Art Nouveau

Esta corriente artística nace a finales del siglo XIX cuando los artistas muestran cierto cansancio ante la falta de originalidad del arte occidental. Reaccionan frente a la creciente industrialización influidos por las ideas de Ruskin y Morris y el movimiento de artes y oficios inglés, que reivindica la validez de la artesanía y la identificación en ella de lo bello y lo útil. Sus ideas se extienden por Europa y participan de ellas todo tipo de artistas durante las dos últimas décadas del siglo XIX y la primera del XX. La arquitectura de los nuevos materiales requiere un estilo propio, ornamental, que se manifiesta en el dinamismo de la línea curva y que se impone asimismo en las artes aplicadas, el grabado y la ilustración. La denominación del movimiento varía según los países: en Alemania «Jugendstil», por la revista Jugend; en Italia, «Stile Liberty»; en Austria, «Sezessionstil», y en España «Modernismo». Pero el nombre que más difusión alcanza es el de Art Nouveau, que se debe a la tienda de París, Maison de l´Art Nouveau. En cada uno de estos lugares destacan artistas como Morris, Mackmurdo y Beardsley (Inglaterra); Victor Horta y Henry Van de Velde (Bruselas); Hector Guimard (París); Moser, Hoffmann y Klimt (Viena), y Gaudí, en España. Contribuyen a difundir su estética revistas como la inglesa The Studio, la alemana Pan y la austriaca Ver Sacrum, exponente de las ideas de la Secesión de Viena de 1897; sin olvidar la Exposición Universal de París de 1900. El sentido de libertad y de innovación que los modernistas consiguen en la arquitectura y la importancia que adquiere el diseño para las artes aplicadas, constituyen la herencia del modernismo para el arte del siglo XX.

Guía museística: Morris, Beardsley, Klimt y Gaudí.

Enlaces relacionados: Anatomy of an Exhibition (Art Nouveau. 1890-1914) y Henry van de Velde y la abstracción de la empatía, 1895-1914.

La Österreichische Galerie Belvedere ambienta sus interiores con Gustav Klimt – Landscapes (inglés y alemán) hasta el 23 de febrero de 2003 y de paso ofrece un completo paseo virtual: Obras maestras de museos europeos y americanos junto con el préstamo de colecciones privadas, hacen posible que por primera vez se realice una monográfica dedicada exclusivamente a los paisajes de Klimt. Estos trabajos, siempre a la sombra de los célebres retratos de mujeres, resultan en algunos casos mucho más privados, íntimos y auténticos que el más erótico de los anteriores.