, entre PP y PSOE. No sólo sobre las medidas a tomar, si no también en el diagnóstico de la situación.

    En eso consiste el Pacto por la Libertades. Política común, sobre principios comunes. En ninguna parte del Pacto, se recoge que haya que dialogar con los terroristas. Eso, por si sólo constituye un incumplimiento del acuerdo. Zp, no dudó en ningún momento poner en cuestión la Ley de Partidos, como se recoge en el editorial de El Mundo del pasado día siete de enero, donde se hace un repaso a las actuaciones del Gobierno, entre otras esta:

    “Cuando el 21 de enero de 2006 la ilegal Batasuna convocó su Congreso en Baracaldo, Zapatero apeló al «derecho de reunión» frente a una Ley de Partidos «muy restrictiva y de aplicación muy delicada», lo que envalentonó a Otegi para lanzar un mensaje muy claro en el mitin que, a modo de sucedáneo, terminó celebrándose en el mismo lugar y fecha: «Vamos ganando».”

    O sea, que derecho de reunión sí, dialogo con Eta, si; pero debatir con el Partido Popular, no. ¿Eh? A que está muy bien. Es la interpretación de Zp del concepto de democracia deliberativa.

    Por tanto, decir que el PP pretende armar jaleo, por el sólo hecho de hacerlo, sin entrar a valorar las razones que le han llevado a denunciar la política del Gobierno, es desconocer, lo que significa un acuerdo de este tipo. Que haya comentaristas, periodistas, políticos, e incluso juristas, que ignoren tal circunstancia, es de “juzgado de guardia”. Es un error inexcusable, deben saber y conocer de este asunto, y si no argumentan en contrario, con argumentos sólidos, es sólo por auténtica malicia.

    Estoy dispuesto a rectificar totalmente, si alguien presenta argumentos de peso, que no sea simplemente el ya tan manido, “del desgaste electoralista que pretende causar el Partido Popular al Gobierno con la lucha antiterrorista”.

    Sobre la utilidad de la negociación, sigo considerando que es un error. De las experiencias pasadas, parece que no se ha aprendido nada.

    Y evidentemente, Golfo, no todo el mundo conoce los vericuetos de “lo legal”. Asi que muchas veces debemos partir de lo básico.

    Por último Merche, como soy de los que “maliciosamente” opino que el Gobierno si ha cedido, y parece que no argumentas en contra, -por lo menos, yo no leo, nada que me haga ver una crítica de fondo, salvo el rencor que se dice que hay por no haber ganado las elecciones del 14-M- te recuerdo solo tres asuntos, ya apuntados en otros post:

    -Batasuna de facto actúa como partido legal, dando ruedas de prensa y mitines.
    -Debate en el Parlamento Europeo.
    -Reunión de Pachi López con Otegi, que se anuncia, justo en medio del Debate sobre el Estado de la Nación, donde Rajoy pasó de puntillas sobre el tema, y ya, sin posibilidad de intervenir éste, se anuncia la reunión.

    http://www.elmundo.es/elmundo/hemeroteca/2006/05/31/n/

    ¿Quieres más?

    Un saludo cordial a todos.

    Responder

  19. Hoy, en El Mundo, he leído la columna de Pedro G. Cuartango en el que se traza un paralelismo entre las figuras de Diego López Garrido, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, y de Oliver Crommwell, Lord Protector de Gran Bretaña en el s. XVII. Con ingenio describe las acciones de uno y otro, y las compara con la situación política actual, a raíz de la negativa por parte del PSOE y del resto de grupos parlamentarios de debatir las propuestas presentadas por el Partido Popular en el Congreso.

    ¿Qué a que viene esto? Pues a las acusaciones lanzadas contra Mariano Rajoy de frivolizar el stalinismo, por acusar de actuación totalitaria y stalinista la negativa de debatir democráticamente en el Parlamento las propuestas populares.

    En la mencionada columna, se describe la figura de Cromwell, su actitud menospreciativa hacia el Parlamento y sus modos de dictador, -anda como Stalin, cachis, he usado un nombre proscrito, pido disculpas- y, continúa la columna, relatando la sustitución de los parlamentarios, por otros nombrados por el dictador -ay, disculpas- afectos a sus intereses. Caray, un Parlamento como el soviético -ay, huy, que incorreción política-

    Por eso al describir un comportamiento como el que ha protagonizado el sr. López Garrido, es muy dificil no usar términos como stalinista, dictadorzuelo, totalitario o antidemocrático -pido disculpas a los políticamente correctos. Pero como se dice en una conocida película: “cuando un dedo señala hacia el cielo, sólo un tonto mira el dedo”.

    Pista: la frase se pronuncia en una conocida película francesa de este siglo.

    Nuevamente, saludos cordiales a todos.

    Responder

  20. J.I. sólo puntualizar algunas cosas.

    La primera, que sin duda Aznar cometió el error de adoptar medidas penitenciarias antes de sentarse, te doy toda la razón. La posterior reacción de Aznar es la demostración de ese error. Pero lo que nadie pone en duda es la transparencia del gobierno y que todo el mundo sabía que nunca iría a hablar de política con los etarras, porque nunca dio pie para ello.

