Dadaísmo

La exposición presenta un panorama de las múltiples expresiones dadaístas como las que encontramos en Zurich, Berlín, Hannover, Colonia, París y Nueva York entre 1916, fecha de la fundación del Cabaret Voltaire en Zurich, y 1924, periodo en el que la mayoría de los grupos dadaístas se dispersaron o bien cambiaron de rumbo.

DadáMax Ernst
German, 1891–1976
Dada siegt! (Dada Triumphs!), poster for the exhibition Dada-Vorfrühling (Dada Early Spring),
Brauhaus Winter (Winter Brewery), 1920
letterpress

FUENTE: Suplemento Babelia (29 de octubre de 2005). Texto y enlaces por Josep M. Sarriegui.

Dinamitaron las reglas hasta ser absorbidos y transformados en escuela. Los dadaístas circulan hoy en abundancia por Internet, en cualquiera de sus facetas.

  • www.ubu.com/sound/hausmann.html: UbuWeb Sound reúne grabaciones sonoras de Raoul Hausmann, uno de los fundadores históricos del dadaísmo, autor de célebres fotomontajes y padre, junto a Hugo Ball, de los “poemas fonéticos”.
  • http://sdrc.lib.uiowa.edu/dada/collection.htm: Una impresionante colección visual de documentos de época (libros, panfletos, periódicos) relacionados con el dadaísmo, digitalizados y puestos en circulación por la Universidad de Iowa (Estados Unidos). Incluye, entre otros materiales, todos los boletines, página a página, de Dada, editados por Tristan Tzara en Zúrich entre 1917 y 1921.
  • El texto en castellano del Manifiesto dadaísta, con el que Tristan Tzara dio carta de naturaleza en 1918 al movimiento que convulsionó las ideas artísticas y sociales establecidas.
  • www.uclm.es/artesonoro/K.SCHWITTERS/INDICE.K.S.html: En el sitio web de la Universidad de Castilla-La Mancha han recopilado un valioso material sobre la faceta literaria de Kurt Schwitters, artista admirado sobre todo por sus collages y pinturas, que bautizó como arte Merz.
  • www.edition-grasset.fr/chapitres/ch_buot2.htm: Primeros capítulos, en francés, de L’homme qui inventa la Révolution Dada, biografía de Tristan Tzara publicada por François Buot en la editorial Grasset.
  • : Sitio web en castellano dedicado al insigne cabaret Voltaire, con enlaces a otras páginas consagradas a artistas dadá, entre ellos Hugo Ball, de quien se reproducen algunos de sus poemas.
  • www.centrepompidou.fr/Pompidou/Accueil.nsf/tunnel?OpenForm: Sitio de Internet del Centro Pompidou (París), con información, en francés, inglés y español, sobre su vigente exposición dedicada al dadaísmo.

Retrospectiva de Christian Schad en el Musée Maillol Fondation Dina Vierny, París (Del 6 de noviembre de 2002 al 14 de febrero de 2003). Esta extraordinaria exposición merece por si sola un viaje, pues, salvo en Alemania, es la primera vez que este artista goza de una gran retrospectiva. Perteneció al grupo Dada de Zúrich, colaborando con Tristan Tzara y Picabia, y allí inventó las llamadas –por Tzara- «schadografías», similares y paralelas, si no anteriores, a los rayogramas de Man Ray, ya que fueron hechas en 1918-1919. También realizó objetos con materiales pobres y de desecho, assemblages a la manera de Schwitters, para pasar después a ser uno de los mejores representantes de la Nueva Objetividad. Obras como su Autorretrato con modelo, 1927, el Dr. Haustein, 1928, o Dos chicas, 1928 (el retrato de dos lesbianas), fueron ya considerados iconos en su época. Cabe señalar unas extraordinarias litografías de genitales femeninos.

Por Victoria Combalía.

Galería de imágenes (las secciones más interesantes son «obrazy» y «schadografie»).

********************

Christian Schad: Retrato del Dr. Haustein, 1928
Christian Schad: Retrato del Dr. Haustein, 1928

De todos los pintores de la Nueva Objetividad, Schad fue el menos político, pero el que más carga psicológica aplicó a sus obras. En este retrato se recoge con una fidelidad extrema, casi obsesiva, la imagen de un médico dermatólogo de origen judío, llevando bajo el brazo un instrumento clínico como único atributo. Detrás, una amenazante sombra recrea el perfil de la amante del retratado, una modelo profesional. Se ha comentado que esta obra, con su aire intranquilo y de desasosiego, tuvo carácter premonitorio, pues el retratado se suicidaría años más tarde al saber que la Gestapo iba a detenerlo.