Biodiversidad

El Leopardo de las nieves (Panthera uncia)

Uno de los animales más hermosos de la Tierra, el Leopardo de las nieves, se enfrenta desde hace tiempo a grandes peligros debido a la reducción de su hábitat. No obstante, el hecho de que viva por encima de los 3.000 metros había protegido hasta ahora a los últimos de su especie (entre 4.500 y 10.000 ejemplares; la mayoría en China). Ahora, el cambio climático y el aumento de las temperaturas ha permitido que leopardos comunes se adentren en su hábitat y provoquen con ello una competencia para la que nuestro misterioso felino tal vez no esté preparado [Seguir leyendo en Conflicto entre leopardos en el Techo del Mundo]

Jorge Cervera Hauser

Al productor de cine y fotógrafo submarino Jorge Cervera Hauser le gusta retratar a los animales marinos en su intimidad y sus fotografías tienen siempre algo de especial.

Su afición a la conservación de la fauna marina le ha llevado a codirigir la ONG Pelagic Life cuyo objetivo es proteger la biodiversidad del mar abierto. En 2014 produjo el documental México Pelagico.

SVALBARD, NORUEGA (19 Junio 2006)—En una isla cercana al Polo Norte, los jefes de Estado de cinco países nórdicos y el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos pusieron la primera piedra de una bóveda de semillas “a toda prueba” que será construida dentro de una montaña ártica. La “bóveda del fin del mundo” o Svalbard International Seed Vault (SISV) tendrá una capacidad para tres millones de muestras de semillas. En definitiva, albergará replicados de cada variedad conocida de cultivos; igualmente, tendrá extensa capacidad para acomodar nuevas variedades a medida que surjan naturalmente. Cubiertas por permafrost y roca, las muestras permanecerán congeladas aunque falle la electricidad. Las muestras conservadas en “cajas negras” sólo se pondrán en circulación en caso de que todas las otras fuentes de semillas hayan sido destruidas o agotadas [Leer nota de prensa completa en español].

Matanza de focas«En Canadá se está llevando a cabo la caza anual de focas en medio de presiones internacionales para poner fin a esta práctica. Hasta 325.000 especímenes jóvenes podrían ser asesinados en las próximas semanas», según informa la BBC. Para el Gobierno canadiense, sin embargo, se trata de una actividad respetuosa con los principios de conservación de la fauna. El diario El País también publicó un reportaje que incluía la fotografía mostrada a la izquierda, lo que ha ocasionado la protesta de Stuart Savage (Ministro consejero. Embajada de Canadá):

«Con 5,8 millones de ejemplares, tres veces más que en los años setenta, la población de focas hoy en Canadá es abundante y de ninguna manera está en peligro. La caza de focas está estrictamente controlada siguiendo criterios científicos de conservación de los recursos.

La caza de crías de foca está prohibida en Canadá desde 1987 y las focas capturadas son animales adultos. La reglamentación canadiense contempla métodos de captura rápidos e incruentos y exige que se determine claramente la muerte del animal antes de su transformación. Según la Asociación Canadiense de Médicos Veterinarios, el 98% de las focas capturadas son abatidas según estos métodos. El Ministerio de Pesca y Océanos de Canadá vigila estrechamente la aplicación de esta reglamentación y los infractores son perseguidos.

Las focas representan un recurso natural abundante y valioso para las lejanas comunidades del norte y del este de Canadá donde no existen muchas otras oportunidades económicas. Este recurso, del que se aprovechan la piel, el aceite y la carne, forma parte además de la vida cultural y social de las poblaciones nativas e inuits».

Por contra, el Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat (IFAW) informa que, según un estudio científico, el enfoque del Departamento de Pesca y Océanos de Canadá (DPO) para el manejo de las focas arpa, amenaza con reducir la población en más del 70% durante los próximos 15 años.

Estamos tan entretenidos con encapuchados, naciones, derechos históricos y patrias imaginarias que no nos queda tiempo para reparar en otros asuntos como, por ejemplo, la denominada «sexta extinción», que ha sido objeto de debate en el octavo encuentro de la Conferencia de las Partes de la Convención sobre Diversidad Biológica. En ella se intentan establecer medidas concretas en torno a cuatro ejes principales: áreas protegidas, conservación, variabilidad genética y especies invasoras. ¿Ha acudido algún representante del Gobierno español? Según la lista de participantes sí, aunque de incógnito porque aquí nadie ha dicho ni mú. De hecho, en la web del Ministerio de Medio Ambiente no he encontrado referencia alguna a tan digna reunión. Como tampoco del IV Foro Mundial del Agua. Pero es lógico: aquí, las desaladoras, los campos de golf, las urbanizaciones de lujo y la sobrexplotación agraria han formado una extraña simbiosis que nadie se atreve a romper. Al menos, Zaragoza y su Expo 2008 han estado presentes en este «evento» con un «stand» propio. Lástima que no hayan obtenido la debida repercusión informativa: la utilización de tan sonoras voces inglesas en la publicidad lo merecía.

CEPESMA (Coordinadora para el estudio y protección de las especies marinas) es una asociación en la que se trabaja fundamentalmente en la recuperación de especies marinas. Nació por iniciativa personal de Luis Laria, buceador por vocación y empresario de Luarca (Asturias) que puso en marcha la asociación implicando tanto a biólogos como a veterinarios, naturalistas, instituciones, etc de la zona, en la recuperación de especies marinas a raíz de la aparición en nuestra costa de dos delfines que se hicieron “sus amigos” y que permanecieron visibles durante meses viviendo en las playas del Concejo para regocijo de todos los que vivimos aquí y muchos visitantes que pudimos ver sus juegos y piruetas. A estos delfines, Laria los llamó Enol y Ercina, en honor a los lagos de las montañas de Covadonga. Ahora ya no están en nuestras playas. Desde hace meses, siguen viaje lejos de aquí.