    Otra cuestión que se ha pasado por alto. ¿De qué me vale que el presidente del gobierno se de golpes de pecho afirmando que fue él el que propuso el pacto, si en 24 meses él mismo lo traiciona? Os recuerdo que la esencia del pacto, la clave de que no lo apoyaran los nacionalistas, es que se llegó al compromiso de que gobernase quien gobernase, la única finalidad de la política antiterrorista sería derrotar a ETA. Si eso estaba claro ¿por qué lo traiciona el gobierno iniciando de la mano de los nacionalistas la negociación?

    A. Espinosa, te expongo tu planteamiento, pero a la inversa, porque creo que muchos españoles se están cansando ya de esta obsesión con la oposición. No se trata de saber por qué la oposición ha actuado de manera diferente en los dos procesos, de lo que se trata es de saber por qué el gobierno ha actuado de manera diferente en los dos procesos. Es decir, aciertas en el diagnóstico pero te equivocas de blanco. ¿Por qué en estos últimos tres años se mira más a lo que hace la oposición que a lo que hace el gobierno? Toda democracia se basa en el control de la acción del gobierno, para evitar abusos, y no al revés. La oposición sólo debe vigilar lo que hace el gobierno, no lo que hace la propia oposición. Es esquizofrénico, sinceramente. Y creo que la última decisión parlamentaria de esta especie de “oposición a la oposición” es la demostración de hasta dónde se ha rebajado nuestra democracia. Que digan con toda desfachatez que el “ámbito adecuado” de debate no sea el Parlamento, y peor aún, que todavía no se haya rectificado semejante disparate por todos los firmantes, demuestra la gravedad de la enfermedad democrática que padecemos.

    Por último, yo sólo me he metido a hablar de temas judiciales concretos para rebatir una afirmación de Vitruvi que creo que la realizó desde la ignorancia jurídica, como yo tengo ignorancia en otros muchos temas. Me vi en la obligación de explicárselo, nada más. Efectivamente, volvamos a la base.

    Un saludo

    Responder

  21. Buen Amigo Miguel:

    Enhorabuena por la mejor resolución del tan manido tema del “Archivo de la Corona de Aragón”, que en este foro, que tan admirablemente administras, tanto nos ha torpedeado en nuestra humilde, sosegada y firme condición de catalanes. Creo que está todo firmado y en conveniencia para todas las partes: Catalunya (nou tripartit) Aragón , Illes Balears (PP) y C.A. de Valencia (PP).

    Ves cómo hablando se arreglan las cosas.

    Un Abrazo a todos.

    Responder

  22. Querido JI: Cuando se acusa a alguien, es el acusador el que debe probar el delito, no el acusado el que tiene que probar su inocencia. Según vamos sabiendo gracias la información publicada en El País acerca de las diferentes reuniones entre Gobierno-ETA, sabemos que el Gobierno JAMÁS quiso negociar políticamente con ETA ni alcanzó compromiso alguno con la banda terrorista. Por el contrario, el PP no dejó pasar ni un momento para acusar una y otra vez al gobierno de llegar a acuerdos políticos con ETA. Es decir, llevó hasta sus extremos la estrategia de la mentira. Por si te sirve de algo, aquí te dejo unas perlas extraidas al azar.

    “Tras confirmar la asistencia del líder del PP, Mariano Rajoy, a la concentración que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) celebrará el sábado en Madrid, Acebes aseguró que el proceso de paz es un fraude porque “no busca la derrota de ETA, sino un escenario político que permita al PSOE pactar con ETA-Batasuna, cambiar el modelo constitucional y marginar al PP”.
    http://www.informativos.telecinco.es/acebes/alto-el-fuego-eta/negociacion/dn_26490.htm

    La presidenta del PP del País Vasco, María San Gil (…)afirma que el texto revela “una vez más la existencia de compromisos del Gobierno del PSOE” con dicha organización, “algo que da la razón a quienes como desde el PP denunciamos la existencia de una negociación con los terroristas”.
    http://www.libertaddigital.com:83/php3/noticia.php3?fecha_edi_on=2006-11-04&num_edi_on=1457&cpn=1276291831&seccion=ESP_D

    “El secretario general del Partido Popular, Ángel Acebes, ha advertido hoy al presidente del Gobierno que no es compatible tener un doble juego, que es negociar con la organización terrorista ETA y a la vez sentarse con el Partido Popular. En este sentido, ha reiterado que mientras ETA no muestre la voluntad inequívoca de desaparecer y siga dispuesta a utilizar las armas, “no hay nada que negociar ni un precio político que pagar”.
    http://www.noticias.info/asp/aspComunicados.asp?nid=250739

    “El gobierno de Zapatero ya ha cedido en aspectos fundamentales. Ha roto el consenso democrático en la lucha contra el terrorismo y ha abandonado la estrategia de derrota de ETA y la ha sustituido por un proceso de negociación política.”
    http://www.pp.es/uploads/docs/DOCUMENTOSPIT/VideoPSOEcompleto.pdf

    Yo no sé si lo hizo por mero interés electoral (aunque intuyo que sí), pero no estaría de más que se desdijera de esas falsas acusaciones y pidiera perdón por ello. Sería una buena forma de iniciar un acercamiento con el Gobierno. Primero reconocer los propios errores; luego exigir a los demás.

