Canfranc

Si hace unos días nos imbuíamos en la historia de la inauguración de la estación de Canfranc en 1928, esta semana nos toca hablar de su recreación porque el pasado 17 de septiembre del presente año se declaraba la "Recreación Histórica de la Inauguración de la Estación Internacional de Canfranc", que tiene lugar cada año el día 18 de julio en dicha localidad, como Fiesta de Interés Turístico de Aragón.

Y como prueba del esfuerzo que realizan los canfraneros para transportarnos al siglo pasado, les dejo una galería de imágenes que corroboran el éxito de su trabajo:

Alfonso XIII, Primo de Rivera y Gaston Doumergue, presidente de Francia, en la inauguración de Canfranc
Alfonso XIII, Primo de Rivera y Gaston Doumergue, presidente de Francia, en la inauguración de Canfranc

El 18 de julio de 1928 se inaugura la estación de Canfranc en presencia del rey Alfonso XIII, el general Miguel Primo de Rivera y el presidente de la República Francesa Gaston Doumergue. De aquella solemne ceremonia solo han llegado a nuestros días las imágenes grabadas por Antonio Tramullas (Inauguración del ferrocarril de Canfranc), que se conserva en la Filmoteca Española,y otra grabación realizada por Charles Pathé que fue descubierta en 2019. La primera no está disponible al público pero podemos disfrutar de la segunda:

Desde aquél lejano año muchos han pretendido enterrarla, pero su epitafio aún no se ha escrito. La lucha de los aragoneses para lograr esta infraestructura arranca el 19 de noviembre de 1853. En esa fecha se firmó el manifiesto «Los aragoneses a la nación española», un documento en el que se pedía por primera vez que se construyera una línea de ferrocarril que uniera Madrid y París a través del Pirineo aragonés. A partir de esa fecha se suceden diversos hechos que culminan con la inauguración de la estación.

En 1970 el descarrilamiento de un tren de mercancías en el lado francés y el posterior derrumbe del puente de L’Estanguet supuso el cierre de la línea. Desde entonces, la lucha —tanto desde España como desde Francia— por abrir de nuevo ese corredor ferroviario no ha cesado y es tal el empeño puesto en ello por nuestros conciudadanos que cada 18 de julio recrean su puesta en marcha. El periódico Heraldo de Aragón le ha dedicado un especial titulado 90 años de trayecto que narra el devenir de este emblemática obra.

Viaje a Canfranc

Muchas leyendas se ciernen sobre este municipio de Huesca en la frontera con Francia: nazis, oro y una gran red de espías que se tejió en torno a su estación internacional. Medio siglo después de su cierre, el pueblo conserva la esperanza de volver a verla en marcha... [Leer el reportaje del País Semanal: El misterio de Canfranc: nazis, espías y oro]

Y más información en el especial de Heraldo de Aragón: El oro nazi.

Itinerario
Itinerario

La excursión es una de las más agradables que se pueden hacer en el valle del Aragón, tanto por el itinerario como por el lugar a donde se llega: unos hermosísimos prados cerrados por la majestuosa estampa de los Lecherines. En todo momento se siguen las marcas blancas y rojas de la variante de la Senda Pirenaica GR 11.1.

Situados en el extremo sur del pueblo de Canfranc, se cruza la carretera para tomar un camino que comienza a remontar el barranco de los Meses, que en esta zona de la embocadura ocuparon en su día huertos y campos. El camino pronto queda envuelto en el bosque, mientras gana altura. Al poco pasa por los restos de un antiguo vivero de repoblación y comienza a zigzaguear de manera más acusada. Cruza un dique de contención del barranco de Os Arones, pegándose a unos farallones rocosos, mientras pasa junto a la fuente de la Paja o la Pajeta antes de desembocar en la pista que sube desde Villanúa.

Se toma la pista a la derecha, en ascenso, rodeados de un magnífico bosque de pinos y abetos. La trocha traza algunas curvas, alcanzando en una de ellas la fuente de los Abetazos, bajo un magnífico ejemplar de abeto. Poco después, el bosque se va aclarando y aparece la llanada de Gabardito, donde enseguida alcanzamos la mallata en la que finaliza esta excursión, un refugio forestal usado por los pastores que traen hasta aquí sus vacas a pastar. El regreso se realiza por el mismo itinerario.

De Canfranc a la mallata de Gabardito. Inicio de la senda
Inicio de la senda
De Canfranc a la mallata de Gabardito. Vivero de repoblación
Antiguo vivero de repoblación
De Canfranc a la mallata de Gabardito. Dique de contención
Dique de contención barranco Os Arones
De Canfranc a la mallata de Gabardito. Farallón
Farallón
De Canfranc a la mallata de Gabardito. Lirios silvestres
Lirios silvestres
De Canfranc a la mallata de Gabardito. Fuente de los Abetazos
Fuente de los Abetazos
De Canfranc a la mallata de Gabardito. Llegando a la mallata
Llegando a la mallata
De Canfranc a la mallata de Gabardito. Mallata y refugio
Mallata y refugio
De Canfranc a la mallata de Gabardito. Refugio
Refugio
De Canfranc a la mallata de Gabardito. Los lecherienes
Los lecherines
De Canfranc a la mallata de Gabardito. Canal de Ip
Canal de Ip

De Canfranc a la mallata de Gabardito. DesnivelDe Canfranc a la mallata de Gabardito. MIDE

Vaya lío con los papeles del “oro”. Resulta que hace unos meses – noviembre del año pasado – el ciudadano francés Jonathan Días encontró unos mil documentos relacionados con el tráfico de oro y divisas entre Suiza y Portugal a través de territorio español durante la II Guerra Mundial. Oro y divisas que, previamente, habían sido robados por el régimen nazi a judíos víctimas del Holocausto. Y digo encontró porque dichos papeles estaban en una vía abandonada próxima a la antigua estación de Canfranc (Huesca). Ahora, el Gobierno de Aragón reclama los documentos. ¡De chiste!.