Desastres naturales

Louisiana (EE. UU.). 6 de mayo de 2010. Vista aérea del petróleo derramado desde la boca del pozo Deepwater Horizon, la plataforma petrolera arrendada de BP que explotó el 20 de abril y se hundió después de la quema. © Daniel Beltra / Greenpeace.
Louisiana (EE. UU.). 6 de mayo de 2010. Vista aérea del petróleo derramado desde la boca del pozo Deepwater Horizon, la plataforma petrolera arrendada de BP que explotó el 20 de abril y se hundió después de la quema. © Daniel Beltra / Greenpeace.
27/10/05 Barreirinha (Brasil). Barco fluvial encallado en un banco de arena al este de Barreirinha, durante una de las peores sequías jamás registradas en el Amazonas. © Daniel Beltra / Greenpeace
27/10/05 Barreirinha (Brasil). Barco fluvial encallado en un banco de arena al este de Barreirinha, durante una de las peores sequías jamás registradas en el Amazonas. © Daniel Beltra / Greenpeace

Madrileño de nacimiento, fotógrafo por vocación y amante de la Naturaleza: así podemos definir a Daniel Beltrá, un artista preocupado por el impacto humano sobre el medio ambiente.

Con un enfoque original —fotografía aérea—, ha realizado trabajos siempre relacionados con el medio ambiente como la deforestación o el calentamiento global. También ha fotografiado los destares provocados por el hombre y, de hecho, su trabajo más conocido es la serie de fotografías sobre el derrame de petróleo de Deepwater Horizon (Spill).

Podéis ver su trabajo en Facebook, Instagram o en su sitio web.

El verano del 2002 será recordado en Europa central como uno de los más fatídicos del último medio siglo por la gravedad de las inundaciones sufridas, que causaron daños estimados superiores a los 20 000 millones de euros. Un año antes y en contextos muy diferentes, El Salvador y la India se vieron afectados por movimientos sísmicos que provocaron miles de víctimas. En el 2000, las aguas cubrieron gran parte del territorio de Mozambique, uno de los Estados más pobres del planeta, mientras que en 1999 habría que destacar las inundaciones y movimientos de ladera en Venezuela (alrededor de 50 000 muertos) y los seísmos de Izmit, en Turquía (unos 20 000 muertos). Seguir leyendo en Ecotropía.