    Besos a todos.
    Merche

    Responder

  23. Querida amiga Merche;

    Primero pedir disculpas, por el retraso en darte la debida contestación, a tu post –sin segundas intenciones-

    Decirte, que desde luego, te “trabajas” tus comentarios, y que no los haces a “tontas y a locas”, o dicho de otro modo, de “oídas”. Has procurado dar tus argumentos, con datos, que desde tu perspectiva, piensas que son los adecudados, y en los que además crees.

    Siguiendo tu argumentación, decirte, que lo que afirmas sobre la presunción de inocencia, es cierto, pero en el proceso penal. En el ámbito en el que nos movemos, de discusión política, sobre las actuaciones del Ejecutivo y de la Oposición, no estamos dentro de la dinámica “acusación-defensa”, si no en el de demostrar cada cual las afirmaciones que hace. Coincidimos por tanto en que el Partido Popular debe acreditar aquello que afirma, pero también, y me parece que es en esto en lo que no estamos muy de acuerdo, el PSOE, debe acreditar sus afirmaciones, fundamentalmente aquellas que hacen referencia a la anexión de Navarra al País Vasco, y a la ausencia de negociación política con Eta-Batasuna.

    Llegado a este punto, me hago la siguiente reflexión; ¿de qué han estado hablando estos meses, de cocina tal vez

    Es por ello que debemos ver cuales son las exigencias de Eta-Batasuna, y como se ha reaccionado ante ellas por parte del Gobierno. Vamos a desgranar las más importantes:

    1º Su presencia en las Instituciones, la tiene garantizada a través del Partido Comunista –que no fascista- de las Tierras Vascas. (Supongo que tal denominación será motivo de orgullo para Madrazo y LLamazares). Aquí, el Gobierno, y la Fiscalía, miran hacia otro lado, cuando es notorio que es una marca “blanca” de Etasuna.

    2º La constitución de la Mesa de Partidos, extraparlamentaria, sin base legal, y sin legitimidad. En lugar de rechazarla, ha estado el PSE, sacando siempre el tema, hablando de los plazos para su constitución, forma de funcionamiento, temas a debatir. En definitiva, dando por hecho su formación, y la presencia en la misma de Batasuna, organización ilegal.

    3º La ruptura del Pacto Antiterrorista, que era una exigencia de Etasuna, se ha consumado. Por mucho, que se trate, ahora, de mantener en pie al “muerto”.

    4º El cordón sanitario y de aislamiento solicitado por Eta, en sus comunicados, se ha materializado. Con el Partido Popular, no se puede dialogar; con Etasuna, si.

    5º La anexión de Navarra. Eta ha declarado, una y mil veces, que sin Navarra, no hay nada; y el Gobierno, haciéndose el sueco, y sin aclararlo. En este asunto, sólo con que, el Presidente del Gobierno, en alguna de las ocasiones en que ha tenido ocasión, o cuando ha sido requerido por el líder de la Oposición, se hubiera expresado con total claridad, sin ámbages, ni matizaciones sobre el tema, no estaríamos hablando de esto.

    Te dejo la transcripción de la pregunta realizada por Francino en la SER, hace unos meses sobre el tema. Te propongo un juego, ¿cuántas veces usa el nombre de Euskadi, ZP? ¿Y cuantas usa el nombre de Navarra?

    http://elvivero.blogspot.com/2006_07_01_elvivero_archive.html

    Y todo esto, por no hablar de la actuación de la Fiscalia en el caso de Juana, o las declaraciones entre otros, de Zp, diciendo que “determinadas” sentencias judiciales no ayudan en el proceso.

    En definitiva, plegarse a las exigencias de Eta, criminalizar a las víctimas, confundir entrega con diálogo, y tratar a los que discrepamos de su política, como peligrosos belicistas y fachosos de la peor especie. Tal y como Eta y sus voceros, nos describen.

    Como corolario.

    Eta, siempre juega con ventaja, porque no respeta nuestra reglas, ni cree en ellas, por eso en toda negociación, tratará de apuñalar a la otra parte si se cree engañada.

    Por eso están sacando la información en Gara, con cuentagotas, poco a poco, para presionar al Gobierno, al cumplimiento de lo pactado.

    Por eso, no han roto la negociación. En su forma asesina y chulesca, han dado un “puñetazo” sobre la mesa de negociación, colocando una bomba el pasado 30-D. Le han recordado al Gobierno, quien lleva la batuta, y que mucho cuidadito en salirse de lo pactado, o acabaran, muchos en la cola del paro, después de la derrota electoral que les augura, si sacan toda la información que tienen sobre contactos previos. Contactos anteriores a la llegada del PSOE al Gobierno.

    Y es que ZP, se ha puesto -y nos ha puesto- en manos de los terroristas de una forma absolutamente inconsciente.

    Nuevamente un saludo a todos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *