Aragón

Alguno de los conjuntos monumentales más bellos y mejor conservados de España y, por qué no, del mundo, se encuentran en Aragón. Palacios, plazas mayores, monasterios… Un viaje por sus empedrados transporta al espectador a otra época. Un recorrido por los mejores edificios civiles y religiosos de los siglos V al XV.

Aragón es tierra de leyenda y su milenaria historia está salpicada de mitos, héroes, y brujas. La omnipresente figura de la Santa Inquisición contribuyó a ello. Ilustres como Bécquer o Goya fijaron su talento en sus historias. Un sinfín de aquelarres, tradiciones y hasta documentos hablan de terribles torturas en mazmorras para curar posesiones malignas y dejan huellas de las brujas por todo Aragón.

Teruel es un museo al descubierto. Presume de su mudéjar, que está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que se exhibe en espacios como la Catedral de Santa María de Mediavilla o las Torres de El Salvador o San Martín. Pero es mucho más. La ciudad de El Torico tiene rincones espectaculares, soluciones arquitectónicas ingeniosas como su acueducto o un interesante patrimonio modernista en sus edificios decimonónicos.

Musulmanes, judíos y cristianos. Durante siglos, la presencia en Aragón de las tres religiones ha dejado un legado de incalculable belleza y magnitud. Vestigios como baños, sinagogas, palacios, mezquitas… cuando no barrios enteros en forma de judería o medinas conservan la esencia y han demostrado que la convivencia secular era posible. Se mostrarán los espacios más ocultos y los secretos mejor guardados del Palacio de la Aljafería, la iglesia de Aniñón, la sinagoga de Híjar o la Catedral de Tarazona.

Edificios representativos de épocas furibundas en las que los litigios se resolvían en duelos y los señores de la guerra tenían sus propios ejércitos. Símbolos ostentosos de poderío que permitirán recorrer siglos y siglos, desde castillos milenarios como la Torre de Abizanda a la ciudadela pentagonal del Castillo de San Pedro de Jaca, que defiende ininterrumpidamente desde hace cinco siglos el paso desde Francia.

Enlace al video en Aragón TV: http://alacarta.aragontelevision.es/programas/el-legado-invisible/

El programa emprende un viaje cargado de leyendas por los lugares desde los que Ramiro I fue construyendo el Reino de Aragón. Descubrirá los panteones reales, los sarcófagos más enigmáticos, los vestigios de esa estirpe batalladora que fundó, consolidó el reino y paró el avance musulmán por encima del Ebro. Hasta el monasterio románico de San Pedro el Viejo, en pleno corazón de Huesca, donde se retiró Ramiro II el monje, y donde está enterrado, en su pequeño panteón real, junto a su hermano Alfonso I el Batallador.

Enlace al video en Aragón TV: http://alacarta.aragontelevision.es/programas/el-legado-invisible/

Aragón TV estrenó ayer, 24 de abril, el primer capítulo de El legado invisible, una serie documental de 50 minutos por capítulo, que disecciona y radiografía los espacios arquitectónicos más importantes de Aragón para entender mejor su historia, sus leyendas y sus curiosidades. Gracias a la tecnología para el escaneo de estructuras, podremos ver estas construcciones desde ángulos inverosímiles, atravesando muros y accediendo a cavidades subterráneas.

Dividido en nueve entregas, el programa escaneará, entre otros, el monasterio de San Juan de la Peña, la Ciudadela de Jaca, la Torre de Abizanda, la Catedral de Santa María de Mediavilla y las Torres de El Salvador y San Martín en Teruel, la catedral de Huesca, la Iglesia de san Pedro el Viejo, la Lonja, el Museo del Foro, el Palacio Arzobispal, la Seo, la Basílica del Pilar o La Aljafería.

El primer capítulo ya está disponible en Aragón TV a la carta aunque a una resolución máxima de 720p lo que hace que las imágenes escaneadas no tengan la calidad deseable. En su canal de YouTube no hay nada de momento salvo el vídeo de presentación que mostramos aquí.

Alfonso XIII, Primo de Rivera y Gaston Doumergue, presidente de Francia, en la inauguración de Canfranc
Alfonso XIII, Primo de Rivera y Gaston Doumergue, presidente de Francia, en la inauguración de Canfranc

El 18 de julio de 1928 se inaugura la estación de Canfranc en presencia del rey Alfonso XIII, el general Miguel Primo de Rivera y el presidente de la República Francesa Gaston Doumergue. De aquella solemne ceremonia solo han llegado a nuestros días las imágenes grabadas por Antonio Tramullas (Inauguración del ferrocarril de Canfranc), que se conserva en la Filmoteca Española,y otra grabación realizada por Charles Pathé que fue descubierta en 2019. La primera no está disponible al público pero podemos disfrutar de la segunda:

Desde aquél lejano año muchos han pretendido enterrarla, pero su epitafio aún no se ha escrito. La lucha de los aragoneses para lograr esta infraestructura arranca el 19 de noviembre de 1853. En esa fecha se firmó el manifiesto «Los aragoneses a la nación española», un documento en el que se pedía por primera vez que se construyera una línea de ferrocarril que uniera Madrid y París a través del Pirineo aragonés. A partir de esa fecha se suceden diversos hechos que culminan con la inauguración de la estación.

En 1970 el descarrilamiento de un tren de mercancías en el lado francés y el posterior derrumbe del puente de L’Estanguet supuso el cierre de la línea. Desde entonces, la lucha —tanto desde España como desde Francia— por abrir de nuevo ese corredor ferroviario no ha cesado y es tal el empeño puesto en ello por nuestros conciudadanos que cada 18 de julio recrean su puesta en marcha. El periódico Heraldo de Aragón le ha dedicado un especial titulado 90 años de trayecto que narra el devenir de este emblemática obra.

Concierto en san Juan de Busa ofrecido por Los Músicos de Acumuer
Concierto en san Juan de Busa ofrecido por Los Músicos de Acumuer

Con esta imagen, en la ermita de San Juan de Busa, y los acordes de Los Músicos de Acumuer os deseo una felices vacaciones. Como ya es costumbre, la Bitácora cierra hasta septiembre.

Antolín Santaolaria (violín) Y Guillermo Planas (Guitarra) han realizado un gran trabajo recopilatorio de la música popular en Aragón a finales del siglo XIX y principios del XX a través de la vida y repertorio de «Los músicos de Acumuer» en su álbum «Melodías de otro tiempo». Como muestra de su trabajo, aquí tenéis La Culebreta (danza de Graus):

La sentencia ya es firme: Victorino Alonso, el polémico empresario minero, tendrá que pagar la multa de 25,5 millones de euros que un juzgado de Huesca le impuso en noviembre de 2016. La Audiencia de Huesca acaba de confirmar que Alonso cometió un delito contra el patrimonio histórico cuando dio la orden de destruir la Cueva de Chaves, un yacimiento neolítico situado en un paraje de Casbas (Huesca) para instalar comederos y abrevaderos de cabras en su finca de caza.


Situada en plena Sierra de Guara, orientada al sureste, clima benigno, agua a un paso, caza abundante... ¿Qué antepasado nuestro no hubiera querido vivir en la cueva de Chaves? Sus excavaciones arqueológicas habían revelado información decisiva sobre la prehistoria de la Península Ibérica y ya eran un referente a nivel europeo. En 1974 la cueva y todo el término municipal de Bastaras son comprados por FIMBAS S.A., que lo adquiere con fines cinegéticos. Desde entonces se suceden actuaciones con serios daños medioambientales, paisajísticos y sociales. La gota que colma el vaso de la indignación general es la noticia, en marzo de 2009, de la destrucción del yacimiento neolítico. ¿Quién lo hizo? ¿Por qué? ¿Quiénes son los responsables? Este documental intenta responder estas preguntas y busca alternativas para la gestión de este espacio.

Premio al Mejor Documental en el Festival de Cine de Zaragoza 2009, finalista Festival Internacional de Cine Arqueológico del Bidasoa 2010, sección Oficial SCIFE 2010